“Los mariachis somos una especie en fase terminal”

Metrópoli 23/11/2020 03:56 David Fuentes Actualizada 10:29
Guardando favorito...

Músicos se congregaron en el Monumento a la Revolución para dar un concierto gratuito; piden apoyo, pues no aguantarán más tiempo sin trabajo

La pandemia ocasionada por el virus del Covid-19 ha golpeado mortalmente al mariachi. Integrantes del colectivo Salvemos al Mariachi denunciaron que desde hace más de cinco meses no son contratados y no cuentan con un lugar fijo para trabajar y llevar dinero a sus hogares.

“Nosotros como tal también estamos a punto de morir: si no hay gente, si no hay lugares donde tocar o a quien llevarle serenata, un tradicional cumpleaños o amenizar una fiesta, vamos a morir, ya no tenemos ni Garibaldi, no tenemos nada, somos una especie en fase terminal si esto no se compone o acaba pronto”, expuso Hermino, quien con el tradicional tololoche se reunió con otros compañeros en el Monumento a la Revolución, donde dieron un espectáculo gratis a todas las personas que ahí se dieron cita pese a las medidas prevención por la pandemia.

Ahí mismo, refirieron que, a pesar de ser un icono de nuestro país, están olvidados por las autoridades capitalinas, alcaldías e incluso, por la Secretaria del Trabajo.

“Las autoridades no nos dan el apoyo necesario, no saben ni cuántos somos, nosotros creemos que somos más de 5 mil familias las que dependemos de este trabajo y que tenemos ya medio año sin trabajar ni seguridad social ni nada.

“En este momento nos sentimos bastante solos y aislados de una política incluyente que dice Claudia Sheinbaun tener y no es así, la Secretaría del Trabajo, por ejemplo, no ha terminado de entregar desde hace nueve meses el apoyo que ofreció a los compañeros; la alcaldía Cuauhtémoc les debe activaciones a 18 grupos desde el 15 de septiembre y es injusto que nos hagan trabajar y al final del día, no les den un solo peso”, comentó, Andrés Navarro, integrante del colectivo Salvemos al Mariachi.

En medio de la celebración de Santa Cecilia, patrona de los músicos, los mariachis decidieron organizarse y en medio de la pandemia, guardando la sana distancia y las restricciones ordenadas por las autoridades, entonaron las canciones más típicas e icónicas del gremio: El Son de la Negra, Cielito Lindo, El Mariachi Loco, entre otras canciones que fueron el deleite de los asistentes, quienes no perdieron el tiempo y se pusieron a bailar.

“De alguna forma los tenemos que ayudar, ahora tenemos prohibido hacer fiestas, llevarle serenata a la novia o a la mamá y ni modo, sólo les pedimos que aguanten y se debe de buscar la manera de apoyarlos, el mariachi no puede morir en México; deben ser más fuertes que la pandemia y lo que estamos viviendo en estos momentos”, comentó Claudia Ordizabal, asistente al Monumento a la Revolución y quien fue sorprendida por las guitarras y los instrumentos de viento.

De momento, y al no tener un lugar fijo dónde tocar, se analiza la posibilidad de organizar serenatas virtuales a quienes lo requieran; sin embargo, es un proyecto de parte del colectivo, pues los propios mariachis aseguran, que si no es en vivo, el conjunto pierde todo su encanto.

“Es difícil porque en todo caso pones un disco, un celular y ya, el objetivo de nosotros es llevar diversión y que la música se sienta, se respire; aunque de momento no se pueda”, concluyó Herminio con un dejo de nostalgia por la crisis que afecta a los músicos.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios