Cuando los billetes eran cuadrados y las monedas no eran redondas