México puede librar alza de tasas en EU, dice Stiglitz

El Nobel de Economía afirma que ya no depender tanto del petróleo es benéfico
Ante aseguradores, el Nobel de Economía se mostró optimista sobre la economía del país, pues considera que la política económica ya no depende exclusivamente de la recuperación de Estados Unidos (MÓISES PABLO / CUARTOSCURO)
07/05/2015
06:00
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz aseguró ayer que la economía mexicana está en una buena posición para soportar un incremento de las tasas de interés debido a que está diversificada, pues ya no depende tanto del petróleo, como solía hacerlo.

En entrevista en el marco de la 25 Convención Aseguradores de México, Stiglitz comentó que el alza de las tasas de interés será gradual y no ocasionará una salida de capitales del país.

Si bien el gobierno mexicano no ha logrado un balance, como han hecho otros países para que sus ingresos provengan de los impuestos y no del petróleo, la economía es sólida.

“Hay una debilidad económica derivada de los bajos precios del petróleo y un bajo gasto gubernamental, pero por ahora me inclinaría a no incrementar las tasas de interés y sacar ganancia del tipo de cambio para incrementar las exportaciones y estimular más las inversiones”, dijo Stiglitz.

Sobre la preocupación de que la inminente alza en las tasas de interés genere presiones inflacionarias, el Nobel de Economía indicó que los bancos centrales siempre se preocupan por la inflación, pero él considera que por el momento esto no representa un riesgo significativo.

“Los bancos centrales siempre se preocupan por la inflación, está en sus genes, y se preocupan de que una depreciación del tipo de cambio que resulte de no subir las tasas termine incrementando las presiones inflacionarias. En mi propio juicio, ahora no significa un riesgo significativo”, dijo Stiglitz.

La presentación del Nobel de Economía a los aseguradores destacó la importancia de incrementar el ahorro entre los mexicanos para que cuando exista una disminución de los ingresos por concepto del petróleo, el país no dependa de los mercados financieros para conseguir financiamiento.

Para impulsar el ahorro entre la población, Stiglitz recomendó la incorporación de más personas a la economía formal y la implementación de impuestos al consumo para que todos los ciudadanos paguen la misma cantidad de impuestos al comprar algún bien sin importar si proviene de la economía formal o informal.

“La informalidad es un problema de Latinoamérica y es importante porque no tienen las mismas prestaciones y no contribuyen.

“Si te mueves a impuestos al consumo, se cambia el impuesto de la unidad de producción a la unidad de consumo y no discriminas entre los dos tipos de producción formal o informal”, explicó Stiglitz.

Para lograr que un mayor número de personas se muevan a la economía formal, el Nobel de Economía recomendó hacer más atractivo para los pequeños empresarios mudarse a la formalidad a través de beneficios como acceso al financiamiento.

Sobre el nivel de ahorro de los mexicanos, Stiglitz destacó el caso de Singapur, donde el gobierno obliga a sus ciudadanos a ahorrar 42% de sus ingresos en una cuenta de ahorro.

“Lo canalizan a un fondo y usan ese dinero para comprar casas, pagar el seguro médico y pagar la jubilación. Ahora todos en Singapur tienen su propia casa, tienen jubilación y el país ha crecido, o sea que funciona, pero no todos los países tienen la posibilidad de obligar a sus ciudadanos a ahorrar esa cantidad de dinero de sus ingresos”, comentó Stiglitz.

Implementar el modelo de ahorro de Singapur en México resulta complicado, pero se podría buscar un esquema para fomentar el ahorro para la educación de los niños, por ejemplo.

En general, el Nobel de Economía se mostró optimista sobre la economía del país, pues considera que la política económica ya no depende exclusivamente de la recuperación de Estados Unidos como hace 10 o 12 años.

“Algunas reformas estructurales tomarán tiempo, pero la diversificación de la economía genera nuevas formas de ingreso que ayudan a la estabilidad económica, y entre más fuerte sea la economía doméstica más capacidad tendrá de enfrentar la volatilidad internacional”, apuntó Stiglitz.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS