Proyecto HAARP, ¿el sistema a través del cual Estados Unidos controla el clima y la mente?

Te contamos la verdad detrás de las controvertidas conspiraciones sobre esta tecnología

Proyecto-HAARP-controla-el-clima
HAARP significa High Frecuency Active Auroral Research Program. Imagen Pixabay
Techbit 12/05/2021 00:05 Paloma Vega Actualizada 00:05
Guardando favorito...

El proyecto HAARP es un programa que nació para estudiar la ionosfera de la Tierra, sin embargo, en los últimos años ha dado de que hablar debido a una gran teoría de conspiración que ha puesto en duda su verdadero uso. Aquí te contamos la verdad detrás de este proyecto. 

El proyecto HAARP (High Frecuency Active Auroral Research Program) que en español se traduce como Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia, nació con la intención de realizar una investigación sobre las propiedades de la ionosfera y cómo estas podrían utilizarse para desarrollar y mejorar la tecnología de las radiocomunicaciones, para realizar un análisis cartográfico de alguna zona remota o incluso para encontrar y revisar las estructuras de complejos subterráneos.

Este proyecto fue operado conjuntamente por la Fuerza Área de los Estados Unidos, la Marina de los Estados Unidos y la Universidad de Alaska, sin embargo, fue desmantelado en 2014 y la instalación paso a manos de la Universidad de Alaska Fairbansky. Actualmente es usada con fines académicos, sobre todo por universidades quienes pagan para realizar sus investigaciones. 

HAARP funcionaba gracias a una serie de antenas que tienen la capacidad de hacer radiotransmisiones de alta frecuencia de tal manera que se podía modificar una zona de la ionosfera, a este conjunto se le conoce como Instrumento de Investigación Ionosférica. Cuando este instrumento modifica el electromagnetismo de un área determinada es cuando comienza el estudio de los procesos físicos de esa zona. 

Debido a la avanzada tecnología de este proyecto, en 2005, investigadores del programa crearon la primera aurora boreal artificial. Esto fue posible gracias a que lanzaron distintas transmisiones de radio creando así un brillo neón en el cielo, aunque fue en pequeña proporción a comparación de las auroras boreales creadas naturalmente. 

Este evento dio pie a que las conspiraciones contra HAARP fueran aún más sonadas y que se crearan teorías que podrían resultar descabelladas. 

aurora-boreal.jpg

Lee también: Mujer casi termina en bancarrota tras participar en sitio de citas online

Las conspiraciones detrás del proyecto

Después de la creación de este programa han nacido una serie de conspiraciones en contra del Proyecto HAARP. Desde 1999 conspiradores afirmaron que este instrumento podría ser utilizado para crear desastres naturales en distintas partes del mundo e incluso hay quienes pensaban que con las ondas de radio podría manipularse la mente de las personas o incluso alterar la realidad.

Asimismo, apuntaban a que Estados Unidos podría utilizarlo como arma de guerra ya que con ello se puede influenciar el comportamiento del clima provocando desastres naturales como terremotos o tsunamis. Esta idea se fortaleció el año pasado en Twitter después de los enfrentamientos entre Estados Unidos e Irán y el supuesto inicio de la Tercera Guerra Mundial. 

Además, se le ha atribuido al país estadounidense de provocar el terremoto y tsunami de Japón en 2011, el tornado Moore en Oklahoma en 2013, el deslizamiento de tierra en Filipinas en 2006, entre otros desastres naturales.

Estas conspiraciones se han visto alimentadas por los experimentos realizados por el físico e ingeniero Nikola Tesla, quien en 1891 dio las bases para tener el control del clima por medio de pequeños rayos que emite una corriente alterna, similares a los producidos por la naturaleza

Sin embargo, ninguna de estas teorías ha sido probada científicamente. 

Lee también: Cómo aceptar las políticas de privacidad de WhatsApp para no quedarte sin el servicio

La verdad del Proyecto HAARP 

Ante la gran cantidad de conspiraciones en contra de este proyecto, los científicos de HAARP indicaron que es imposible controlar el clima, ya que la ionosfera está muy por encima de la troposfera y la estratosfera, lugar en donde ocurren los cambios climáticos de la Tierra, además afirmaron que la cantidad de energía que la IRI deposita en la ionosfera está muy por debajo de la suministrada naturalmente por el Sol y que cualquier efecto de la IRI se disiparía fácilmente. 

Por otro lado, debemos recordar que las instalaciones fueron desmanteladas en 2014 y por el momento sólo se han hecho experimentos académicos en esta zona, y aunque siguen a flote teorías de conspiración, lo cierto es que hasta el momento no existe ningún tipo de evidencia contundente de que el Proyecto HAARP sea el responsable de provocar los distintos desastres naturales que han ocurrido alrededor del mundo. 
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios