Los bichis, el turismo y la marihuana

Manuel J. Clouthier

No debe sorprender ni mucho menos espantar la idea de promover una playa nudista en Sinaloa para atraer turismo

Desde el pasado 15 de marzo ha trascendido a nivel nacional que el diputado local sinaloense, Serapio Vargas Ramírez, busca impulsar el turismo en el centro de Sinaloa a través de promover una playa nudista en la península frente a la bahía de Altata.

Nos dice el legislador morenista que sería una de las playas nudistas más grandes del mundo ya que el área nudista que propone contaría con 2.1 kilómetros, “lo hacemos con la intención de que bajo este concepto atraer al centro de Sinaloa turismo europeo y americano”, señaló.

La playa en mención se enmarca en un proyecto inmobiliario de su propiedad que considera 200 Ha en lo que se denomina como Nuevo Altata y se llamará “Bichis Beach”.

El nudismo no es un invento moderno ya que en la época de 1880 el poeta estadounidense Walt Whitman hace referencia de sus caminatas y nados al desnudo por el Timber Creek en Nueva Jersey.

Sin embargo, el movimiento nudista cobra su despegue en Europa y los Estados Unidos con el movimiento “Hippie” de la década de los 1960 que promovía la libertad social y sexual por lo que proliferó el concepto de “playa libre” en todo el mundo.

Así vemos que países como Brasil con playa Massarandupió, México con playa Zipolite en Oaxaca, Sudáfrica con Mpenjati beach o Hawái con playa pequeña, Ibiza en España y el Caribe con sus islas y playas turquesa ofrecen playas donde se tolera al nudismo; así sucede también en Grecia en playa Roja en la isla de Creta, mismo Vancouver en Canadá tiene su propia playa nudista, por supuesto Australia en Sidney tiene la playa Lady Bay, La Jolla en California cuenta con la playa Black’s.

Incluso la moda nudista no se limita a las playas como lo es en Cap d’Agde en Francia que bien puede ser llamada la “ciudad desnuda”, ya que esta pequeña villa playera permite a sus visitantes estar desnudos donde quieran, ya sea en restaurantes, tiendas, oficinas y bancos, o pasear en “bichi” en la playa publica donde el nudismo es obligatorio.

México cuenta con playas nudistas famosas además de la de Zipolite en Oaxaca tales como Matachen en Nayarit, Maruata en Michoacán, Playa Secreto en Guerrero, cerca de Acapulco, entre otras.

Por esto no debe sorprender ni mucho menos espantar la idea del diputado sinaloense Serapio Vargas, como tampoco considerarse una ocurrencia o una locura más de la 4T, ya que el propio legislador ha dejado claro que es todo un proyecto inmobiliario de 200 Ha en la zona centro del estado en el sector denominado Nuevo Altata lo que significará una inversión no menor que no permite la improvisación.

El parlamentario sinaloense ha dicho que, como lo hacen otras playas nudistas en el mundo, dividirá en zonas con vocaciones distintas: una exclusiva para adultos mayores, otra para la comunidad LGBT y una más de carácter mixto.

Así pues, no debe desdeñarse el proyecto del diputado Vargas por lo que aprovecho la ocasión para invitar al Congreso de Sinaloa a que no se ponga recatado y, ya que autorizó poder matar a un bebe en gestación, de una vez apruebe el que se pueda sembrar, comercializar y consumir marihuana en Sinaloa lo que le daría a su vez igual que el nudismo, otra ventaja competitiva para atraer turismo especialmente el extranjero.
 

Ingeniero industrial y empresario

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios