La guillotina

Enrique Beas

De ahí que la inercia siga siendo la misma en nuestro futbol: proyectos que carecen de sentido y formatos que promueven la mediocridad

El torneo mexicano y su juego de las sillas. Siempre inestable y siempre de contentillo. Un sistema que permite y a veces exige cambios prontos para provocar reacciones. El chiste es ser consciente y entender caso por caso. Es evidente que hay muchos que ni siquiera saben qué hacer con sus proyectos.

Me explico mejor: Enrique Meza sólo arrastra el prestigio y su forma de ser no levantará un proyecto tan malo como el del Veracruz. Chelís agotó su discurso desde hace años, un DT joyero que seguro sin Zamogilny no sabe qué hacer en la cancha con el Puebla.

Palermo, aunque le reforzaron a los Tuzos, nos podemos percatar lo limitado que es su estilo de juego. Sosa, quien tiene sello de ser DT del Ascenso sufre con el Atlético de San LuisTorrente, a quien ya nadie le cree ese cuento que es de la escuela Bielsista y que sus equipos no son ordenados, no tiene resultados positivos con el Morelia.

La Volpe, el caso máximo de la charlatanería, un personaje obsoleto que sigue hablando en primera persona, diciendo que formó a las estrellas en el manto estelar y que pinta para hacer de nuevo el ridículo con el Toluca.

De ahí que la inercia siga siendo la misma en nuestro futbol: proyectos que carecen de sentido y formatos que promueven la mediocridad y el juego de las sillas de los DT’s.

¡Bienvenidos, bienvenidos! A la típica guillotina de la Liga MX.

Guardando favorito...

Comentarios