El Salón Rojo
Hablemos de cine

Se encuentra usted aquí

No les pedimos un viaje a la luna: la memoria del 85

El famoso documental sobre el movimiento de las costureras del 85 sirve para contrastar la tragedia que hoy se vive.
22/09/2017
10:35
-A +A

El nombre de este enigmático documental es la inspirada respuesta de una de las mujeres costureras (damnificadas luego del temblor de septiembre de 1985 en la ciudad de México) cuando le preguntaban sobre las demandas de su recién nacido movimiento al gobierno y las autoridades laborales.

 

Y en efecto, las ya legendarias costureras, damnificadas luego de caerse varias fábricas de ropa en la zona de Izazaga y anexas, no le pedían al gobierno otra cosa más que su intervención en la lucha contra los patrones, que luego del temblor simplemente se desentendieron, sin ofrecer nada a las dolientes mujeres que habrían sido fuerza laboral de esas empresas durante décadas. El temblor y la tragedia exhibieron las condiciones inhumanas de trabajo en las que vivían, con jornadas extenuantes, severos castigos por llegar tarde e incluso encerradas para que no salieran del lugar de trabajo.

 

Indemnización y recolocación eran las exigencias de estas aguerridas mujeres que en medio del caos se organizaron, pelearon, lucharon y en muchos casos ganaron, al darse cuenta que la solución iba más allá de pelearle derechos al patrón y mejor, como pudieron, se erigieron en grupos de cooperativas.

 

La cineasta María del Carmen Lara nos muestra varias postales de la tragedia, de la génesis del movimiento, de la consolidación del mismo, de los cientos de marchas y plantones donde le exigían al gobierno intervinieran por ellas. El entonces octogenario líder de la CTM, Fidel Velázquez, decía que él no sabía nada de las costureras, “mi ropa la cosen en casa”.

 

El filme también registra la participación del ejército en las zonas de desastre. Con sendos rifles al hombro, las fuerzas armadas se hacían presentes más como una fuerza represora y no como pelotón de ayuda que, como hoy día, asiste a la población en toda clase de desastres naturales.

 

Tal y como el movimiento de las costureras, este breve documental es realizado casi en su totalidad por mujeres, desde la fotografía, la edición, la producción y por supuesto la dirección. Se trata del atinado testimonio de una de las caras más enigmáticas de la tragedia del 85, la génesis del empoderamiento femenino moderno y la mejor película derivada de aquella tragedia. Este documental sirve para contrastar la tragedia, cuyos ecos resuenan de nuevo en el fatídico septiembre 19, ahora de 2017.

 

@elsalonrojo

Crítico de cine con 9 años de experiencia profesional. Ha colaborado en revistas y periódicos como 24 Horas, Newsweek, Chilango, Quién, Esquire, Cambio, entre otros.

Comentarios