2020: ¿Un año para olvidar o para recordarnos

FJ Koloffon

¿Cuánta gente dejó de enamorarse este año por los cubrebocas?

¿Cuánta gente dejó de enamorarse este año por los cubrebocas? No sólo porque no pudimos vernos las caras, sino por esta aversión al contacto que caracterizó a 2020. Miles de personas destinadas a cruzarse de frente, debieron evitarse y hacerse a un lado, cambiar de acera, taparse la mitad del rostro.

Cuántas competencias no se llevaron a cabo. Cuántos récords olímpicos no se rompieron. ¡Cuántos himnos mudos! Cuántas medallas empacadas y cuántos cuellos desolados. Cuántos asientos vacíos en Tokio, en la Champions, en el tenis, en los bares, los aviones y la imaginación.

Nadie esperaba esto. Escuelas sin niños, bodas sin sacerdotes, montañas rusas sin gritos, actores de teatro sin aplausos, canciones inconclusas, oficinas vacías, casas llenas, moteles sin amor, fines de año sin trabajo y otros sin seres queridos. Esto último, lo único sin solución.

Acabo de recibir un Whatsapp de Enrique Molina. No lo conozco, me lo presentó un amigo a través de la aplicación para un proyecto. Cuenta Enrique que, cuando se desató la pandemia, tuvo mucho miedo y rezó por su salud. En mayo se contagió, estuvo 16 días hospitalizado y su negocio igualmente sufrió los efectos del virus.

“Este mensaje es para quienes impactaron en este año tan importante para mí”, escribió, y me compartió un video en el que alude a las preguntas que Morgan Freeman —en su papel de Dios— le hace a Lauren Graham en Evan Almighty: “Si le pides a Dios valor, ¿te lo dará?, ¿o te dará la oportunidad de ser valiente?”.

Tras ser dado de alta, Enrique cambió su dieta y se puso a hacer ejercicio, después de 20 años de no ponerse shorts. “Dios no me dio la salud que le pedí, me dio la oportunidad de decidir ser más saludable”. Les comparto su mensaje, porque me llegó.

Hay quienes, a pesar de las mascarillas, sí confían en el poder de las miradas y siguen la fuerza de la conexión. Hay nuevo disco de Paul McCartney y novelas recién publicadas en las librerías. Habrá Juegos Olímpicos y dos mexicanas clasificaron el domingo al maratón. Quizá 2020 no sea un año para olvidar, sino para recordarnos que...

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios