La nación Kia y su capital en Pesquería

A un año de arrancar, el enorme esfuerzo industrial coreano rinde frutos.
24/06/2017
16:00
PABLO GARCÍA
-A +A

Hay un vuelo de Aeroméxico semanal, desde Monterrey a Seúl, Corea, sin escalas. Prácticamente un charter. En él viajan muchos de los ejecutivos y técnicos coreanos que han hecho del municipio de Pesquería, Nuevo León, su hogar. Pero no solo ellos: montados en ese avión de ida y vuelta los 800 jóvenes mexicanos (aproximadamente) que se han capacitado en Corea para trabajar para Kia han enriquecido sus vidas; han adaptado su capacidad laboral a la disciplina de toda una ‘nación industrial’.
19275226_1523607534345224_2006531677605979715_n.jpg
Un año, un mes y ocho días después de arrancar su operación, el primer complejo industrial del gigante coreano en nuestro país ha superado los tiempo políticos complejos. ¿Una muestra contundente de ello? El pasado lunes 19 de junio se inauguraron dos vías ferroviarias al lado de la fábrica (un ramal de la ruta que va directo a la frontera, hacia Kansas) a través de las cuales pronto podrán embarcarse 400 Forte o Rio diarios para exportación, además de los 400 que se trasladan por madrina hacia puertos del Golfo de México. En la ceremonia de inauguración de las vías (una infraestructura clave para alcanzar los objetivos  de distribución de la marca a 65 países del mundo) estuvo el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, ‘El Bronco’, que campechano, repartió abrazos y palmaditas entre coreanos y nacionales. La planta de Kia es hoy una estrella de Nuevo León. Y las numerosas fondas de carretera que anuncian sus menús en español y coreano son la prueba más a nivel de cancha.  
19275091_1523607537678557_2875037865147079681_n.jpg
Hay otros datos igual de ‘objetivos’ para aplaudir la aventura industrial. Es muy probable que a final de este año, Kia supere su meta mínima de 250 mil autos producidos. El Hyundai Accent, otro producto del grupo (y, al mismo tiempo, competidor) es un hecho que se producirá en Pesquería. La marca ha empezado con pie derecho su misión de responsabilidad social en el municipio, pues ha invertido sanamente en la remodelación de escuelas y en programas de lectura para los más pequeños (incluso se ha esforzado en fabricar un camión-biblioteca, que llegará a los rincones menos favorecidos de la zona). 
Además, el motor con el nuevo ciclo Atkinson, que impulsa ya al Forte sedán, es una medalla de rendimiento de combustible que se puede atribuir a Pesquería.
19420629_1523607554345222_5415958998338606335_n.jpg 
Una red de proveedores bien sincronizada. Cada 53 segundos sale un Forte o un Rio de la fábrica, con todos los controles de calidad. Eso se puede lograr, entre otros factores, gracias a un procedimiento (casi un santo y seña del grupo) que se nombra Just in sequence (en oposición o perfeccionamiento del Just in time famoso). ¿Qué quiere decir? Que los proveedores de primer nivel (fabricantes de motores, tableros, componentes electrónicos y demás) no están lejos de las áreas de ensamblaje o pintura. De hecho, forman parte del mismo complejo y los insumos automotrices que van produciendo se montan en la línea misma, en las bandas de distribución, sin pausa. No hay costos de almacenamiento o esfuerzos logísticos remotos, tan caros y complicados de controlar. Pesquería es una inmensa maquinaria bien aceitada, con 180 hectáreas de construcción.
Hoy, Kia es la armadora en el séptimo lugar en México. Ha liderado el estudio de calidad inicial de J.D. Power por dos años consecutivos. Sin Pesquería y las 7,377 personas que trabajan en ella, no lo hubiera podido lograr. 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS