Infiniti Q50: un aspecto a la altura de las prestaciones

El Infiniti Q5O reivindica su estatus a través del diseño y tecnología
30/07/2017
18:30
Juan García Ávila
-A +A

Nashville, Tennessee, urbe de la Unión americana donde el espíritu musical y la buena vibra están presentes los 365 días del año (y centro de operaciones de Infiniti, también), nos abrió sus carreteras para poner a prueba y conocer los nuevos rasgos estéticos y tecnológicos de las versiones tope de gama del sedán insignia de la armadora japonesa: Q50 400 Sport y Q50 híbrido.

Más asertivo. El Q50 ha sido el punto de referencia para la marca en el renglón del diseño y también en el desarrollo de tecnologías y motorizaciones híbridas. Sus modificaciones son notorias en las fascias, que se ensancharon y obligaron a reducir la altura de las entradas de aire para mejorar su coeficiente aerodinámico. 

La parrilla de doble arco también se actualizó para personalizar el carácter de estas versiones. Los rines de 19 pulgadas también ostentan características exclusivas para el tope de gama. En la parte posterior la tecnología LED añade impacto visual en las calaveras, las cuales rematan el carácter deportivo con el sistema doble de escape y el difusor. Este último adopta el color de la carrocería, al igual que los espejos laterales.

Por dentro.  El acabado artesanal es clave y predomina en todo el habitáculo. Materiales de alta calidad y costuras en color rojo se aprecian aquí y allá, en un conjunto de buen gusto. Los asientos, muy cómodos, se caracterizan por su relieve tipo diamante. La configuración de la consola central no sufrió cambios: preserva su funcionalidad y grado avanzado de conectividad, en pantallas touch.

Puesta a punto. A pesar de no contar con un cambio significativo en la parte mecánica, su imagen hoy interactúa mucho mejor con su carácter deportivo, que corre por cuenta del motor V6 de doble turbo y 3.0 litros, con 400 caballos de fuerza y el eléctrico-gasolina (híbrido) de 3.5 litros con 360 caballos de fuerza.

Por su parte, la calidad y experiencia de manejo llevan al piloto a un nivel superior, más allá de la transportación de rutina. Esa trascendencia recae, sobre todo, en los infinitos  modos de conducción. El Q50 cuenta con sensores que pueden realizar cerca de mil ajustes, según las condiciones del camino. La suspensión dinámica digital es capaz de aumentar las emociones. Un muestrario de electrónica que permite saborear mejor las prestaciones mecánicas, con un disparo de adrenalina en cada aceleración y giro, bien complementados con el sonido gutural del motor.

La firma comunicó que su llegada está prevista para noviembre y no reveló sus precios. 

ESPECIFICACIONES
MOTORV6 de 3.0 litros, biturbo
POTENCIA400 hp a 6,400 rpm
TORQUE 350 lb-pie a 5,200 rpm
TRANSMISIÓN Automática de 7 cambios
PRECIO Por confirmar

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS