Ven en WiFi opción para cobertura de área rural

Académico de la Columbia Business School asegura que resulta más barato y genera menores gastos que la inversión en subastas de espectro radioeléctrico
14/07/2015
02:20
Carla Martínez
-A +A

[email protected]

CANCÚN, QR— El servicio WiFi es una alternativa que puede sumarse a infraestructura como la red compartida con el fin de ofrecer servicios de banda ancha en zonas rurales y remotas, dijo Raúl Katz, profesor de Columbia Business School, durante el Congreso Internacional de Telecomunicaciones.

El académico explicó que existen tres maneras de dar cobertura en zonas rurales que resultan más baratas y  a la vez generan menores gastos que la inversión en subastas de espectro radioeléctrico.

“Si bien la subastas son importantes para maximizar los recursos de los gobiernos en función de las entradas para el gobierno y cobertura, se necesitan métodos alternativos de asignación de espectro para llegar a las zonas rurales”, comentó Katz.

De acuerdo con cifras del académico, el retorno interno de inversión que tendrían las empresas (Internal Rate of Return, IRR) en el caso de la otorgamiento de espectro es de 11.67%, con el uso de espectro libre para WiFi es de 33.48% y con el parque de espectro es de 21.56%.

Además, conforme un ejemplo promedio elaborado por el académico, donde se comparan las posibilidades para dar servicios en áreas no urbanas, Katz mencionó que el costo promedio por el uso del espectro resultado de una subasta es de 40 millones de dólares más 700 mil dólares anuales por el uso del mismo, mientras que en el caso de espectro no licenciado para WiFi se requiere una inversión de 2 mil 500 dólares y cuando se implementa un parque de espectro se pagarían alrededor de 154 mil dólares anuales.

Si bien las redes dorsales como la red compartida tienen el objetivo de llegar a zonas remotas, construir la red en áreas rurales tiene un costo de aproximadamente 8 mil millones de dólares, dijo Katz.

Por esa razón, los gobiernos deben evaluar distintos esquemas de asignación de espectro inalámbrico con el fin de reducir el fallo de despliegue de las redes y considerando el alza en el uso de dispositivos móviles.

Por ejemplo, en Estados Unidos, existe una industria de Wireless Internet Services Provider (WISP’s) que ofrece acceso a internet a través de WiFi en algunas localidades del país y en Canadá la red dorsal ha podido ser satelital con una distribución local a través de WiFi, lo cual garantiza que el servicio llegue a una mayor cantidad de personas.

Asimismo, se evitan riesgos pues ocurre que “el operador adquiere la licencia pero nunca cumple a la zona remota y no tiene capacidad de comprobar si llegó o no”, comentó.

En el caso de México, la mitad de los mexicanos tienen acceso a internet  y aunque “la tasa de adopción de tecnologías y uso de internet es elevada en los segmentos más jóvenes, ha crecido muy poco en los segmentos de mayor edad y menor educación generando una brecha digital considerable”, comentó Gabriel Contreras, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Por ello, dijo que los reguladores deben fomentar el desarrollo de internet y su ubicuidad así como generar los incentivos para el uso y despliegue eficiente de infraestructura.

“La región enfrenta desafíos generados por una amplia brecha digital y mercados concentrados”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS