Se encuentra usted aquí

Prenden las alertas por cambios en el PAN

Kiosko
01/06/2020
03:32
-A +A

Desde Morelos, nos platican que los hermanos Juan Carlos, Óscar y Adrián Martínez Terrazas, conocidos como la “santísima trinidad” en el PAN estatal por el control que tienen en el partido, recibieron una sacudida, pues la última encuesta de preferencias para las candidaturas en 2021 marca como favorito a Juan Pablo Adame Alemán, hijo del exgobernador y actual diputado federal Marco Adame Castillo, y no a ellos. Nos detallan que los hermanos Martínez Terrazas prendieron las alertas y comenzaron a moverse en el estado para ganar adeptos, además de invocar la ayuda de los comités municipales, pero varios de éstos son inexistentes porque el mismo PAN-Morelos los ha dejado navegar a su suerte; mientras, el joven Juan Pablo cuenta con el apoyo de varios gobernadores panistas y algunos integrantes del Comité Ejecutivo Nacional. Nos dicen que ahora la “santísima trinidad” implora a todos los santos para no quedarse en la orfandad política. ¡Qué tal!

Más destapes que propuestas

Nos cuentan que, en Nuevo León, la que dejó a más de uno sorprendido fue la diputada local Claudia Tapia Castelo, exintegrante de Morena e integrante del grupo autodenominado Independientes Progresistas, pues anunció su destape para competir por la gubernatura del estado en 2021, a pesar de que no es, como dicen algunos, “la más popular de la clase”. Nos recuerdan que doña Claudia, incluso, es plurinominal y no ha podido ganar una elección ni en su distrito. Nos platican que, al parecer, le vendieron la idea de que con su postulación le quitaría votos a Morena y favorecería a Movimiento Ciudadano, donde la imagen del legislador Luis Donaldo Colosio va sumando adeptos. Hagan sus apuestas, señores, que la carrera ya está en marcha.

Funcionaria, en el ojo del huracán por contratos

Nos comentan que en San Luis Potosí, quien se siente con el agua hasta el cuello es la secretaria de Salud del estado, Mónica Liliana Rangel Martínez, pues ha sido señalada de favorecer con contratos no muy claros al empresario Gabriel Salazar, quien, a su vez, tiene el antecedente de presuntamente defraudar a 800 inversionistas en un proyecto inmobiliario. Nos cuentan que doña Mónica tuvo que dar una conferencia de prensa, donde afirmó ser víctima de violencia política, aclaró que no aspira a ningún cargo público y reconoció que a empresas relacionadas con Gabriel Salazar sí les asignaron contratos, pero en 2017 y 2018. Sin embargo, nos indican, lo extraño del caso es que doña Mónica no aclaró por qué el mismo día que se celebraron algunos de estos contratos fueron pagados los montos vía transferencia electrónica.

Les urge hacer campaña

En Sinaloa, nos platican, donde andan como corcel en arrancadero es en el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado, y no por ir a trabajar, sino para hacer el cambio de dirigente, pendiente desde el 2 de mayo. Una de ellas, nos cuentan, es Rosa María Elena Armenta —de la planilla Rosa—, quien encabezó una protesta con varios de sus simpatizantes en la sede gremial contra el actual líder, pero olvidó que, por acuerdo oficial, este trámite no se podrá hacer antes del 15 de junio. Ni modo, doña Rosa, a esperar más.

Kiosko es elaborada con aportaciones de periodistas y colaboradores de EL UNIVERSAL previamente verificadas