Audi Q5 2018: más motivos para el orgullo mexicano

Este SUV hecho en Puebla fue finalista en el World Car of the Year 2017. Ahora lo entendemos todo.
12/06/2017
12:22
Christian Pérez Vega
-A +A

De este auto sí que da gusto escribir. Y no solo por la calidad premium que ostenta, el excelente desempeño o el alto nivel de manejo (de los más exquisitos que hay en la industria). Es un placer tenerlo en estas páginas, sobre todo, por lo que representa para México. Es un modelo que pone en alto el nombre de nuestro país, pues es armado por manos mexicanas, las cuales, demuestran al mundo su altísima calidad y capacidad. Pues bien, para decirlo pronto: aquí se ha fabricado un vehículo que está considerado entre los mejores tres del mundo.
maxresdefault_0.jpg
Sí, lo sabemos: antes ha estado el Golf (que incluso fue el ganador del World Car of the Year en 2013). Sin embargo, hoy el Audi Q5 (a pesar de haber sido ‘apenas’ uno de los tres finalistas en esta categoría para la edición 2017) debe concebirse como la mejor carta de presentación de la calidad de mano de obra mexicana.
medium-44-2018-audi-q5-european-model-_0.jpg
Este bestseller de Audi se distingue por combinar la deportividad del mejor de sus sedanes con un carácter versátil y un interior altamente lujoso y tecnológico. Es muy alto el nivel que marca para las SUV compactas premium. 
2018_a5_sportback_feature_mmi.jpg
Lo primero que hay que destacar es el diseño exterior. Se trata de un vehículo que por medio de la aplicación de líneas marcadas en la carrocería, una enorme parrilla cromada y el trazo afilado de los nuevos faros Matrix LED con iluminación diurna, adquiere dosis altas de agresividad. La generación anterior pedía eso a gritos. Tenía que dejar ver un poco del espíritu deportivo que vive bajo su traje de alta costura. 
new-2018-audi-q5-20tfsipremiumplus-10209-16278850-39-640.jpg
En el interior se palpa una parte sustancial de los elementos que le permitieron al Q5, fabricado en la planta de San José Chiapa, Puebla, colocarse junto al Volkswagen Tiguan (por cierto, también hecho en México) y el Jaguar F-Pace en la final del World Car of the Year. Maravilla el estilo de diseño, la ergonomía, la alta calidad de materiales y, por supuesto, la tecnología. Se disfruta plenamente del Audi Virtual Cockpit, una forma avanzada de presentar la información del auto y del navegador, entre otras funciones, con gráficos en alta resolución en una espectacular pantalla de 12.3 pulgadas, todo controlado desde los mandos al volante. 
2018-audi-q5-rear-interior.jpg
También está a nuestro alcance con el sistema de conectividad e infoentretenimiento, los cuales, nos permiten una experiencia de manejo muy completa. De igual forma, el sistema de estacionamiento automático coloca al modelo en un lugar de vanguardia: las cámaras, montadas en los cuatro lados, crean una visión de 360 grados. No hay forma de no estar pendiente de todo lo que nos rodea, de forma natural, sin esfuerzo.
medium-344-2018-audi-q5.jpg
Es difícil decidir qué es lo mejor en este Q5; si la cantidad de tecnología, el diseño y calidad de materiales, o bien, el manejo. Este último punto siempre ha sido uno de los más interesantes en los autos de la marca alemana, sobre todo en los que cuentan con la tracción quattro. En el Q5 no se esperaban noticias en este sentido (mejores ni peores) pero, oh sorpresa: las cualidades dinámicas sí se podían mejorar. Había ‘un más allá’, y creemos en esa superación que parecía improbable está buena parte de la razón de su nominación al premio de mejor auto del mundo. 
medium-334-2018-audi-q5.jpg
El sistema incluye el motor 2.0 litros turbo de 252 hp, aunado a la tracción en las cuatro ruedas que automáticamente desconecta el eje trasero cuando no es necesario el elemento integral. Así se mejora la eficiencia de combustible sin reducir el agarre ni perjudicar la dinámica de conducción. Esto, a la vez, permite que el Q5 aproveche mejor la potencia y el torque del motor. Simplemente exquisito, tanto en la carretera como en la ciudad

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios