Lucero disfruta de su libertad