"Dobletean" TV’s beneficiarios de programas de la Sedesol

Beneficiarios de Sedesol reciben dos o más pantallas
En el caso de la entrega de televisiones digitales en la delegación Benito Juárez, EL UNIVERSAL documentó que un beneficiario transportó su aparato en una camioneta Journey Dodge, cuyo modelo más económico cuesta 300 mil pesos. FOTO: CARLA MARTÍNEZ
01/07/2015
03:05
Carla Martínez
-A +A

[email protected]

Hermelinda Arcocha y Amezcua recibirá dos televisiones digitales debido a que es beneficiaria de dos programas sociales de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). El padrón elaborado por la dependencia para la entrega de televisiones digitales permite que por ambos obtenga un aparato.

La señora Arcocha forma parte del Programa de Pensión para Adultos Mayores y del Programa de Abasto Social de Leche a cargo de Liconsa. La Sedesol la mantuvo como beneficiaria de ambos en el padrón elaborado para la entrega de televisiones digitales, por lo que podrá obtener dos equipos.

Sin embargo, el Programa de Trabajo para la Transición hacia la Televisión Digital Terrestre (TDT) elaborado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) explica que la estrategia en materia de inclusión digital consiste en la entrega de un solo televisor por hogar.

“Considera la entrega de televisores digitales a los hogares en los que habite población de escasos recursos. Un televisor digital a cada uno de los 13.8 millones de hogares inscritos en el padrón nacional de beneficiarios de los diversos programas sociales de la Sedesol”, indica el esquema, aunque la cifra de los 13.8 millones fue ajustada a 10 millones de televisiones, considerando los migrantes y personas fallecidas, según Mónica Aspe, subsecretaria de Comunicaciones de la SCT.

Asimismo, ambas dependencias han explicado que el padrón ha sido ajustado en diversas ocasiones para que cumpla con el objetivo de que cada hogar reciba una televisión.

EL UNIVERSAL constató que en la delegación Benito Juárez de la ciudad de México se han entregado dos televisiones digitales a un solo beneficiario, y dos o más aparatos por familia. En un lapso de media hora se contabilizaron 12 beneficiarios que recibieron dos televisiones digitales.

Cabe destacar que de los 10 millones de aparatos que la SCT piensa regalar, solamente se han entregado 3 millones 481 mil 286 y la dependencia tiene pendiente la adquisición de 4 millones de televisores.

El costo de estos dispositivos que ha pagado la SCT oscila entre los mil 890 pesos hasta los 2 mil 549 pesos, y el presupuesto inicial para este programa era de 26 mil millones de pesos, cifra que se redujo por el recorte presupuestal de la dependencia.

Por otra parte, no todos los beneficiarios del padrón de la Sedesol son de escasos recursos, pues casas y condominios de colonias como la Del Valle y Narvarte fueron notificados sobre la entrega de televisiones digitales, aseguró personal de la dependencia.

En el caso de la entrega de televisiones digitales en la delegación Benito Juárez, EL UNIVERSAL documentó que un beneficiario transportó su televisor en una camioneta Journey de Dodge, cuyo modelo más económico ronda los 300 mil pesos.

Carecen de coordinación. Personal de atención a beneficiarios comentó vía telefónica que el programa de entrega no está bien coordinado entre la SCT y Sedesol, lo cual genera problemas en diversas localidades.

“El problema que se generó ahí —en la delegación Benito Juárez— no es el único en el que nos ha pasado, nosotros —en Sedesol— no vemos la logística, la ve la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ellos designan, mandan y hacen la entrega, nosotros sólo damos la ubicación, les damos el apoyo a la gente que nos llama de cómo llegar”, explicó personal de dicha dependencia.

Aunado a lo anterior, la SCT y la Sedesol no han logrado organizarse para las entregas de televisores.

“Hemos tenido problemas con toda esa situación, de hecho nos ha tocado que nos llegan reportes de centros de distribución en los que ya se iban y nunca nos avisaron que estaban entregando”, aseguran empleados de atención de la secretaría.

Esta falta de información respecto al proceso de entrega de televisiones ha llevado a que los beneficiarios tuvieran que acudir varias veces a los lugares donde se tenía programada la adjudicación de los aparatos.

Padrón es poco confiable. Gabriel Sosa Plata, analista en telecomunicaciones, comentó que la entrega de dos o más televisiones por beneficiario o familia afecta a los sectores que deben recibir los aparatos para no quedarse sin señal tras el ‘apagón analógico’.

“Si se están entregando dos equipos por hogar, por ejemplo, seguramente en términos de la información que se está dando a la SCT es que son dos hogares, cuando en realidad es uno, esto es algo que estaría distorsionando el equipamiento real de los hogares en este programa costosísimo que está llevando a cabo el gobierno federal”, aseguró el experto.

Esto se traduce en que la SCT confíe en el padrón de la Sedesol que, en teoría, se esperaba fuera confiable, porque ha sido auditado, y por ello la dependencia que dirige Gerardo Ruiz Esparza está entregando más de una televisión por hogar.

“No debería ocurrir este fenómeno de duplicidad de beneficiarios, no sólo porque aparecen dos veces, sino también por familia, lo cual habla de que este programa de transición hacia la televisión digital y el equipamiento tampoco son tan confiables, la cifra que nos están ofreciendo pudiese no ser similar”, precisó el analista.

Esto trae como consecuencia que se genere un mercado negro de venta de receptores y se traduce en un “dispendio de recursos que en una sociedad con tantas necesidades y pobreza presupuestal no debe estarse realizando de esta manera”.

“Desgraciadamente es un ejemplo más de lo que ocurre en este país, porque las reglas no son claras, y cuando las reglas no son claras no se cumplen, no hay sanciones y no hay forma de darles cumplimiento”, subrayó Lester García, experto en telecomunicaciones del ITESM.

Los efectos de esta falta de transparencia y de que se ha ejecutado mal esta estrategia pueden derivar en familias que se queden sin señal cuando se ejecute el ‘apagón’, comentó.

“Obviamente va a haber impactos individuales en familias que se van a quedar sin acceso a la televisión, dinero que se gastó, que se derrochó, corrupción y ese tipo de situaciones que son un costo y un lastre para la sociedad en general”, señaló García.

Respecto a la posibilidad de modificar el programa, el académico mencionó que es complicado y sería más costoso, pues era una estrategia adecuada pero se ha ejecutado de manera incorrecta. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS