El Salón Rojo
Hablemos de cine

Se encuentra usted aquí

El reporte de Morelia 2017

El recuento de lo que pudimos ver durante el XV Festival de Cine de Morelia.
27/10/2017
03:54
-A +A

Para no variar, no pude ver las que, según me dicen, son las dos mejores películas del festival: Loveless y Call me by your name. Pero como ambas estarán en lo mejor de Morelia en DF, así que en lo que corrijo ese error, he aquí mi reporte de algunas de las cintas que pude ver en Morelia 2017, listadas en orden de preferencia.

 

The Square - Dir: Ruben Östlund

Punzante sátira que apunta contra la banalidad de la sociedad sueca y contra la petulancia del mundo del arte. Östlund sigue explotando el registro de personajes que son enfrentados a una situación límite que los obliga a mostrar su verdadera naturaleza. La cinta empieza como comedia y termina con una densidad perturbadora. De las mejores actuaciones que pudimos ver en el festival.

 

Wonder Wheel - Dir: Woody Allen

Quien salga con que esto es un trabajo menor de Allen, miente con todos los dientes. Estamos en los terrenos de un Blue Jasmine pero esta vez ambientado en Coney Island, Nueva York, en los años cincuenta. La película se la roba absolutamente Kate Winslet en una impresionante actuación que la tendría que hacerla merecedora de un Oscar, un Tony, un Goya y todos los premios posibles. Puntos extra: James Belushi, sacado del olvido gracias a Allen, Belushi entrega actuación a la altura de Winslet. Sin problema también podría ser otro                                                                                                                                          nominado al Oscar.

 

The Killing of a Sacred Deer - Dir: Yorgos Lathinmos

Para este director, también responsable de cintas como The Lobster, el público no es audiencia vil sino sujeto de su propio experimento cinematográfico. Ello es claro en Sacred Deer, oscuro thriller que (nos) pone en jaque cuando un extraño padecimiento ataca al menor de la familia de un experimentado cirujano. Las decisiones que se tomen desde ese momento serán sujetos de un debate que durará días en el espectador.

 

La Libertad del Diablo - Dir: Everardo González

No creo exagerar al decir que Everardo González es el mejor documentalista mexicano en activo. Su ya clásico Los Ladrones Viejos sigue siendo un referente sobre la forma en como un documental debe operar, la mezcla perfecta entre una buena historia y cómo contarla. Para su quinto largometraje, Everardo regresa con La Libertad del Diablo, un conjunto de testimonios a cuadro de víctimas y victimarios de la violencia en el país. Se trata de madres que buscan a sus hijos, hijos que buscan a sus padres, desaparecidos, heridos, pero también sicarios, policías, ex militares y demás perpetradores de la violencia estatal en la llamada “guerra contra el narco”. Pero la violencia no es el eje que une a estas historias, sino el hecho de que todos, al final, aunque resulte difícil aceptarlo, somos seres humanos.

 

Happy End - Dir: Michael Haneke

Esto es lo más cercano a “complaciente” que puede ser Haneke. Una cinta que no es sino un greatests hits del autor: ahí anda la cámara de Caché ahora en forma de celular, la determinación infantil de White Ribbon y hasta la referencia hacia Amour, misma que hace patente la existencia de un Universo Cinematográfico de Haneke. Hazte a un lado Avengers, aquí viene un tipo verdaderamente rudo.

 

Coco - Dir: Lee Unkrich

Coco es una caja de pandora de la cual emerge amplia variedad de temas, colores, personajes e incluso escabrosas subtramas que, desgraciadamente, son abandonadas a medio camino dado el tamiz familiar que por fuerza debe existir en una cinta con el sello Disney. Como sea, el contrabando ha sido al menos sugerido. Queda claro que a Unkrich no le interesa hacer folclorismo, lo suyo no sólo es el respeto y admiración a una cultura, sino un auténtica adopción de sus valores: la importancia de conocer nuestra herencia y a nuestra familia como único faro para ir hacia adelante.

 

(Para leer mi crítica completa a Coco, hacer click aquí)

 

The Shape of Water - Dir: Guillermo del Toro

La cinta más complaciente, más romántica, más bonita, más optimista que haya filmado Del Toro jamás. Ya sabíamos que Sally Hawkins es una buena actriz pero Del Toro hace todo un descubrimiento. Su papel como Elisa Espósito (una chica de la limpieza que además es muda) obliga a Hawkins a actuar con la mirada, el gesto, el porte. Una actuación elegante, delicada y memorable. Octavia Spencer es la voz del personaje de Sally, chistosa, irónica, pero siempre dispuesta a dar todo por su amiga. Denle un Oscar a las dos.

 

Pero, además de la fotografía perfecta y el diseño de producción impecable, no hay mucho más. Es una linda película, pero no es su mejor cinta.

 

120 battements par minute - Dir: Robin Campillo

¿Cómo se combate una pandemia? Inspirado en sus propias experiencias como parte del movimiento francés que en las década de los 90 tomó las calles para protestar por la pobre política estatal contra la enfermedad, el director francés Robin Campillo muestra en esta cinta la mecánica de la disidencia, recreando las largas discusiones en las cuales estos jóvenes se organizaron para salir a las calles y hacer algo más que simplemente esperar la muerte. Una cinta vital, poderosa, muy bien actuada y con uno de los mejores soundtracks del año.

 

Visages Villages - Dir: Agnes Varda

La casi nonagenaria Varda se une en un road trip con el fotógrafo JR en un proyecto que busca explorar la Francia rural y hacer experimentos de fotografía, intervenciones y más.Ya sea en una comunidad donde un grupo de casas está por derrumbarse, una mina de sal o la casa de Jean-Luc Godard. Estas vacaciones de la abuelita Varda son un viaje entrañable por la Francia profunda y por sus propias memorias.

 

Professor Marston and the Wonder Woman - Dir Angela Robinson

Crónica sobre la vida y obra del estrafalario Professor Marston. Profesor de psicología, proto feminista que literalmente amaba a las mujeres, casado con una eminencia a la que le era negado el título en Harvard sólo por el hecho de ser mujer. Cuando una nueva alumna llega a sus clases, la belleza de esta mujer lo deslumbra. Se forma un trío que hoy día seguiría siendo escandaloso, pero justo de ese amor surgió una de las heroínas más grandes en la historia del cómic: Wonder Woman. Esta película es una biopic, claro, pero también es un statement sobre la tolerancia y la aceptación de uno mismo. Al fin de cuentas, ¿quién decide lo que es normal?

 

¿Y las mexicanas?:

 

Oso Polar - Dir Marcelo Tobar

 

Un grupo de amigos se reúne para ir a una de esas odiosas reuniones de generación, en este caso con los amigos de primaria. Heriberto (Humberto Busto), quien en su tiempo era el más “bulleado” del salón, pasa por la guapa Flor (Verónica Toussaint) y el cábula Trujillo (Cristian Magaloni). Los tres recorrerán la ciudad, y la memoria de una infancia, la de Heriberto, que aún no olvida. Lo que engancha en esta cinta son las actuaciones, naturales, con diálogos bien escritos y mejor actuados, así como una edición novedosa. A pesar de su abrupto final, la cinta destaca. Si, fue filmada con puros iPhones, eso es sólo un dato, no la razón para ver este filme.

 

Los Adioses - Dir: Natalia Beristáin

 

Crónica sobre la tortuosa relación entre Rosario Castellanos y Ricardo Guerra. Narrada en dos vías mediante varios flashbacks, Beristáin narra el clásico cliché del poeta/escritor maldito, condenado a sufrir. Todo sería muy tedioso excepto por la actuación de Karina Gidi en el papel de Rosario Castellanos. Su sola presencia rescata todo el numerito.

 

-o-

 

Síguenos en Twitter: https://twitter.com/elsalonrojo

Escucha nuestro podcast en DIXO: http://www.dixo.com/author/filmsteria/

 

Crítico de cine con 9 años de experiencia profesional. Ha colaborado en revistas y periódicos como 24 Horas, Newsweek, Chilango, Quién, Esquire, Cambio, entre otros.

Comentarios