Se encuentra usted aquí

La decisión de Banxico de mañana

14/08/2019
02:43
-A +A

De acuerdo con el calendario prestablecido, mañana 15 de agosto la Junta de Gobierno del Banco de México emitirá su decisión acerca de si modifica o no la tasa de interés de referencia que define su postura de política monetaria. Ciertamente, la acción del banco central de Estados Unidos tomada el 31 de julio de reducir su tasa de fondos federales en 25 puntos base por primera vez desde 2008, ejerce presión sobre el Banco de México.
Ello, para que disminuya la tasa actual de 8.25%, simplemente porque el diferencial de tasas con Estados Unidos, ya de por si elevado, se amplió. Como se sabe, ese diferencial ha sido uno de los principales determinantes de la fortaleza del peso.

Pero, por otro lado, debe considerarse que los dos países tienen en la actualidad ciclos económicos y monetarios diferentes: México está inmerso en una seria debilidad económica con incertidumbre y desconfianza y si bien la inflación ha venido disminuyendo, su convergencia a la meta no es definitiva y las expectativas de inflación a medio plazo aún no están bien ancladas. Además, preocupa la dinámica de la inflación subyacente.
Estados Unidos en cambio tiene una economía vigorosa con baja inflación. El desempeño diferente es notorio: la economía estadounidense creció 2.1% en el segundo trimestre de este año mientras que México registró un magro 0.1%. Las trayectorias de la producción industrial entre los dos países tradicionalmente van de la mano. En 2019, no obstante, se observa una fuerte divergencia entre ambas.

La Junta de Gobierno del Banco de México enfrenta una coyuntura complicada, pues tiene que ponderar muchos factores para la decisión. Entre los dilemas que enfrenta para disminuir la tasa están:

A. Cuándo: El 15 de agosto y/o el 26 de septiembre

B. Cuánto: El ajuste debería ser de 25 o de 50 puntos base

C. Ciclo o no: Se inicia o no un ciclo de bajas

D. Postura: Señal futura de dovish o hawkish 

E. Lenguaje: Comunicación precisa para los mensajes

Tomando en cuenta lo anterior, sí habría espacio para una reducción, pero bajo las siguientes consideraciones:

A. Que sea de forma cautelosa y sólo efectuar un ajuste de 25 puntos base, ya sea el 15 de agosto o el 26 de septiembre.

B. Debe mantenerse una postura más cercana al lado hawkish que al dovish por las condiciones de incertidumbre y desconfianza que imperan en la economía y porque hace falta consolidar expectativas ancladas a la disminución de la inflación.

C. Explicar que en México el canal de transmisión de bajas de la tasa hacia la actividad económica no opera de manera directa como en Estados Unidos por lo que la política monetaria no puede hacer mucho para estimular el crecimiento económico en el mediano plazo. 

D. Por ello, el Banco de México debería emitir la señal que la eventual baja de 25 puntos base no representa el inicio de un ciclo sostenido de bajas.

E. Todo lo anterior debe quedar muy bien explicado en el comunicado respectivo para no formar expectativas de laxitud de la política monetaria.

Añadiendo a la complejidad de la decisión, está el factor político, pues hace unos días el Presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que, si bien respeta la autonomía del banco central, ya es tiempo que el Banco de México reduzca su tasa de interés. Fue un comentario inconveniente, pues es el tipo de presiones que un político, que se dice respetar la autonomía, no debe ejercer. Además, revela que cree erróneamente que tasas más bajas son una forma duradera para estimular la actividad económica.

Hay que considerar el objetivo prioritario del Banxico de forjar la estabilidad de precios. Para ello se anteponen las acciones para anclar las expectativas de inflación a mediano plazo. Asimismo, si en el futuro el gobierno cede en su disciplina de finanzas públicas, la política monetaria sería el único instrumento para contrarrestar una posible crisis por dominancia fiscal. La autonomía es un bien público y una póliza de seguro contra excesos fiscales.

En suma, es compleja la decisión de mañana para los integrantes de la Junta de Gobierno. Se dice que para ser un buen banquero central se requiere arte, técnica y buena suerte. Veremos.  
 

Vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)
Email: [email protected]
Vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN