Realizan primer análisis de reparabilidad a un automóvil híbrido en México

Las pruebas se realizaron en el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) con el Toyota Prius 2017
22/07/2017
14:41
Renzo Alejandro Chiquito
-A +A

Cesvi México (Centro de Experimentación y Seguridad Vial) llevó a cabo, en sus instalaciones ubicadas en la ciudad de Toluca, las pruebas de impacto a baja velocidad del automóvil Toyota Prius 2017, el auto híbrido de mayor aceptación por los conductores mexicanos hoy en día. Esto, como continuidad a su programa de investigaciones para este año.

Dichas pruebas de impacto cumplieron con los parámetros establecidos por el organismo internacional RCAR (Research Council Center for Automobile Repairs, Consejo mundial de centros de investigación en reparación automotriz)

Impacto trasero. En el primer experimento, correspondiente a la prueba de choque  trasero, el vehículo de impacto registró los 15.30 km/h y  con sus mil 400 kilogramos golpeó la parte trasera del Toyota Prius, el cual sufrió daños en fascia trasera, spoiler, tapa cajuela y alma metálica. 

img_58461.jpg

Alcance frontal. La segunda prueba consistió en la simulación del choque de frente. El vehículo híbrido alcanzó los 15.34 km/h e impactó el 40%  de su zona frontal izquierda, por lo que se afectaron cofre, fascia delantera, tapa de gancho de remolque y patilla del faro.

img_58151.jpg

¿Y todo para qué? Las pruebas   tiene la finalidad de analizar los aspectos de reparabilidad, disponibilidad de piezas y comportamiento de los elementos de seguridad del auto.

Además, y como parte del programa de muestra, Osiel Velázquez Rodríguez, director de operaciones de Cesvi México, expuso el tema ‘Retos y oportunidades en el mercado de reparaciones de colisión’, conferencia en la que explicó la evolución que han tenido los automóviles al contar cada vez más con sofisticadas tecnologías que demandan que los propios talleres de reparación se actualicen para que puedan regresar a su estado original carrocerías fabricadas por alineaciones de acero UHD (Ultra alta densidad) y de aluminio, además de reemplazar bolsas de aire.

Conducción del futuro.  De igual manera con los sensores de sistemas avanzados de asistencia al conductor, del cual mencionó que de seguir la velocidad de desarrollo e implementación de infraestructura urbana y diseño automotriz, la expectativa es que en 2022 sea muy común el control de aceleración por lo que se manejaría “sin los pies”.

Pero no todo termina ahí, para el año 2028 se prevé manejar “sin las manos” al contar con auxiliares de permanencia en el carril y para el 2036 el reto es manejar “sin ojos” y por muy loco que parezca, en el 2045 se lograría la autonomía plena del automóvil al conjugar los factores para conducir “sin mente”.

Respecto a la nueva generación de clientes, Velázquez Rodríguez mencionó que cuentan  con mayor acceso a medios electrónicos, por lo que exigen más información y por lo tanto piden que se les brinden detalles continuos a lo largo del proceso de reparación del auto, debido a que saben que es posible hacerlo.

De enero a abril del 2017, se han vendido 3 mil 298 automóviles híbridos y 106 electrónicos para un total de 3 mil 404 unidades. En tanto que en el 2016 se comercializaron 8 mil 260 vehículos con estas tecnologías, según cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) .

Sobre la reparabilidad por colisión de vehículos híbridos y eléctricos, Cesvi México está a punto de publicar la canasta básica de refacciones 2017, que por primera vez incluye este segmento determinado por la propia AMIA.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS