Suscríbete

Un régimen de privilegios (breve cronología)

Guillermo Sheridan

Agosto 2018. Elena Álvarez-Buylla, futura directora del Conacyt, es la “invitada de lujo” en el programa de TV que dirige John Ackerman en la UNAM, y anuncia que la ciencia no es para las “clases privilegiadas” y debe luchar contra el neoliberalismo. 
Octubre 2018. Ackerman anuncia que Álvarez Buylla hará “realidad la 4T en materia de investigación científica” y terminará con “el régimen de privilegios” y advierte que quienes la critican emprenden una “guerra sucia” contra AMLO. 

Enero de 2019. La UNAM anuncia que ya no creará plazas académico-administrativas. 

Mayo 2019. La UNAM crea plazas (una de ellas para una tía de Irma Eréndira Sandoval) para el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) que dirige Ackerman.  

Mayo 2019. Álvarez-Buylla crea los Programas Nacionales Estratégicos (PRONACES) con 211 millones de presupuesto para 2020. Los dirigirán científicos de “trayectoria sobresaliente” para estudiar el cáncer, los ecosistemas, los alimentos y la “construcción democrática”. Como el PUEDJS tiene “trayectoria sobresaliente” (a pesar de apenas haber nacido), Ackerman anuncia que ya hizo “el programa nacional estratégico en materia de democracia que se encuentra en evaluación”.

Agosto 2019. Varios científicos opinan que los PRONACES “se manejan discrecionalmente”, sin reglas ni convocatorias ni nada. Ackerman los acusa de acometer “un ataque despiadado contra el gobierno” por dar la idea de que está “en contra la investigación científica”.

Septiembre 2019. Álvarez-Buylla anuncia que las convocatorias para los PRONACES saldrán a principios de octubre, cuando el de Ackerman ya lleva tres meses “en evaluación”. Días después, Alvarez-Buylla es invitada de lujo al show John y Sabina, que dirige Ackerman. 

Octubre 2019. En su informe del PUEDJS, Ackerman anuncia que ya ganó (al parecer por adjudicación directa) un financiamiento de PRONACES por cinco años que permite “la contratación de recursos humanos”, por lo que ya contrató a 13 científicos sobresalientes  (incluyendo a una prima de Irma Eréndira Sandoval). El dinero servirá para estudiar formas científicas de substituir a “la democracia liberal” con una “una cultura política libertaria y colectiva”. 

Octubre 2019. Irma Eréndira Sandoval, invitada de lujo de Álvarez-Buylla, anuncia en el Conacyt que hay que terminar con los fideicomisos públicos, incluyendo los del Conacyt, “pues desde su concepción jurídica propician el manejo opaco de los recursos del Estado”. 

Noviembre 2019. Álvarez Buylla anuncia los proyectos ganadores de los PRONACES, incluyendo el que Ackerman informó haber ganado un mes antes y preparado desde hacía cuatro. No existe información sobre lo que le cuesta al erario el PRONACES de Ackerman ni qué comité lo otorgó ni cómo le hizo para anticiparlo. La “construcción democrática” ya fue incluso borrada de los “ejes temáticos” de los PRONACES, pero no así el financiamiento para el de Ackerman: cinco años de clase no privilegiada.

Octubre 2020. Se cancelan los fideicomisos públicos, incluyendo los del Conacyt. La misma semana, Álvarez-Buylla celebra la memoria del Che Guevara y ordena cancelarle el SNI a los científicos de universidades privadas que porque no hay dinero. 

No es el de los amigos de Álvarez-Buylla un “régimen de privilegios”: es “buena fe”, la misma fe con que se crean los fideicomisos. La diferencia es que esta buena fe es la mejor, la que dura —como suele decir Ackerman— “¡Hasta la victoria siempre!”

Comentarios