Se encuentra usted aquí

30/12/2019
06:00
-A +A

Finalmente llegó. El 13 de diciembre se publicó la convocatoria para ocupar el cargo de comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Son siete comisionados los que integran su pleno, que es el máximo órgano decisorio de este órgano autónomo y colegiado creado en 2013 por la reforma constitucional en telecomunicaciones. A diferencia de otros órganos como la Comisión Reguladora de Energía, por poner un ejemplo de reciente polémica, para integrar el pleno del Instituto se requiere transitar por un procedimiento complejo que está a cargo de otros órganos autónomos (el Banco de México, el Inegi y antes el INEE), juntos forman el Comité de Evaluación de los aspirantes a ocupar el cargo de comisionados tanto en el IFT como en la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Requisitos para ser comisionado

Los comisionados duran en su encargo nueve años. Para integrar estos órganos se requiere ser ciudadano mexicano; tener 35 años cumplidos el 1 de marzo de 2020; título profesional; desempeño destacado en materias relacionadas con el cargo por tres años por lo menos; no haber sido secretario de estado, senador, diputado o gobernador al menos el año previo a su nombramiento; en el IFT no haber ocupado en los últimos tres años ningún empleo o función directiva en empresas de los concesionarios comerciales regulados por el Instituto, y acreditar el examen de conocimientos que aplica el Comité de Evaluación.

En esta ocasión, el Comité de Evaluación definió que solo podrían participar mujeres ya que en el IFT actualmente solo hay hombres y en la Cofece sólo hay dos mujeres, con lo que es de celebrarse esta acción afirmativa. El Comité enviará una lista al Presidente de la República de entre tres y cinco mujeres que hayan obtenido las calificaciones aprobatorias más altas para que elija a una que deberá ratificar el Senado por una mayoría de dos terceras partes. En caso de que no haya al menos tres mujeres con calificación aprobatoria, entonces el Comité emitirá una nueva convocatoria en la que podrán participar también hombres.

El examen

Se trata de un examen de opción múltiple y por computadora. Las preguntas son elaboradas por académicos de al menos dos instituciones reconocidas (UNAM, ITAM, Universidad Panamericana, etc.) sobre temas jurídicos, de ingeniería y de economía. Los últimos exámenes, además de la parte de reactivos, incluyeron la elaboración de un ensayo con preguntas concretas sobre un tema que se da a conocer en el momento; el último se trató del polémico “zero raitng”.

Pero el procedimiento de evaluación debería modificarse para dar mayor transparencia y despejar especulaciones en el asunto de las calificaciones: por lo que hace al examen de opciones, el sistema debería arrojar el puntaje obtenido una vez que el aspirante lo ha concluido, pero no sucede así, el aspirante se entera de su calificación días después al consultarla en el portal. El ensayo, por su parte, aunque presenta la ventaja de evaluar otros aspectos del candidato, se presta a opacidad y apreciaciones subjetivas de quien califica y, peor aún, tampoco se sabe qué valoración tiene el ensayo en el puntaje final. Me parece que un examen de reactivos que arroje la calificación inmediatamente después de finalizarse, más una entrevista abierta y pública con preguntas o temas aleatorios que seleccione el propio aspirante de una tómbola, daría mayor certidumbre al proceso y permitiría conocer a los candidatos de mejor manera. En esta ocasión el examen será el 1 de febrero de 2020 y el envío de la lista al Ejecutivo Federal el 7 de febrero.

El mejor perfil

Actualmente el Pleno del Instituto se compone por tres ingenieros, un economista, un matemático y dos abogados que terminan su encargo precisamente en 2020 y 2021, con lo que me parece que el mejor perfil profesional para la próxima comisionada es de abogada. Debe contar, además, con suficiente experiencia y probada independencia. No caben, en mi opinión, los bajos perfiles. En todo caso, yo espero que haya una nutrida participación y que los resultados sean muy buenos. Para ello, en Observatel estamos configurando un grupo de apoyo para la preparación del examen tanto para el IFT como para la Cofece. Obviamente, no tendrá ningún costo, permitirá el anonimato y arrancaremos en enero con toda la información.

EN LA SOBREMESA

Esta sobremesa es para usted que me lee y me ha leído a veces en este año que concluye. Le deseo un maravilloso año 2020.
 

Presidenta de Observatel, profesora de la Universidad Iberoamericana.
Este artículo refleja su posición personal
 Twitter: @soyirenelevy

Presidenta de Observatel y profesora de la Universidad Iberoamericana. Esta columna refleja la posición personal de la autora y no necesariamente de Observatel. [email protected]