Comercio exterior sin brújula

Alberto Barranco

Invitado, la semana pasada, a participar en un foro sobre Política Exterior organizado por la Universidad Autónoma de México, el director general de Negociaciones Multilaterales, Luis Roberto Zapata Barradas, inició su participación con una advertencia, sólo se quedaría los 20 minutos de descarga de su ponencia, debido a sus múltiples ocupaciones

Sin embargo, su texto se agotó en 50 minutos más de lo que le concedía a la audiencia del auditorio “Ricardo Flores Magón” de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

El caso es que la larga disertación de cara al Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica, en cuyo marco hubo una especial insistencia en subrayar que la negociación se engloba en dos mil cuartillas, dejó más dudas que certezas.

Ante ello, el moderador de la mesa, Antonio Villegas Villalobos, embajador jubilado, atajó la prisa con que se retiraba el funcionario, para solicitarle respuestas para al menos tres preguntas del auditorio.

En ellas tampoco se logró develar los velos, por más que volvió a insistir en las dos mil hojas. Se diría que en la cantidad estaba la calidad… sólo que no hubo degustación de platillos.

En otro escenario, hace unos meses, junio para ser concretos, uno de los subsecretarios de Economía invitó a desayunar al experto en comercio exterior, catedrático de la Universidad Anáhuac, Arnulfo Gómez, para intentar empatar posturas sobre el tema.

El alguna vez consejero comercial en el exterior hablaba de que los funcionarios negociaban y diseñaban programas sin conocer la estructura de la planta productiva nacional, lo que molestó al funcionario.

En la tensión, el experto le preguntó si sabía a cuánto ascienden las importaciones de tornillos que realiza el país.

En el desconcierto, el funcionario aventuró una respuesta para salir del paso: 30 millones de dólares.

La realidad lo dejo helado: Si en 1993 se importaron 471 millones de dólares, el año pasado la cifra llegó a 2 mil 499.

En su incredulidad, el funcionario espetó que para qué tantos.

La respuesta anotó, entre otras, a la industria automotriz, por más que ésta es de las que genera mayor valor agregado.

México no produce suficientes tornillos.

En el escenario, nuestro país está sujeto a la importación de insumos, para producir productos de exportación. De ahí que la balanza comercial no ha mejorado a pesar de la ventaja competitiva que tendría la depreciación de la moneda.

De ahí el que con la mayoría de los 42 países con que se han firmado Acuerdos de Libre Comercio se mantenga déficit. El mayor de ellos, equivalente a 73.61% del total, se da con Asia.

De 1993 al 2014 el acumulado alcanzó un trillón 144 mil 182 millones de dólares.

Apostada la estrategia a instaurar a México como potencia maquiladora, es decir ensamblar mercancías para darle valor agregado, el país en más de 30 años de apertura no se ha logrado incrementar sustancialmente el contenido nacional.

La avidez por los acuerdos mercantiles dejó de todo la preparación de la casa.

¿En cuántas de las dos mil cuartillas del TPP se reflejará la realidad de la planta productiva del país?

Balance general. Amo absoluto durante dos décadas de Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores al mantener su firma estelar Teléfonos de México, luego América Móvil, el mayor peso del mercado, el magnate Carlos Slim acaba de ser destronado.

La nueva emisora estelar del Índice de Precios y Cotizaciones es Fomento Económico Mexicano, FEMSA, la principal productora de bebidas en México.

La firma alcanza una ponderación de 12.9%, una décima más allá de América Móvil.

El valor de las acciones de la firma con sede central en Monterrey ha crecido espectacularmente en lo que va del año, en paralelo al declive de la del magnate.

A raíz de la venta de su participación en las cervecerías Cuauhtémoc y Moctezuma, parte de cuyas acciones se canjearon por papeles de la compradora, Heineken, la compañía de José Antonio Fernández Carbajal, conocido como “El Diablo”, inició una expansión acelerada, adquiriendo plantas de bebidas carbonatadas en Sudamérica, además de cadenas de negocios al menudeo.

Sus tiendas Oxxo ya superan con corresponsalías las sucursales bancarias del país.

Premian a Deschamps. Aceptadas las condiciones de la empresa para modificar el régimen de jubilaciones y pensiones aún vulnerando derechos adquiridos, el líder del Sindicato Petrolero, Carlos Romero Deschamps, ya tiene su premio.

De acuerdo a la agencia Bloomberg, bajo el nuevo contrato colectivo pactado con Petróleos Mexicanos, la representación gremial tendrá el doble de recursos por concepto de “apoyo”. En total se le otorgarán 380 millones de pesos. Hace dos años se había pactado una bolsa de 192 millones 846 mil.

El dinero otorgado en algunos casos para festejos o eventos deportivos, se le entrega en efectivo al sindicato.

Otra vez OHL. Cuando parecía que la ofensiva de “balconear” llamadas telefónicas realizadas por directivos de OHL se había cerrado, aparece otra en la que el presidente de la firma constructora, José Andrés De Oteyza, le comenta al director general, Sergio Hidalgo, su preocupación porque los consejeros independientes se sientan manipulados.

Se habla, fundamentalmente, del presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior, Valentín Diez Morodo.

La conversación apunta a que se asumen decisiones que luego, a espaldas de la reunión convocada del Consejo de Administración, se pretende legalizar al incluirlas en el acta.

Semanas después de la fecha de la llamada renunciarían no solo Diez Morodo, sino Carlos Ruiz Sacristán, ex secretario de Comunicaciones y Transportes, y Jesús Reyes Heroles, exdirector general de Pemex.

Desconfianza de aseguradores. La sospecha de favoritismo en licitaciones para pólizas de seguros convocada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el Infonavit mantiene molesto al gremio, quien se queja de violaciones a reglas, leyes y mandatos en materia de adquisición de bienes y servicios.

En el caso de la SCT, se habla de haberse confeccionado un traje a la medida para favorecer al asesor de seguros Ángel Hernández y el despacho Integra de la familia Zetune, para asegurar el satélite Centenario.

En el del Infonavit se le puso en charola de plata más de 50% de una prima de 500 millones, es decir, 260, a Luis Arguello y Vicente Mendoza, “asesorados” por Tonatiuh y Tizoc Gonzalez.

No tanto. De acuerdo a la firma petroquímica Mexichem, el peso en el conglomerado de sus operaciones en Francia no llega a 30%.

El negocio representa el 2% de sus ventas y el 0.2 del EBITDA.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios