Ewan McGregor y Hayden Christensen hablan sobre la fórmula del éxito de “Star wars”

A 45 años del filme, “A new hope”, los actores de Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker resaltan la manera en cómo George Lucas dio una vuelta de tuerca al western y a la premisa de “El camino del héroe”

Ewan McGregor y Hayden Christensen hablan sobre la fórmula del éxito de “Star wars”
Foto: Especial
Espectáculos 25/05/2022 02:40 Ariel León Luna Actualizada 02:41
Guardando favorito...

Desde que Disney compró LucasFilm en 2012, la emoción alrededor de Star wars llegó a otros límites: películas, series, libros, cómics, caricaturas animadas, muñecos, juegos, todo lo referente es sinónimo de éxito y dinero. 
 
Hasta el momento, las 12 películas que se han hecho de esta saga han recaudado más de 12 mil millones de dólares, pero nada de esto hubiese sido posible sin el filme que lo inició todo, “Star wars: A new hope”, que este miércoles cumple 45 años de su estreno y el cual fue realizada con un presupuesto de 13 millones de dólares. 
 
Pero, ¿qué tiene de especial esta franquicia que hace que a casi medio siglo de existir siga atrayendo a nuevas generaciones? 

También lee: Con muerte de Paco Stanley, zillennials dimensionan la edad de sus conquistas
 
Ewan McGregor y Hayden Christensen, Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, respectivamente, detallan que se debe a la historia, una mezcla de cuento infantil con western galáctico que sigue la premisa de “El camino del héroe” de Joseph Campbell. 
 
“La manera en que las obras de Joseph Campbell dieron forma a la estructura de la historia de la saga ha sido bien documentada a lo largo de los años. El amor de (George) Lucas por las series de ‘Republic’ influyó en ‘A new hope’ y ‘Raiders of the lost ark’. Con los hombros de estos gigantes para sostenerse, estrechó aún más su visión al buscar vacíos que habían quedado atrás cuando una nueva generación de cineastas se hizo cargo del cine”, dijo McGregor. 
 
Hayden, quien esta semana regresa con Ewan en la serie “Obi-Wan Kenobi”, indicó cómo Lucas supo darle una vuelta de tuerca al western, un género que a finales de los 70 ya estaba en decadencia. 
 
“El western era una especie de último género mitológico real. Y no podía hacer un western, pues estaban pasados de moda en ese momento, y de todos modos no estaba tan interesado en los westerns. Lucas se hizo cargo y decidió hacer esa misma historia, pero en lugar del viejo Oeste, escogió el espacio. El espacio es divertido, así que creó una especie de mundo espacial de fantasía donde se pudieran contar algunas historias desgastadas por el tiempo”, dijo. 
 

Un proyecto ambicioso  

Para inicios de los 70 George no lo tenía sencillo, su nombre aún era desconocido en Hollywood, con una idea arriesgada logró conseguir los fondos para su ambicioso filme, pero con presupuesto reducido, donde hizo que la imaginación y las buenas ideas sobresalieran sobre los grandes efectos. 
 
La ciencia ficción no era un género popular ni rentable en ese momento. El maquillador de efectos especiales Rob Bottin detalló hace algunos meses a “The Hollywood reporter” que cuando Lucas le propuso trabajar en el diseño de todas las criaturas de este nuevo universo, él simplemente creyó que era una misión imposible, debido a lo ambicioso de la apuesta. 
 
“Todo lo que él me propuso era un riesgo desde el principio. El lanzamiento de una aventura espacial con temas mitológicos fue fuertemente rechazado por los estudios hasta que el presidente de Twentieth Century Fox, Alan Ladd Jr., tomó el proyecto.  

También lee: La tiktoker Esmeralda Soto desafió sus propios límites en la serie "Las Bravas FC"
 
Además, la ciencia ficción no estaba muy bien planteada cuando empezaba la producción. Fue muy difícil hacer despegar una película de ciencia ficción. Las películas de efectos especiales eran casi inexistentes”, dijo Rob Bottin. 
 
Debido a que se consideraban complicados y la gente no los entendía, hacer una película de ciencia ficción complicada que involucró efectos especiales era algo inaudito. 
 
Si bien las mezclas de género del guión fueron innovadoras, “A new hope” también marcó el comienzo de los siguientes avances en efectos especiales. El presupuesto limitado significó aplicar técnicas de efectos prácticos, muchos de los cuales tenían orígenes que se remontan a la era del cine mudo. 
 
También brindó oportunidades para mostrar desarrollos en tecnología que habían sido costosos en el pasado. 
 
Esto incluía un sistema de cámara de control de movimiento creado por el supervisor de efectos visuales John Dykstra, una vez demasiado caro, ahora rentable y práctico para producciones como “A new hope”. 
 
“Lucas sabía que los efectos especiales no tenían la capacidad de soportar la carga de hacer una buena película. Al igual que muchas personas, después de ver “2001: una odisea del espacio” por primera vez, se dio cuenta del papel ampliado que habían desempeñado en el éxito de la película. Ahora vio su potencial como simplemente otro dispositivo narrativo, a la par con personajes convincentes y una trama emocionante”, añadió Ewan McGregor.

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, planes para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

Comentarios