27/08/2021 02:42
Diego Alcalá Ponce

Ojalá ahora que el presidente López Obrador le está prestando atención al grave y preocupante problema del agua en la Comarca Lagunera, en los estados de Coahuila y Durango, se tenga certeza de la solución a corto y largo plazos (no político ni momentáneo) para beneficio de la población y de las empresas, es decir, de todos, no de un solo lado, porque sería temerario beneficiar nada más a quienes creen tener más derecho. El agua es todos, y ese es ahora el gran reto: compartirla equitativamente.

Cabe destacar que la CONAGUA, en el proyecto “Agua Saludable para la Laguna”, con el que se espera solucionar este problema, tiene proyectado una inversión de más de 10 mil millones de pesos. Se busca aprovechar los escurrimientos del Río Nazas para abastecer de agua potable a un millón 600 mil personas de cuatro municipios de Durango y cinco de Coahuila. Desde luego que no faltan los inconformes, y ahí comienza la puja, lo que obliga a tener más cuidado para la correcta ejecución de ese proyecto. No olvidemos, amable lector, que en gran parte del país también se requiere de grandes obras para hacer frente a este preocupante problema del agua, que cada día se agrava más.


Es tal la problemática del vital líquido en la Comarca Lagunera, que el 14 de agosto de 2019, dos diputadas solicitaron en una asamblea de la Comisión Permanente exhortar a la Secretaría de Gobernación emitir Declaratoria de Desastre Natural para atenderlo. Este es el texto tomado de la Gaceta de la Comisión Permanente de esa fecha.

Las suscritas: Hilda Patricia Ortega Nájera y María de Lourdes Montes Hernández, diputadas federales integrantes del grupo parlamentario de MORENA en la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados, con fundamento en los artículos 58 y 60 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General, sometemos a la consideración de esta Honorable Asamblea, la siguiente proposición con punto de acuerdo por el que se exhorta a la Secretaría de Gobernación a emitir “Declaratoria de Desastre Natural”, o en su caso de emergencia, a efecto de que se autoricen recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) para atender la problemática de escasez y contaminación acuífera en la Comarca Lagunera, que afecta a la población de los estados de Durango y Coahuila con las siguientes consideraciones:

Hechos y cifras. -Según datos de la CONAGUA, en nuestros días existe un fuerte desequilibrio en materia de agua en la región lagunera debido a la extracción de mil 20 millones de metros cúbicos de agua, en comparación con los 519 de recarga del líquido al subsuelo. Hace 50 años, continúa, de los pozos profundos de la comarca se extraían entre 80 y 100 litros de agua por segundo a una profundidad de solo 20 metros. Hoy, es necesario llegar a los 200 o 300 metros de profundidad para extraer únicamente de 30 a 40 litros por segundo. Actualmente, según el INEGI, en la Comarca Lagunera, se ubican más de 1.3 millones de personas, de las cuales 73 por ciento corresponde a la población urbana y el resto a la rural. Los asentamientos humanos de los 15 municipios de Coahuila y Durango que conforman la Comarca Lagunera representan una demanda anual de agua potable del orden de 127 millones de metros cúbicos que se obtiene de subsuelo.

Precisamente, con el aumento de los asentamientos humanos a través de los años, continúa el documento, se ha incurrido en una fuerte sobreexplotación de los mantos freáticos de la región, razón por la cual, actualmente la Comarca Lagunera está presentando un severo problema de escasez de agua aunado a la complicación de contaminación por altos niveles de arsénico. El 90 por ciento del agua que se extrae de los pozos de la región se destina a la agricultura; su sobreexplotación ha obligado a perforar a 300 metros para sacar 30 litros de agua con arsénico. A mayor profundidad de extracción de agua en los pozos, mayor es el nivel de contaminación por arsénico.

Por esta situación, las autoridades han tenido que trasladar agua desde otros puntos de la región para sustituir los pozos caducos e inoperantes. La situación antes referida es un foco de gran preocupación en los estados de Coahuila y Durango por el impacto negativo que conlleva en diversas áreas de la vida de los pobladores.

Estas son tres preguntas más del cuestionario que el presidente municipal de San José Iturbide, Gto., Genaro Martín Zúñiga Soto, del partido MORENA, se negó responder a EL UNIVERSAL y a usted, amable lector:

4 – Hasta 2015, según reportó CONAGUA, Guanajuato era el estado más “perforado” del país con más de 27 mil de los 90 mil pozos de aguas subterráneas-casi el 30 por ciento-y los más sobreexplotados eran los que abastecen los municipios de León, Irapuato y Celaya. Ante ese panorama, ¿cuántos pozos han sido perforados en San José Iturbide hasta la fecha y a qué profundidad? ¿A cuántas y a qué tipo de empresas les fueron autorizados y cuál es la calidad certificada del agua que se extrae de cada uno? 5 – Aunque la autorización y la debida concesión para el uso del agua corresponde a CONAGUA, sin embargo, tratándose del municipio, y en base a su pleno derecho, de acuerdo a la Constitución Política, como libre y soberano, pero, sobre todo, por la salud de la población, ¿se permitirá la perforación de más pozos profundos? 6 - ¿Cuántas empresas están instaladas actualmente en el municipio y de qué tipo? ¿Se permitirá la instalación de otras nuevas empresas? Continuará…