Cae cifra de personas sin lo necesario para comer

28/05/2015
02:00
-A +A

Roma.— El número de personas en el mundo que no tiene suficiente para comer ha caído a 795 millones, diez millones menos que el año pasado, dijeron ayer importantes funcionarios de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Pero no es momento de celebrar, dijo Josefina Stubbs, directora del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (IFAD, por sus siglas en inglés) de Naciones Unidas. “Cerca de mil millones de personas siguen padeciendo hambre, siguen sufriendo”, dijo.

Unas tres cuartas partes de quienes no tienen suficiente comida son pequeños granjeros, añadió.

La inversión social, en la cual se incluyen los programas de transferencia de dinero para los pobres y comidas escolares gratuitas, ha ayudado a reducir el hambre en Sudamérica hasta casi alcanzar el nivel cero, dijeron desde la ONU. En el este y sudeste asiático también se han registrado importantes progresos.

A nivel internacional, 167 millones menos de personas se enfrentan al hambre hoy en día, si comparamos con las cifras de hace una década, según el informe “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2015”.

A pesar de un aumento poblacional, el porcentaje de personas en el mundo que no tiene alimentos suficientes para comer ha caído hasta 13%, comparado con 23% registrado en 1990, según el informe. “El crecimiento económico por sí solo no resuelve el problema del hambre”, dijo José Graziano da Silva, director general de la Organización para la Alimentación y la Agricultura de la ONU (FAO) . “Necesitamos políticas específicas para abordar esta situación”, añadió. “Estamos muy cerca, pero desgraciadamente no hemos logrado la meta para 2015”, advirtió.

Como ex ministro brasileño de seguridad alimentaria, a Da Silva se le reconoce haber eliminado prácticamente el hambre en el país más grande de Sudamérica gracias a iniciativas de gasto social, entre ellas programas de transferencia de dinero que sirvieron como subsidio a familias pobres que mantienen a sus hijos en la escuela. Estas políticas, junto al crecimiento económico, han ayudado a reducir el número de personas hambrientas en todo el mundo en 216 millones desde 1990.

En torno a 20% de las personas que padecen hambre en el mundo viven en países que se enfrentan a crisis, incluso a conflictos, desastres naturales o inestabilidad política crónica, dijo Stanlake Samkange, alto cargo del Programa Mundial de Alimentos (PMA). En el África subsahariana, no obstante, el número de gente que pasa hambre ha ido en aumento, al contrario que la tendencia global, dijo Samkange. Reuters y EFE

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS