EU, lejos de domar al Covid-19

Estudios y modelos alertan del alza de decesos de aquí a agosto

EU, lejos de domar al Covid-19
Así lucía ayer la playa Clearwater en esta localidad de Florida, tras la reapertura ordenada por el gobernador Ron DeSantis. MICHAEL NAGLE. EFE
Mundo 05/05/2020 01:28 Víctor Sancho / Corresponsal Actualizada 02:01
Guardando favorito...

Washington.— A pesar de que ayer casi la mitad de los estados de Estados Unidos estaban aplicando medidas para iniciar el desconfinamiento de la población y el regreso a la normalidad, la cifra de contagios y muertos en ese país sigue lejos de registrar un descenso y así considerar acabada, o al menos controlada, la pandemia por el coronavirus (Covid-19).

Desde hace días la Casa Blanca presiona a los gobernadores para que reabran su actividad económica, más preocupada por el impacto electoral que por el bienestar de la población, y muchas entidades están estableciendo normativas para el regreso de comercios y servicios.Sin embargo, en privado, los números no cuadran y los estudios internos apuntan a que las cifras de muertos crecerán exponencialmente hasta principios de junio.

Según un documento revisado por The New York Times, la administración Trump calcula que el 1 de junio podría haber hasta 3 mil muertos diarios, dato que dobla el ritmo actual de víctimas por coronavirus. Las proyecciones de ese estudio estiman que las cifras de positivos diarios se dispararían, en parte por el mayor acceso a test.

La revisión de las cifras daría sentido a las previsiones al alza de las víctimas por Covid-19 en Estados Unido, que hizo Trump el domingo, cuando confesó que los muertos no estarían en el rango de los 70 mil como se pronosticaba, sino que podrían llegar hasta los 100 mil.

“Vamos a perder desde 75 [mil], 80 [mil], hasta 100 mil personas”, dijo entonces en entrevista a Fox News. La Casa Blanca negó la existencia del documento difundido por el Times, o que algo parecido haya llegado a manos del equipo especial que gestiona la respuesta a la crisis.

“Esos datos no reflejan ningún modelo analizado por el equipo especial”, dijo el vocero Judd Deere, quien aprovechó para alabar las recomendaciones sociales de Trump y aseguró que “la principal prioridad es y continuará siendo la salud de los estadounidenses”.

Sin embargo, un modelo actualizado de la Universidad de Wa-shington muestra que aun la nueva previsión de Trump se queda corta. Según dicho modelo, para el 4 de agosto habrá 134 mil 475 decesos.

Hay un doble balance en la evolución de la pandemia en Estados Unidos. Mientras Nueva York, principal foco, empieza a tener datos positivos, con un descenso de los decesos diarios, en otros estados no se termina de aplanar la curva y siguen los picos.

Ante los buenos augurios, el gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo, presentó una lista de siete requerimientos que debe cumplir su territorio y la decena que se asociaron en la región del noreste del país para reabrir sus economías.

De momento, Nueva York mantendrá su confinamiento al menos hasta el 15 de mayo. Otros, sin embargo, ya empiezan a planificar su nueva andadura, como es el caso del sector turístico. Carnival, una de las principales compañías de cruceros, informó que planea volver a surcar los mares a partir del 1 de agosto, a pesar de que se la culpa de esparcir el virus y ser foco de infección en los inicios de la crisis.

Starbucks, la cadena de cafeterías, auguró que 85% de sus tiendas estarán abiertas, aunque sea en parte, a finales de esta semana.

El doctor George Diaz, uno de los primeros médicos que aplicó el polémico fármaco remdesivir a contagiados por coronavirus y que trabajó en el estudio con conclusiones positivas sobre la aceleración de la recuperación de los infectados, dijo ayer que a pesar de las buenas señales “el tratamiento más efectivo contra el Covid-19 sigue siendo el distanciamiento social”.

Diaz, cuyo estudio estuvo financiado por la farmacéutica Gilead, fabricante del remdesivir, confió en que la efectividad del fármaco sea un primer paso y que siga sin dar efectos secundarios a quienes se les administra. Expresó su preocupación de que aparezca un segundo brote de dimensiones parecidas y que la falta de recursos vuelva a poner en riesgo el control sanitario.

El doctor dijo que hay que esperar al menos un año para la fabricación y autorización de la vacuna, y no como lo prevé Trump.

 

Temas Relacionados
Estados Unidos Covid-19 domado
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios