​Ahorra mucho dinero con esta bitácora de servicio a tu auto

Cuando aparecen detalles en el auto muchas veces los dejamos pasar, pero esto a la larga puede resultar en un gasto muy alto en reparaciones
14/07/2017
12:16
Redacción
-A +A

Sin darnos cuenta, muchas veces vamos retrasando el mantenimiento del coche por dar prioridad a otros gastos urgentes. Lo malo es que, a la larga, esto provoca que se junten las averías, lo que afecta a nuestra cartera y, además, reduce el valor de reventa de nuestro auto.

Para que podamos programar a tiempo el chequeo de los sistemas y evitemos que el desgaste normal del vehículo se vuelva un dolor de cabeza, una bitácora es una gran herramienta con la cual podremos establecer fechas de servicio.

Calendario de servicio

TE PUEDE INTERESAR : Alarga la vida de tu auto (Tips de mantenimiento) 

Revisión diaria

Es importante darse tiempo para observar, de manera general, cómo funcionan los sistemas del coche. Por ejemplo, los limpiaparabrisas, o las luces interiores, así como detectar si existe algún ruido inusual.

Semanal

Cada ocho o 15 días hay que checar la presión de las llantas y si existen fugas de líquidos (frenos, refrigerante, aceite). Esta revisión es clave porque un bajo nivel de lubricante o anticongelante puede terminar con la vida del motor.

Mensual

Es recomendable verificar, cada 30 días, el desgaste de las llantas y el nivel del líquido de la transmisión.

Semestral

Es tiempo para una afinación menor y revisión de motor. También es importante verificar la batería y el radiador, además de la condición de las bandas (ventilador, dirección hidráulica, alternador, entre otras).

 Anual

Es fundamental visitar al mecánico para revisiones generales. Hay que checar las bujías y sus cables, así como la carga de la batería. Además es importante verificar la condición del sistema de aire acondicionado por si existen fugas de anticongelante. A todo esto se le suman cambios de filtros de aire, alineación y balanceo, y chequeo general del motor.

En este periodo es clave el cambio de aceite y filtro, o al llegar a los 20 mil kilómetros de rodamiento, para evitar que el contacto de metal contra metal provoque graves daños a la máquina y genere riesgos a la seguridad del conductor y acompañantes.

También en este término hay que realizar lavado y engrasado del motor, y cada dos años (o a los 50 kilómetros) hacerlo con el radiador, además de la sustitución del líquido y filtro de la transmisión.

Una bitácora de este tipo es la mejor aliada para mantener el coche en buen estado,  garantizar sus condiciones de seguridad y, claro, ayudar a nuestra economía. 
 
Fuente: TOTAL Quartz 

TE INTERESA:
Kia Servicio CVIS: crónica de un servicio no tan común 
El color del humo lo dice todo 
Cuida tu dinero con estos tips 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS