Resumen

En una carta enviada al Presidente, integrantes de la institución educativa dijeron que habrá afectaciones a proyectos de restauración del patrimonio cultural de México

Pie para la foto de esta nota o para el vídeo relacionado.

Foto: INAH, archivo
01/07/2020 18:15
Redacción

Cuerpo

Miembros de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM) enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la que externaron su preocupación por la situación crítica en la que se encuentran tras el recorte del 75%.

El 23 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto en el que se establecieron las medidas de austeridad que deberán seguir las dependencias de la Administración Pública Federal.
En uno de sus puntos, el decreto establece que “no se ejercerá el 75% del presupuesto disponible de las partidas de servicios generales y materiales y suministros”.

El recorte del 75%, dijeron los integrantes de la institución del INAH ubicada al sur de la Ciudad de México, perjudica a la ENCRyM, escuela que desde hace 50 años se dedica a la formación de profesionales de la restauración y la museología; así como a la conservación, restauración, difusión y divulgación del patrimonio cultural. 

Además señalaron que la escuela “tiene una responsabilidad directa” en el manejo de patrimonio cultural y que durante la formación de profesionales se trabaja con patrimonio cultural público, “lo que implica un servicio constante a las comunidades y a la nación”.

“Como todo el país, en estos meses de pandemia por COVID-19 hemos continuado desarrollando nuestras labores de docencia e investigación de manera virtual, no obstante que no hubo ministración de recursos en el primer semestre para los proyectos planteados para este año. Reiteramos nuestra solidaridad con la emergencia actual, pero será complejo que las labores sustantivas de nuestro quehacer, de formación e investigación, se puedan desarrollar con menos del 12% del presupuesto”, señalaron.

Desde que la publicación del decreto, el antropólogo Diego Prieto, director general del INAH, ha dicho que no habrá afectaciones a las actividades sustantivas del Instituto; sin embargo, la comunidad de la ENCRyM rechazó esa postura.

“Todo lo contrario, ante la nueva normalidad, la ENCRyM corre el riesgo de tener que aplazar o acotar sus actividades en: la restauración de obra por falta de recurso para adquirir los insumos necesarios; los procesos de selección y traslados de obras (transporte, gasolina y viáticos); la continuidad de los proyectos de investigación de todos los programas académicos que implica, entre otras cosas, la contratación de actividades profesionales específicas y el trabajo de campo; el desarrollo de las publicaciones periódicas, varias de ellas reconocidas a nivel internacional; la contratación de especialistas para cursos de extensión académica, actualización y capacitación; entre otras. En resumen, las actividades de la escuela que se fundan en la atención social, se verán mermadas considerablemente por la falta del recurso económico”, sostuvieron.

La misiva con fecha del 30 de junio fue enviada al Presidente, con copia para Diego Prieto, Aída Castilleja, secretaria técnica del INAH; Pedro Velázquez Beltrán, secretario administrativo  del INAH; Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, y a Gerardo Ramos, director de la ENCRyM.

En el documento, la comunidad de la ENCRyM también condenó “enérgicamente” la reducción presupuestal “que se cierne sobre el Instituto Nacional de Antropología e Historia, institución articuladora del rico mosaico cultural que es y ha distinguido a México".

Con información de Antonio Díaz

fjb