El Salón Rojo
Hablemos de cine

Se encuentra usted aquí

Las peores películas que vi en 2017

Un recuento de lo peor que nos tocó ver en 2017.
22/12/2017
11:17
-A +A

Como cada año va la advertencia: están todas las que son pero no son todas las que están. Seguramente hay por ahí películas peores de las que estoy listando, si no aparecen es o porque afortunadamente no las vi o porque en una de esas y no me parecieron tan terribles. Aunque se listan en orden, lo cierto es que éste resulta irrelevante; hasta la basura se clasifica pero al final basura es.

 

10.- Beatriz at Dinner - Dir: Miguel Arteta

Tal vez lo justo hubiera sido incluir esta cinta dentro de las decepciones del año, pero esa lista no la hago. Beatriz at Dinner tenía el potencial de convertirse en algo tan relevante como Get Out, la premisa era interesante y por actuaciones no parábamos: una muy comprometida y convincente Salma Hayek y aquel monstruo llamado John Lithgow que se come a todos frente a la cámara.

 

El problema estaba en el guión, que rumbo a media película deja ir la oportunidad de ser relevante para dejarse llevar por una resolución de plano bastante estúpida. Una tragedia ver como tantos aciertos se lanzan por un barranco.

 

9.- Cómo cortar a tu Patán - Dir: Gabriela Tagliavini

 

En pleno 2017, una comedia romántica mexicana donde la chica -independiente y profesionista- no encontrará la felicidad a menos de que se enamore de un hombre (un hombre guapo, claro). La pobre Mariana Treviño -quien ha demostrado ya en diversas ocasiones su habilidad para la comedia- queda sola con el paquete de levantar una película pobremente escrita y peor actuada: una Camila Sodi que resulta exasperante, un Christopher Von Uckermann que es una auténtica tabla y un Sebastián Zurita que al menos sabe cómo resolver su papel.

 

Al final sólo queda el consuelo que el protagónico no haya sido para Martha Higareda (aunque bien pudo serlo).

 

9.- How to be a Latin Lover - Ken Marino

 

En el año en que las mujeres rompieron el silencio y cuya voz logró finalmente derrotar a un depredador de la talla de Harvey Weinstein, Eugenio Derbez consideró adecuado que su nueva “comedia” fuera sobre un vividor que hace del ejercicio de ligarse viejitas millonarias su método de sobrevivencia. A eso súmenle una filosofía de vida donde el trabajo es el peor de los males y el entrenamiento a un niño en las artes de “conquistar” mujeres sea su gran veta cómica, lo que tenemos es una auténtica joya que muestra en carne y hueso los valores, filias y fobias del comediante en activo más famoso de nuestro país. ¿Reir o llorar?

 

8.- Assasins Creed - Dir: Justin Kurzel

 

Arrastrado por su amigo Fassbender luego de trabajar juntos en su notable versión de Macbeth (2015), el australiano Justin Kurzel decide hacer caso omiso a la regla de oro que advierte que el cine y los videjuegos nomás no se llevan, apostando así su naciente prestigio en adaptar Assasins Creed al cine. La cinta fue un sonado fracaso en taquilla y me encantaría contarles de qué trata pero ni la presencia de Fassie ni la siempre hermosa Marion Cotillard lograron espantarme el sueño. Lo siento.

 

7.- Transfomers...la que sea que se haya estrenado este año - Dir: Michael Bay.

Ya es una necedad poner en esta lista cualquiera de las cintas de Transformers, lo sé, pero este año el espectáculo fue mayúsculo: ver cómo a Sir Anthony Hopkins le valió hacer el ridículo con tal de cobrar un jugoso chequesote. Esperemos que sus nietos y los hijos de sus nietos lo disfruten.

 

6.- 3 Idiotas - Dir: Carlos Bolado

Los caminos de la vida: ¿qué hace Carlos Bolado dirigiendo a Martha Higareda? Desgraciadamente nada bueno. Boba pero con buenas intenciones, 3 Idiotas es el remake de una exitosa cinta hindú homónima que no es sino una especie de frat movie donde el papel de los maestros tontos corre a cargo -penosamente- del Tec de Monterrey, quien suponemos pagó por aparecer en la película y permitió que la misma se filmara en sus instalaciones. Y ya ni decir de su visión sobre la ciencia como club de optimistas emprendedores new age. Absolutamente patético.

 

5.- Kingsman 2 - Dir: Matthew Vaughn

Qué forma tan espectacular de echar a perder lo que en su momento fue una agradable sorpresa. Con un presupuesto notablemente mayor al de la cinta pasada, un reparto que presumía el poder de su nómina (Juliane Moore, Chaning Tatum, Jeff Bridges, ¡Elton John!) y una trama absolutamente desquiciada, Kingsman 2 manda al carajo todo el asunto con una trama estúpida, secuencias de acción genéricas, toneladas de CGI y un desenlace que nos deja sin nada de ganas de gastar nuestro dinero en una tercera parte.

 

4.- Emoji Movie - Dir: Tony Leondis

Lo sé, es mi culpa, ¿quién me manda a ver estupideces?

Next.

 

3.- Camino a Marte - Dir: Humberto Hinojosa Ozcariz

Terrible remake a la argentina Hombre Mirando al Sudeste (Subiela, 1986) donde el omnipresente Luis Gerardo Méndez dice ser un hombre que ha llegado de Marte para destruir el mundo, pero de aburrimiento, con su retahíla de cursis frases llegadoras, melcocha barata y música de Zoe. Habrá a quienes les agrade pero desde esta tribuna preferimos, en todo caso, ver la película original, o en su defecto hacer algo más productivo, como por ejemplo, escribir la cartita a los Reyes.

 

2.- Mother! - Dir: Darren Aronosfsky

Para nadie es sorpresa que Darren Aronofsky es un director que no sabe sino hacer trazos de brocha gorda y Mother! no es la excepción. Completamente sometido por sus propios vicios de autor, Aronofsky entrega en ¡Madre! su peor cinta. Una larga y regañona misa de dos horas donde no hay de dónde asirse: ni en la historia (que no es sino la Biblia según Aronofsky), ni es las actuaciones (Lawrence navega completamente en automático), ni en la esperanza de que aquello al menos fuera breve (dos largas horas). Cual padrecito de pueblo, Aronofsky nos receta un aburrido sermón que pretendidamente habla sobre la naturaleza, el cambio climático y el maltrato a nuestra madre tierra producto de la eterna e irresponsable fiesta mundana.

 

Un ejercicio de expiación para el director pero inútil para un público que busca una historia y solo encuentra alegorías desbocadas en una trama siempre al borde del ridículo. Desde la última de Transformers no veíamos un ejercicio tan cruel con su público, y es que tanto Bay como Aronofsky padecen de lo mismo: el ego desmedido de un cineasta convencido en que no hay cine sin exceso, densidad y sinsentido. Que Dios nos agarre confesados.

 

1.- The Lovers - Dir: Azazel Jacobs

 

Para que vean que el mal cine no es exclusivo de los blockbusters de alto presupuesto, lo peor que vimos en el año es este pequeña cinta independiente donde una pareja de cincuentones tiene cada quien por su lado un amante. Él (Tracy Letts) sale con una guapa maestra de Ballet. Ella (Debra Winger) sostiene relaciones con un apuesto escritor. Ambos le han prometido a sus amantes que, luego de la esperada visita del hijo de ambos, se armarán de valor para contar la verdad al otro y pedir el divorcio. El tema es que cuando esto está por pasar, éste par de viejos adolescentes se vuelve a enamorar uno del otro, por lo que su matrimonio tal vez tenga esperanza.

 

Todo estaría bien a no ser por la desastrosa puesta en imágenes del director Azazel Jacobs quien no tiene la menor idea del uso de los espacios, del encuadre, de la música (que es absolutamente terrible) ni de cómo dirigir a sus actores. Largos momentos de silencios, escenas que no nos dicen nada y un score absolutamente infernal terminando hundiendo a esto que, sin duda, es de lo peor del año. Con decirles que hasta la película de Condorito fue más entretenida que esto….

-o-

Síguenos en Twitter: @elsalonrojo

Escuha el podcast de Filmsteria en Spotify. 

Crítico de cine con 9 años de experiencia profesional. Ha colaborado en revistas y periódicos como 24 Horas, Newsweek, Chilango, Quién, Esquire, Cambio, entre otros.

Comentarios

 

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA