Pemex, lista para recibir a inversionistas extranjeros

Expertos pronostican un valor promedio del barril de hasta 60 dólares. Una menor preocupación geopolítica en Medio Oriente reduciría cotizaciones
Directivos de Petróleos Mexicanos aseguran que la estrategia que pretende aplicar la empresa productiva del Estado puede extenderse a una transformación industrial, que incluye refinación y petroquímica (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
06/05/2015
04:37
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

Houston.— Petróleos Mexicanos (Pemex) ofreció oportunidades de negocio a los inversionistas extranjeros que participan en el sector energético internacional por casi 15 mil millones de dólares en este año, recursos que contribuirán a cubrir el “hueco” presupuestal que dejará de ejercer la empresa productiva del Estado por los recortes al gasto.

En el marco de la Offshore Technology Conference (OTC) 2015 que se lleva a cabo en esta ciudad, Arturo Henríquez Autrey, director Corporativo de Procura y Abastecimiento de Pemex, planteó a representantes de más de un centenar de compañías petroleras que la proveeduría que pretende desarrollar la empresa tendrá un costo de aproximadamente 33 mil millones de dólares en 2015.

De esa cantidad, 20 mil millones de dólares corresponderá a la inversión presupuestal de Pemex y los restantes 13 mil o 15 mil millones son las “oportunidades” que se abren por la afectaciones de los recortes presupuestales, “tomando en cuenta desde las asociaciones, los contratos que se asignarán con la Ronda Uno y la migración de contratos de yacimientos que le fueron asignados a Pemex al nuevo esquema contractual”.

Son, añadió, cifras que se mueven “porque ya podemos invitar a más jugadores a desarrollar nuestras reservas y acelerar ese proceso, por lo que si ahora son 30 mil millones de dólares, mañana pueden ser 35 mil millones, dependiendo que tan rápido o tan lento lleguen, es cuestión de movilidad”, dijo durante su participación en una de las mesas de la OTC.

Comentó que la estrategia puede extenderse a transformación industrial; es decir, refinación y petroquímica, en donde “estamos invitando a fondos de capital que invertirán con terceros que buscan ir de la mano con empresas mexicanas”.

Erik Legorreta, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Petrolera (AMIP), anunció que las 2 mil 500 empresas que forman el grupo invertirán 15 mil millones de dólares en los próximos tres años en proveeduría para Pemex.

“Vamos a aprovechar las oportunidades que Pemex no está llevando a cabo, ya sea a través de la construccion de infraestructura que le podemos rentar, ductos de pequeña y mediana longitud, desarrollo de plantas de almacenamiento de gasolinas, diésel y turbosina, o suministrando el producto en toda el país, sobre todo en zonas específicas, como el centro del país o en donde este tipo de infraestructura es necesaria, como Baja California o Yucatán, donde se desarrollen clústers industriales”.

Se trata, dijo, de sumar pequeñas y medianas inversiones para contrarrestar la pérdida de dinamismo de las inversiones de Pemex y transitar hacia un modelo de negocio que recaiga no sólo en Pemex, sino en la empresa privada, nacional o extranjera”.

El director Corporativo de Procura y Abastecimiento de Pemex se refirió a los problemas derivados de la negociación de los contratos vigentes con las empresas proveedoras, por las nuevas condiciones del mercado.

“Desafortunadamente tuvimos que renegociar, no nada más con los proveedores de plataformas, sino con todos los proveedores, pues un recorte de 4.5 mil millones de dólares puede ser un ciclo vicioso, con el cual empieza a bajar la producción”, indicó.

En plataformas, por ejemplo, el mandato del consejo fue renegociar los contratos perfectamente identificados por categorías; autoelevables, modulares, semisumergibles y de equipos terrestres, considerando lo que pasa a nivel internacional.

“Hicimos un análisis objetivo partiendo de la base de que si hoy tuviéramos que comprar o recontratar alguna plataforma, en qué condiciones lo haríamos y después fuimos con los proveedores para decirles que queremos fortalecer la relación de largo plazo y evitar conflictos”.

Detalló que en los últimos dos años, las plataformas auto elevables se contrataban a 150 o 160 mil dólares diarios. “Hablo de plataformas de 400 o 365 pies, pero en esas mismas plataformas se están contratando en 115, 110 o 120 mil dólares, y los precios siguen en declive”, aseveró.

Además, hay entre 30 y 40 plataformas que no tienen contrato; 60 con contratos que vencen este año; 95 auto elevables que salen de astilleros este año, muchas de las cuales no están contratadas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS