911 y canales virtuales de TV

Irene Levy

El lunes 3 de octubre entró en operación el número para la atención de emergencias 911 en 16 entidades de México (Baja California, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, Sonora, Tlaxcala, Puebla y Zacatecas), en el resto del país estará disponible a partir de enero de 2017.

Desde luego que la implementación no ha sido sencilla, es necesario integrar todos los servicios públicos de emergencia (policía, bomberos, servicios médicos y otros), y además se requiere de la coordinación entre municipios, estados y federación.

Acompañará a este sistema telefónico de emergencias recién lanzado, la localización en tiempo real del lugar del cual se realiza la comunicación (que puede ser de voz o mediante un mensaje de texto SMS) que aún se encuentra pendiente. Así, se estima que para las llamadas desde un teléfono fijo la geolocalización iniciará el 1 de marzo y desde dispositivos móviles, en junio de 2017. La idea es que el operador envíe de manera automática a la Secretaría de Gobernación la ubicación desde la que se originan las llamadas de emergencia

Desde luego que este sistema presenta retos técnicos para los operadores, por ello se instalaron mesas de trabajo en las que el IFT, la Segob y la industria, se han estado coordinando para su implementación. Precisamente el viernes concluyó la consulta pública del anteproyecto que establecerá la metodología para evaluar el cumplimiento de la precisión de la geolocalización en tiempo real de llamadas al número 911, es decir, cómo va a medir el IFT el cumplimiento de los operadores fijos y móviles respecto de la información que tienen que generar sobre el lugar de donde se genera la llamada de emergencia.

Al respecto, el proyecto propone que la medición sea a través de números establecidos a priori por el Instituto, este avisaría a los operadores para efectos de la evaluación y el ejercicio se realizaría a través de llamadas “ficticias”, con lo que la metodología se aleja de la realidad y genera costos adicionales a la industria.

Adicionalmente al proceso de evaluación de los operadores, se presentan otros retos que deberán solucionarse: aún no están integrados todos los servicios públicos de emergencia en la plataforma del 911; el gobierno debe contar con herramientas para recibir la información sobre la localización de las llamadas al 911 que envíen los operadores; la geolocalización de los dispositivos desde los que se generan los SMS al 911 no está contemplada en la metodología de evaluación a pesar de que sí existe la obligación de los operadores de entregarla (al parecer presenta complicaciones técnicas ya que los SMS no generan geolocalización automática). Uno de los retos más importantes para la industria, se refiere a la actualización del registro de la localización en los dispositivos móviles; si una persona llama al 911 desde un teléfono celular en movimiento, el lugar reportado será aquel desde el cual se inicia la llamada, pero como este va cambiando conforme el dispositivo se desplaza, debería existir una actualización en tiempo real de su localización y actualmente no está disponible.

Como ve, el tema del 911 aún presenta retos importantes pero ha estado avanzando gracias al diálogo entre autoridades e industria. Creo que el IFT debería abrir una ventana en la regulación sobre este tema, a fin de que en cierto tiempo se revise y evalúe su funcionamiento para modificar, de ser necesario, sus disposiciones, se trata de un proyecto ambicioso que todos queremos que funcione bien, más allá de que se sancione o no a las empresas. Por cierto, ¿sabía usted que el 90% de las llamadas que se recibieron en números de emergencia durante el primer semestre de 2016, fueron falsas? Increíble irresponsabilidad.

Canales virtuales de televisión. ¿Qué son los canales virtuales de tv? Como consecuencia de la digitalización de la televisión, se realizó un reordenamiento de los números de los canales de televisión abierta. Gracias a esto, existirá un solo número primario para cada señal de radiodifusión a nivel nacional, o regional, pues al día de hoy, una misma señal se identifica con distintos canales a lo largo del país o de la región que cubra, de tal suerte que ahora Once tv siempre será el 11 y el Canal de las Estrellas, siempre será el 2. Con esto, además, se ordena también la identificación de la multiprogramación (que permite que el mismo canal se “parta” en varios canales para transmitir programación distinta), de tal suerte que el “canal principal” de programación llevará como distintivo el .1, el siguiente será el .2 y así sucesivamente (11.1, 11.2 ó bien 2.1, 2.2). El canal que cambió fue el 13, que ahora será el canal 1. Así es como el IFT ha asignado a todos los canales de televisión abierta un “canal virtual” que no es más que el número que utilizará cada canal de programación para ser identificado. Esta modificación entrará en vigor el 27 de octubre, por lo que es necesario reprogramar nuestros televisores antes de esa fecha para que el equipo identifique los nuevos números.

Pero qué pasará con los canales virtuales —de televisión abierta— en las plataformas de la televisión de paga. ¿Qué número les asignarán en Dish, Sky o Izzy? Otra consulta pública que lanzó el IFT, y que termina hoy, se refiere precisamente a la regulación de la retransmisión de los canales de televisión por los operadores de televisión de paga.

La preocupación consiste en que se coloquen las señales de tv abierta que retransmiten de manera tal que se genere una ventaja competitiva artificial. Por ello el Instituto pretende modificar los lineamientos de retransmisión de señales para obligar a los operadores a agrupar las señales de tv abierta (incluyendo las de multiprogramación) de manera conjunta, ascendente y consecutiva de acuerdo con el número primario de los canales virtuales asignados por el Instituto. Sería conveniente que hubiera un consenso para que todos los operadores coloquen en los mismos números los canales abiertos, por ejemplo a partir del número 100, y de esta manera se homologue su ubicación sin importar el operador con quien uno contrate.

*Presidenta de Observatel y profesora de la Universidad Iberoamericana. Esta columna refleja la posición personal de la autora.

Twitter: @soyirenelevy

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios