Suscríbete

Blindan evaluación docente en Michoacán

Estados 22/11/2015 10:18 Actualizada 16:20

Dicha evaluación docente inició en Michoacán bajo un fuerte dispositivo de seguridad y centenares de maestros de todos los niveles.

La administración estatal informó que el Examen Nacional de Conocimientos se llevó a cabo en coordinación con el Gobierno Federal. Foto: Armando Solís/ EL UNIVERSAL

Centenares de profesores se aglomeraron en el Centro de Convenciones y Exposiciones de Morelia blindado por la Policía Federal. Foto: Raúl Tinoco/ EL UNIVERSAL

Los docentes se enlistaron para su examen de permanencia. Foto: Raúl Tinoco/ EL UNIVERSAL

No hubo acceso a personas ajenas involucradas en la evaluación. Foto: Raúl Tinoco/ EL UNIVERSAL

Excepto personal de las fuerzas federales de Derechos Humanos y notariado michoacano, quienes garantizaron que toda la jornada se realizaría en paz. Foto: Armando Solís/ EL UNIVERSAL

La evaluación se realizó bajo un fuerte dispositivo de seguridad. Foto: Raúl Tinoco/ EL UNIVERSAL

Pese a su rechazo, la CNTE no se acercó a la sede de la evaluación, ubicada al poniente de la capital michoacana, pero realizaron algunas movilizaciones.

Diferentes comisiones de la Sección 18 han arribado a los medios de comunicación electrónicos –estaciones de radio y televisión- donde exigieron que les abran los micrófonos

Pretenden informar a la ciudadanía su rechazo a la aplicación de la reforma educativa.

Un grupo de integrantes de la CNTE se plantaron a unos metros de donde inició el cerco de seguridad. Foto: Armando Solís/ EL UNIVERSAL

Al menos seis mil elementos de las fuerzas estatales y federales resguardaron la sede de la evaluación docente. Foto: Armando Solís/ EL UNIVERSAL

Luego, otro grupo de manifestantes arribó a la Casa de Gobierno de esa entidad, mientras otro contingente de normalistas llegó a la ciudad de Morelia. Foto: Armando Solís/ EL UNIVERSAL

En respuesta, los policías se prepararon con tanquetas de agua y al menos 300 vehículos para desplegar a los docentes . Foto: Armando Solís/ EL UNIVERSAL