Reforma energética a fuego lento

Alberto Barranco

Anunciado a todo repique de campanas por la Secretaría de Energía que al final de este año habrían colocado inversiones por 4 mil 73 millones de dólares las empresas que ganaron concesiones para explorar y explotar petróleo, hete aquí que la cuenta alcanza sólo 733 millones

En contraste, a partir del desahogo de las rondas de adjudicación de zonas, Petróleos Mexicanos ha invertido 32 mil 566 millones de billetes verdes.

El descobijo, el desfase, el paso de tortuga lo puso sobre la mesa el director general de Petróleos Mexicanos al relevo, Octavio Romero, al seno del Congreso Mexicano del Petróleo realizado en Acapulco y organizado por asociaciones profesionales del sector.

Pilladas con los dedos en la puerta, las firmas privadas nacionales y extranjeras le lanzaron la bolita al burocratismo de las comisiones creadas al fragor de la reforma energética, con énfasis en la Nacional de Hidrocarburos.

Lo que omitieron, naturalmente, es que al impacto de la propaganda negra que planteaba un escenario radical a la posible llegada del candidato presidencial puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, en cuyo marco se le daría reversa a la apertura y se cancelarían los contratos, las apuestas se contrajeron al mínimo ante la indiferencia de la autoridad.

El caso es que el hoy presidente electo a lo que urgió fue al cumplimiento estricto de los compromisos pactados para apresurar resultados.

La meta es que al final del sexenio la producción general de crudo se haya incrementado a 2 millones 480 mil barriles diarios.

Actualmente al nivel es de un millón 800 mil.

Pese a los 107 contratos otorgados, la producción ha crecido desde hace tres años en sólo 54 mil barriles diarios, de los cuales 50 mil se le atribuyen a Pemex.

Lo grave del caso es que la mayor parte es de crudo pesado, en un marco en que la producción de ligero ha descendido 27.2% en los últimos años.

El 54.7% de la extracción de crudo es de este tipo.

Como usted sabe, éste tiene mayor posibilidad de convertirse en gasolinas.

La urgencia del nuevo gobierno apunta a la promesa de revertir la importación de gasolinas, cuyo nivel llega ya a 56% del consumo, en cuyo marco se abrirán procesos de reconfiguración en las refinerías de Tula y Salamanca y se construirá una más en Dos Bocas, Tabasco.

Lo cierto es que aún cuando los pozos descubiertos como el Zama-1 en las costas de Tabasco deben pasar por un periodo de maduración antes de empezar a producir para no malograrse o reducir su potencial, sí hay un embudo en torno a los permisos requeridos para mantener los avances, por más que la CNH podría alegar que el desfase se dio al cortarse la ruta de los contratos.

Como usted sabe, las rondas 3.2 y 3.3 programadas para este año se aplazaron a febrero de 2019 tras el anuncio del nuevo gobierno de revisar los contratos para corregir posibles ventajas, aunque sin opción de cancelarlos.

Ahora que el principal problema es el hecho de que la reforma energética se le vendió a la población como la panacea, casi el paraíso.

El pez, dicen, por la boca muere.

Balance general. Presentada apenas el 13 de agosto una Controversia Constitucional ante la Suprema Corte por lo que se calificaba de extralimitación de facultades del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial al extender la Denominación de Origen del Mezcal a tres entidades federativas más, ésta la bateó la instancia en menos de dos meses.

El argumento habla de improcedencia.

En el escenario, se pretende ahora desconocer a Hipócrates Nolasco como presidente del Consejo Regulador del Mezcal, en lo que pareciera una cargada política.

Como usted sabe, la semana pasada éste no acudió a una reunión convocada por la Secretaría de Economía en la mira de llegar a acuerdos, a pretexto de incluirse en la convocatoria a organizaciones y personas ajenas al tema.

El problema es que lo que está en juego no es una simple decisión administrativa, sino la posibilidad de que se contraigan las exportaciones de la bebida ante la falta de rigor para mantener el escenario tradicional para su elaboraciones.

Ganó Aeroméxico. Después de un jaloneo de varias horas entre las partes, finalmente la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores aceptó conjurar la posibilidad de Huelga en Aeroméxico, aceptando una oferta final de incremento salarial de 5.1%, frente al 5.3% solicitado.

Sin embargo, quedó en el aire de punto central del diferendo, es decir, la existencia de dos pesas y dos medidas para el trato laboral a pilotos, lo que contraria lo dispuesto en el artículo 123 de la Constitución y su ley reglamentaria.

Mientras una se rige a la letra del Contrato Colectivo, otra se le recorta al piloto 40% de sus percepciones, así como prestaciones.

Yo soy 132. Va para los anales: al calor de la campaña política por la Presidencia de la República coincidieron, aunque en diferentes horas, en un acto proselitista en la Universidad Iberoamericana los candidatos Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

Este fue el primero en llegar a un auditorio atiborrado en el que, contra todo pronóstico, lo aguardaban gritos de apoyo, lo que provocó que le colocara más fuego al discurso.

A su salida el escenario cambió radicalmente, la entrada fue selectiva y no se permitió sentarse en el pasillo central ni ocupar los laterales, con la novedad de que se coló un par de ex alumnos incómodos para el aspirante priísta, a quienes se intentó callar, lo que provocó un tumulto colectivo.

Peña Nieto se refugió en uno de los baños.

Días después la prensa leal al priísmo culpaba del asunto a uno de los hijos del que será secretario de Turismo del próximo gobierno: Miguel Torres Márquez.

La prueba irrefutable, según, es que el estudiante, en el marco de sus tareas filantrópicas, había organizado un torneo de box, participando él mismo, con la novedad de que a la usanza del peleador profesional Márquez, quien se colocó en el calzón las siglas del PRI, se puso las del PRD.

El cuasi linchamiento provocó que el muchacho saliera del país durante dos años.

Del escándalo nació el movimiento “Yo soy 132” por parte de 131 alumnos calificados como alborotadores.

El inculpado es hoy el responsable de la imagen de las empresas del grupo de Miguel Alemán Velasco.

Resurge Vitro. Tras el concurso mercantil al que se acogió voluntariamente, el Grupo Vitro está recuperando viejas glorias. La reestructura de sus deudas y de su organización le ha permitido acelerar el paso al punto de que acaba de pagar por adelantado deudas por 670 millones de dólares.

La principal productora de vidrio del país saldó con ello un crédito pactado con el banco Inbursa, del magnate Carlos Slim, por 500 millones de dólares, y otro con BBVA Bancomer por 176 millones de dólares.

El total de la deuda original era de 700 millones.

 

[email protected]

Comentarios