Las claves de los diez años de El-Mann Arazi cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores

Las claves de los diez años de El-Mann Arazi cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores
foto: cortesía
Techbit 17/06/2021 02:15 Actualizada 05:03
Guardando favorito...

La puesta en marcha de un negocio tiene siempre horizontes de réditos económicos y de vigencia a lo largo de los años. Las empresas al momento de decidirse por una inversión para tener un lugar en el mercado dentro de algún rubro específico, realizan todo tipo de proyecciones que les permiten analizar el desenvolvimiento entre la realidad y lo proyectado. Los logros son síntomas del lugar que ocupan las empresas dentro del mercado, e indicador de la eficacia de las decisiones tomadas.

El ejemplo más cabal de la relación entre estimaciones, vigencia y logros es FUNO, empresa que se encuentra celebrando 10 años de inversiones y crecimiento en el país. Esta empresa que apostó al país con inversiones dentro del rubro de propiedades de inmuebles, lo que la convirtió en el primer Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces, cuenta ya con décadas de presencia dentro de este tipo de mercado en varias regiones del país, y que actualmente cuenta con un portafolio de
600 propiedades, números que colocan a esta empresa como la FIBRA más grande de Latinoamérica.

Encontrar un lugar de reconocimiento nacional dentro de un rubro de negocios no es tarea sencilla, dado que no solo requiere de capital, sino de gestión, dirección y detección de oportunidades. De la combinación de este tipo de habilidades empresariales, depende en gran parte la vigencia dentro del mercado nacional e internacional.

El empresario Andre El-Mann Arazi es el director de la Administración de Fibra Uno, desde 2011. Desde entonces, pudo aportar sus más de 30 años de experiencia dentro del sector inmobiliario para poder elaborar las mejores estrategias que han permitido a la empresa sostenerse a lo largo de los años, adaptarse a las nuevas coyunturas. Además, es miembro del Comité Técnico y cofundador del Grupo E, labores todas fundamentales dentro de la industria de bienes raíces, dado que la trayectoria en este tipo de negocios es indispensable según distintos expertos, para poder posicionarse, para poder captar oportunidades, y también hacer frente a posibles contingencias.

Los logros que fue obteniendo FUNO a lo largo de diez años dentro del rubro de bienes raíces nacional, permiten comprender de manera profunda de qué manera una empresa puede conseguir objetivos económicos, pero, sobre todo, consolidarse a nivel nacional y conseguir vigencia. Esta empresa, tiene la distinción de ser la primera empresa inmobiliaria que cotizó en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), lo que ha permitido a sus inversores y clientes, obtener réditos tales como:

  • Diversificación en segmentos, clientes y ubicación.
  • Excelentes ubicaciones a precios competitivos.
  • Una estructura financiera sólida.

Funo y la Bolsa Mexicana de Valores

Hace 10 años, en 2011, el fideicomiso comenzó a cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Este hecho es uno de los signos que otorgan a una empresa seriedad y posicionamiento en la región. De esta manera, la empresa pudo ser precursora en la operación, adquisición, venta y desarrollo de inmuebles para uso comercial. A partir de este tipo de operaciones, FUNO comenzó a poner a disposición de sus socios comerciales, un conjunto variado de opciones para invertir, combinando el ofrecimiento de bienes de calidad al tener en cuenta la ubicación, precio e infraestructura sólida.

Max El-Mann Arazi es otro de los directivos que ha estado en la empresa desde sus inicios, y que pudo capitalizar sus años de vasta trayectoria en el mundo de los negocios. Su desempeño como director de la Administración de Fibra Uno, desde 2011, ha sido un aporte importante para conseguir vigencia, elemento muy importante para la imagen de una empresa y para conservar su lugar dentro del mercado.

Los clientes de cada producto o servicio, tienen una serie de demandas que varían con el paso del tiempo, que no solamente se focalizan en el lo que buscan adquirir en sí, sino que también, en los últimos años, buscan signos de confianza y eficiencia por parte de las empresas. La vigencia es una de ellas, dado que permite tener seguridad de que la empresa cuenta con un recorrido y una trayectoria dentro del rubro. Cotizar en la BMV es otro aspecto muy importante, por la seriedad que emana, y por los réditos que también pueden ofrecer a los clientes que se dedican a este tipo de inversiones.
 

¿Qué es una FIBRA y qué réditos puede generar?

Se trata de herramientas destinados al financiamiento para la adquisición o construcción de bienes inmuebles que tienen como fin su arrendamiento (Bolsa Mexicana de Valores). Es decir, operan como una alternativa de inversión para los inversionistas abocados al sector de bienes raíces, dado que con un monto pequeño es posible realizar inversiones sobre gran cantidad de inmuebles tales como edificios, naves industriales, hospitales, centros comerciales, hoteles, y todo tipo de inmuebles.  

Ahora bien, en cuanto a los réditos que un inversionista puede conseguir, van desde adquirir una amplia variedad de inmuebles desde montos muy bajos, tener garantizada la confiabilidad y seguridad en el tipo de operación, ya que se cuenta con un activo que reporta su información de manera periódica y, además, brinda transparencia operativa. Por otra parte, ante cada inversión, la persona que lleva adelante la transacción, tiene la posibilidad de conseguir rendimientos por las rentas y plusvalía derivado de la revaluación. 

El impacto de la pandemia en el sector bienes raíces


A FUNO le toca atravesar sus diez años cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores, en el marco de la pandemia por coronavirus que afectó a la industria de bienes raíces en distinto grado según las políticas empresariales de cada una de las empresas del país. Dado que los niveles de ocupación en el sector de oficinas y comercial decrecieron de manera notoria desde los primeros meses del 2020, todo parece indicar que el sector no es tan redituable como en años anteriores.

Pese a ello, Andre El-Mann recientemente ha indicado que invertir en este momento es bienes raíces es potable por varias razones. En primer lugar, porque las políticas de vacunación contra el coronavirus hacen proyectar una vuelta a la “normalidad” de la vida social, por lo que la reapertura de oficinas y locales, aumentarán la demanda de ventas y alquileres en el mediano plazo. Por otra parte, en el marco de un descenso de los puestos laborales, el relanzamiento de la construcción es importante para generar puestos de trabajo que permite subsanar, en parte, los niveles de desempleo.
 

El personal de Funo detrás de los diez años dentro de la BMV


Como soporte al análisis antes mencionado, André El-Mann, CEO de FUNO, reveló el primer informe trimestral del 2021, en el cual se menciona que la empresa tuvo una caída en la ocupación general alcanzando un valor de 92.5 por ciento. Pero, por otro lado, es menester resaltar que la ocupación por arriba del 90 por ciento en tiempos de pandemia, indica un gran compromiso por parte de FUNO con respecto a su administración, y una convicción en las potencialidades que el sector tiene para obtener rédito económico incluso en momento de crisis.

Max El-Mann Arazi es miembro del Comité Técnico y cofundador del Grupo E y tiene más de 40 años de experiencia en el sector inmobiliario, y como resaltan muchos expertos del mundo empresarial, la experiencia brinda otro tipo de habilidades a las políticas dentro del mundo de los negocios, indispensables para poder sortear diferentes coyunturas, tanto favorables como desfavorables.

Además, Funo cuenta con el mando de Moisés El-Mann quien junto con su hermano y dos socios, emprendieron la inversión en este rubro para dar vida a esta empresa hace diez años.

 

Temas Relacionados
FUNO BMV
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses