Cómo hacer espresso en casa

Con estos tres sencillos métodos, podrás hacer un rico café express en casa y ¡sin gastar mucho!

cafe_espresso
Puedes prepararte un delicioso café en casa sin necesidad de comprar una costosa máquina especial./Fotos: Istockphoto
Menú 12/05/2020 14:11 Marisa Zannie Actualizada 15:33
Guardando favorito...

Con esto de la cuarentena por el Covid-19 ¿extrañas terriblemente, y cada vez más, tu espresso de cada mañana? ¿ya probaste con los servicios de mensajería y además de que te sale carísimo, llega helado?

Hay noticias buenas y malas para ti, un espresso, como tal, es imposible replicar en casa; la manera en la que se hace tradicionalmente requiere de una máquina que ejerce una enorme presión —más o menos de 8 mil kilos por metro cuadrado—, con la que el agua pasa a través del café molido.

Lee también: Cómo preparar masa para pizza de manera fácil y rápida

Como comprenderás, es complicado que una máquina casera pueda replicar este efecto, y aun cuando de hecho existen, la verdad es que además de que no son nada prácticas, son bastante caras.

Si no estás dispuesto a invertir tanto para tener tu espresso homemade, la buena noticia es que puedes lograr un rico café, lo más parecido posible al original, si sigues alguno de los tres métodos que te compartiremos a continuación.

Si eres un bebedor regular de café de grano, lo más seguro es que ya tengas alguna de estas cafeteras, pero si no tienes ninguna de las tres, de cualquier forma la inversión es mucho menor que con la máquina específica para hacer este tipo de café.

french_press_ok.jpg


Método 1, con prensa francesa

Es una de las cafeteras más comunes para los amantes del café de verdad, así que es probable que ya tengas una; pero si no es el caso y tampoco sabes de qué se trata, la prensa francesa es básicamente un cilindro de cristal o acrílico delgado con un pico para servir, rodeada de un armazón metálico con un asa de material que no se calienta (baquelita, normalmente) y una tapa con un pistón que baja hasta un poco más allá de la mitad del cilindro de cristal. Su precio es súper accesible y son fáciles de encontrar.

Lo único que necesitas para preparar tu espresso casero con este método es, literal, agua caliente y café de grano molido. Primero que nada, debes moler los granos de café. Sabemos que para hacer un espresso tradicional se necesita un molido muy fino, pero este no es el caso, pues si los mueles muy finamente, traspasaría la malla del pistón y haría un café lodoso, lo mejor es molerlos a que queden más o menos gruesos y puedan soltar su esencia en el agua por el tiempo justo para crear un café vigoroso. Necesitas 4 cucharadas de granos de café molido para preparar dos tazas.

Segundo paso, calienta el agua. Ya que esté caliente pero aún no hirviendo, vierte un chorrito en tu cafetera y gírala para calentarla y evitar que truene por el súbito cambio de temperatura. Sigue calentando el agua justo hasta que empiece a hervir o un poquito antes. Si no la calientas lo suficiente, tu espresso quedará débil y aguado.

Ahora, añade el café molido a tu cafetera. Ya que hirvió el agua, déjala enfriar unos 20 a 25 segundos y después vierte en la cafetera hasta cubrir apenas con ella los granos molidos. Ya que suelten un rico aroma, vierte el resto del agua caliente, revuelve muy suavemente con una cuchara y déjalos reposar para que suelten toda su esencia por unos 5 minutos. Ya que haya transcurrido este tiempo, baja el pistón lenta y cuidadosamente.

El tiempo que dejes al café soltar sus aceites y esencia es muy importante para obtener una perfecta taza, así que ya que lo hayas probado, establece si necesitas dejarlo un poco menos o un poco más la próxima vez, y recuerda cuántos minutos es lo ideal. Es importante que no lo dejes en la cafetera demasiado tiempo porque se amargará. ¡Sirve de inmediato y disfruta!

Consigue una cafetera de prensa francesa, aquí, y un molino casero automático de café, aquí.

moka_pot_ok.jpg


Método 2, con cafetera italiana de aluminio (Moka Pot)

Inventada en 1933 por Alfonso Bialetti, esta cafetera italiana octagonal de aluminio, conocida como Moka Express o Moka Pot, provee de otra forma de hacer un delicioso espresso casero. Si has oído hablar del espresso de estufa, esto es justamente de lo que estamos hablando. De acuerdo con un artículo publicado en el New York Times, en 2016, el 96% de las cocinas italianas tenía ya una Moka Pot, lo cual no sorprende, debido a su capacidad de hacer un café lo más parecido posible al espresso, sin necesidad de una máquina cara y sofisticada. 

Esta cafetera básicamente consiste de un recipiente octagonal de aluminio con tres cámaras y un asa. La base contendrá el agua, la segunda cámara, con forma de embudo, es la que alberga a los granos de café molidos y la cámara superior contendrá el café ya que esté hecho. No es costosa y te permite hacer un delicioso café ¡en la estufa!

Necesitas entre 20 y 22 gramos de granos de café tostado para una taza perfecta de espresso casero. Al contrario del hecho con la prensa francesa, para éste necesitarás molerlos muy finamente; esto con el fin de que el vapor que se genera en la cámara inferior al colocar la cafetera sobre el fuego (o el calor) en la estufa, empape perfectamente al café molido en la cámara media y le permita soltar su esencia y sabor. Es importante no llenar la cámara inferior con agua más allá de la mitad de su capacidad, ya que, de hacerlo así, podría explotar con la presión generada por el vapor.

Después, coloca el café molido en la cámara media formando un montoncito, sacúdelo ligeramente para que se empareje, rásalo con tu dedo índice y si sobra un poco, haz que caiga en la cámara inferior. No lo aprietes para permitir que pase bien el vapor hacia arriba. Enrosca la cámara superior pero no la aprietes demasiado y coloca sobre la estufa a fuego (o calor) medio, si está muy alto, el café se empezará a salir por el pico de la cafetera.

Déjala sin tapa para que puedas ver cómo se va haciendo tu café. Cuando hierva el agua, empezará a salir hacia la cámara superior por la válvula de la cámara media en un chorro, cuando se vuelva de un color amarillento, apaga el fuego y coloca la tapa de la cafetera. ¡Sirve y disfruta!

Nota: para prolongar la vida útil de tu cafetera, lávala perfectamente después de usarla.

Consigue una cafetera Moka Express, aquí, y una cuchara medidora, aquí.

Lee también: La diferencia entre el pan molido y el panko

aeropress_ok.jpg


Método 3, con un Aeropress

Inventado por el profesor de Stanford, Alan Adler, el Aeropress es un invento muy sencillo: se trata de un cilindro de acrílico, un émbolo o pistón y un filtro al fondo. El mecanismo es el mismo que el de una prensa francesa, pero es una versión más actualizada y mejorada, ligera y portátil. Es tan efectivo que muchas cafeterías y tostadoras de café modernas lo utilizan para hacer sus cafés artesanales

Al igual que las cafeteras antes mencionadas, este gadget no es nada costoso y te permite hacer un delicioso espresso casero.

El primer paso es moler los granos de café, necesitarás dos cucharadas soperas, aproximadamente 20 gramos, de granos tostados. Deberás molerlos, al igual que con la Moka Pot, hasta que queden con la consistencia de la sal de mesa. Si los vas a moler con un molino eléctrico, debes monitorear el molido cuidadosamente. 

Coloca un filtro de papel en el fondo del Aeropress, vierte un poco de agua caliente para deshacerte del sabor del papel, vacía dentro del cilindro los granos molidos y dale golpecitos para que se emparejen. Antes de poner el agua, presiona los granos con el émbolo, si al regresarlo a su lugar quedan como un disco, hiciste bien el primer paso. Calienta el agua en una tetera hasta que rompa el hervor o justo antes.

Ya que esté en la temperatura ideal, si pusiste 20 gramos de café molido (2 cucharadas soperas) dentro del Aeropress, vierte agua hasta la marca que dice '2'. Al contrario de lo que sucede con la prensa francesa, no hay que esperar a que se asiente o remoje, se puede hacer de inmediato. Presiona lentamente, sube el émbolo y presiona lentamente de nuevo ¡Disfruta!

Consigue aquí el Aeropress, aquí,  y los filtros, aquí.

Nota: Toma en cuenta que los granos de café deben ser frescos, que los mejores métodos involucran algo de presión, así que las mejores idóneas son el Moka Pot y el Aeropress y la temperatura del agua es esencial.

Temas Relacionados
espresso hacer en casa
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios