Ford Mustang de “Bullitt”, en un depósito chatarra en México

El icónico Ford Mustang GT-390, fue hallado en un depósito de autos chatarra
28/03/2017
12:20
Daniela Mazatle
-A +A

Cuando piensas en David Yates, Steve McQueen y el año 1968, rápidamente nos remontamos al filme “Bullitt”, una de las películas de persecución de autos más célebres del mundo del cine por la adrenalina y los grandes paisajes que la ciudad de San Francisco nos ofrece.

Al hablar de una persecución de vehículos, se nos viene a la mente velocidad, caballos de fuerza y habilidad para maniobrar con un volante y más de 80 kilos de metal. Justo así se describe la escena principal y representativa de “Bullitt”, donde observamos a Steve McQueen sentando frente al volante de una bestia verde – el Ford Mustang 390 GT- persiguiendo a dos criminales a bordo de un Dodge Charger negro por las montañas rusas que son las calles de San Francisco.

 

Para esta película, se usaron dos Mustangs, mientras que el primero de ellos se encuentra ahora en propiedad privada, el segundo de ellos, despareció luego del final de la filmación de la película y se mantuvo desparecido por casi 50 años y que, inclusive McQueen, trató de encontrarlo antes de su muerte en 1980 con nada más que tiempo perdido y miles de preguntas acerca de la desaparición del vehículo que cuando empezó con la búsqueda de éste. Pero, de acuerdo a una investigación hecha por el diario inglés, The Telegraph, el Mustang 390 GT, habría sido encontrado.  

steveletter_0.jpg

Sin embargo, cuando todo se veía perdido en la búsqueda del segundo Mustang, la luz abrió camino y nos dio la ubicación exacta del vehículo. Fueron dos jóvenes aficionados a los autos quienes lo encontraron, Hugo Sánchez y Ralph García Jr., quienes se dedican a convertir coches viejos en autenticas réplicas del “Eleonor”, el Mustang protagonista de la cinta “Gone in 60 seconds” -cabe destacar que en esta cinta, Eleonor rompió los paradigmas y se colocó como el único automóvil que ha aparecido en los créditos de un filme- cuando descubrieron el artefacto que por tantos años habían buscado, en un deposito chatarra en el estado de Baja California, en México.

Al principio, cuando los fanáticos de los autos -García y Sánchez- encontraron el automóvil, tenían la firme intención de convertir ese Mustang en otra réplica de la “Eleonor” de Gone in 60 seconds, pero para su mala fortuna, antes de realizar cualquier modificación o restauración, se tiene que cumplir con la política de control de Mustangs que se trata de comparar en una base de datos de producción de Ford, en poder de la empresa Marti Auto Works, todo lo que se tenga del vehículo. De acuerdo con Fox News, cuando los resultados de los datos metidos en aquella base llegaron a manos de García, se encontraba conmocionado al saber que ese Mustang que quería convertir en otra réplica del Eleonor, era el Mustang verde utilizada en Bullitt.

El número de identificación del vehículo -VIN por sus siglas en inglés- y el detallado pintado de verde que parece datar de hace más de 40 años, reveló que se trataba del Mustang 390 GT utilizado por McQueen en los 60´s y aunque muchas de las piezas originales seguían en su lugar, el eje trasero del vehículo ya había sido reemplazado con otro de un modelo diferente.

gaz_fb9b1180a8454888910276941295d4ea.jpg

A pesar de que el descubrimiento de una pieza como el Mustang 390 GT podría significar una venta millonaria, García y Sánchez han decidido restaurar a la “bestia verde” en su mayoría por el amor que tienen a la restauración de vehículos dejando de lado la parte “lucrativa” del asunto.

Tuvieron que pasar más de 40 años para que el Ford Mustang 390 GT,  aquella bestia verde de “Bullitt”, regresara a los reflectores y tras varios intentos de búsqueda por parte de muchas personas, el protagonista de aquella cinta regresó y gracias a las manos de dos mexicanos, regresará a ser la bestia verde que atemorizó al Dodge Charger en 1968.

 

Imágenes obtenidas de IMdB y Vintage Mustangs.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS