Carta dirigida a nuestro presi. (¿Qué se fumó?)

Usted prefiere codearse con mandatarios de su nivel que no le hagan sombra

Carlos Alazraki
Nación 12/05/2022 03:09 Actualizada 06:12
Guardando favorito...

PRÓLOGO 1.- Sra. Sheinbaum: Después de la tremenda ofensa que le hizo al pueblo de México el pasado 5 de mayo de llevar cosida en su falda a LA VIRGEN DE GUADALUPE SIN SER USTED CATOLICA, le pregunto: ¿qué más está dispuesta a hacer para ganar la candidatura a la presidencia de su partido? 

Estimado Presi: Tengo el gusto de conocerlo desde hace más de 20 años. Ambos sabemos que nuestras ideologías no coinciden para nada. Usted es un apasionado de vivir y revivir el pasado. Y yo no. Yo soy un apasionado de vivir el hoy para construir el mañana. A usted le gusta mentir. A mí también. Pero… ¡jamás como usted! 

Usted es amante de la democracia BANANERA. Yo no. Yo adoro la SOCIALDEMOCRACIA. Usted odia a los gringos. Yo no. Odia a los españoles. Yo no. De hecho, los dos me caen superbien. 

Usted es no sé qué… Pero seguro no es demócrata. Yo sí lo soy. A usted le da como un no sé qué, reunirse con mandatarios del primer mundo. Sobre todo, con Trump. Usted, prefiere codearse con mandatarios de su nivel para que no le hagan sombra. Yo no. 

Yo prefiero seguir aprendiendo de personas más preparadas que yo. Y justamente, este es el motivo de escribirle mi Carta Semanal. En primer lugar, nadie ha entendido para qué fue a perder el tiempo visitando a nuestras naciones “ hermanas “ en Centroamérica. Tampoco entendimos por qué sus genios de comunicación anunciaron que también iba al Caribe cuando en realidad nada más iba a Cuba. 

¿Acaso les dio miedo decir qué iba a La Habana? ¿ O porqué creyeron que Belize y Honduras también están en el Caribe? Pero en fin, la razón no es lo importante. Usted quiso ir y ese es su privilegio. Sin embargo, mi querido Presi, estoy muy preocupado por lo que comió o fumó en La Habana. 

No sé si fue la comida o un chubby que se echó. Porque lo que dijo en su discurso a lo que Cuba realmente es, hay un mundo de diferencia. Le explico: No hay duda de que Cuba es un maravilloso país. 

Un país al que personalmente yo quiero mucho. 

Un país al que ayudamos mucho cuando yo era el director de operaciones en Imevisión cuando Enrique González Pedrero era nuestro director y un secretario muy querido que colabora con usted, era su secretario particular. 

Pero con todo ese cariño que le tengo, no puedo cerrar los ojos al tipo de régimen que gobierna Cuba desde hace más de 60 años. COMUNISMO Y CERO LIBERTAD DEMOCRÁTICA. Y porfa no me salga con la jalada de pobre pueblo cubano bloqueado por los gringos. Porque ud. Sabe, como yo, que el resto del mundo jamás lo ha bloqueado. 

Comenzando con el máximo apoyo de España —país que usted vomita—. 
¿Por qué adora tanto a Cuba? ¿Por qué ama tanto a un país que ha sido gobernado por una DICTADURA durante los últimos 63 años? ¿Qué tiene de adorable un país dónde nuestros hermanos cubanos nunca han elegido nada y a nadie? ¿Un país donde nuestros hermanos cubanos tienen censurado el internet? ¿Y por qué en lugar de viajar a Cuba no fue a España o Alemania o a los dos a buscar más inversiones? 

Y como el espacio de mi Carta Semanal está por agotarse, le pregunto lo siguiente: ¿por qué amenaza al presidente Biden de no asistir a la Cumbre de las Américas sino invita a los otros tres dictadores de Venezuela, Cuba y Nicaragua? ¿Por qué se convirtió en el hada madrina de estos tres DICTADORES? ¿Qué mensaje nos quiere decir con todo esto? 

Porque si lo que usted quiere es llevarnos a un mundo no democrático con su miserable 4ta transformación, le tengo una noticia: ¡¡NO VA A OCURRIR!! 

Y, por último: ¿qué se fumó? 

P:D. ¿Le metemos una lana a que si va a ir a Los Ángeles y que los 3 DICTADORES NO? 
 

 

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, planes para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.
 

Comentarios