Recuperados de Covid-19 sólo necesitan una dosis de las vacunas de tipo ARNm

Los investigadores aseguraron que la población que ya fue infectada por el SARS-CoV-2 cuenta con anticuerpos naturales y que con una sola dosis terminaría de completar su proceso de inmunización, por lo que recomiendan el uso de los biológicos de Pfizer y Moderna para este sector de la población

vacuna contra covid-19
Foto: Pascal Guyot / AFP, archivo
Ciencia y Salud 20/04/2021 14:49 Redacción CDMX Actualizada 14:49
Guardando favorito...

Un nuevo estudio sugiere que las personas recuperadas del Covid-19 sólo necesitarían una dosis de las vacunas de ARN mensajero, como la de Pfizer y Moderna, para alcanzar una inmunización completa, ya que tras la enfermedad desarrollaron anticuerpos que serán completados con una de las inyecciones de estos tratamientos.

Un grupo de investigadores del Instituto de Inmunología, de la Universidad de Pennsylvania en Estados Unidos (EU), estudiaron los efectos de las vacunas de ARN mensajero (ARNm) en 44 personas: 33 de ellas no habían padecido la enfermedad, mientras que las otras 11 ya habían atravesado la infección por el SARS-CoV-2.

Los resultados, publicados en “Science Immunology”, arrojaron que las personas sanas requirieron ambas dosis para alcanzar una inmunidad optima. De acuerdo con los investigadores, luego de dos semanas de la aplicación del tratamiento completo, los anticuerpos de estos participantes incrementaron de manera considerable.

vacuna_arnm_pfizer_covid-19_coronavirus_vaccine_i1.jpg
Foto: AP/Esteban Felix, archivo

En el caso de los individuos recuperados del SARS-CoV-2, las respuestas de anticuerpos aumentaron significativamente después de la primera dosis. Sin embargo, no hubo un incremento después de la segunda dosis. Fue así que, los estudiosos consideraron que bastaría sólo una de las inyecciones para proteger a este sector de la población.

Lee también: El "ABC" de la vacuna mexicana "Patria" contra Covid-19

¿Cómo funcionan las vacunas de ARN mensajero?

Para entender la función de este tipo de vacunas es importante situarnos a principios de la pandemia, cuando las autoridades sanitarias chinas reportaron la presencia de un nuevo virus potencialmente peligroso y que estaba propagándose entre su población.

A partir de ese instante, el gremio científico se preocupó por diseñar distintos tratamientos combativos frente a los efectos del SARS-CoV-2 que comenzaba a transmitirse alrededor del mundo.

La farmacéutica Moderna fue una de las primeras en presentar el proyecto de su vacuna llamada “mRNA-1273” a tan sólo 66 días que los científicos chinos hicieran públicos la información acerca del genoma del virus, el tratamiento ya era probado en voluntarios estadounidenses.

vacuna_arnm_pfizer_covid-19_coronavirus_vaccine_i2.jpg
Foto: Tiziana Fabi / AFP

En julio del 2020, la empresa de biotecnología Pfizer se unía a los esfuerzos de contener la pandemia con la presentación de la vacuna “BNT162b2”, de características símiles a las de Moderna. Ambos tratamientos, basados en la metodología de ARN mensajero, una nueva alternativa de la rama inmunológica.

Las vacunas de ARNm, a diferencia de las de tipo convencional -basadas en proteínas-, fueron creadas a partir de genes.

Lee también: Vacunas contra Covid-19 serían ineficaces en pacientes con cáncer de la sangre

De acuerdo con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), estas vacunas se encargan de transportar una serie de instrucciones genéticas que son recibidas por las células humanas (células B de memoria).

Nuestras células, a su vez, deben cumplir la tarea de fabricar antígenos, que es aquella sustancia que induce una respuesta del sistema inmune para la formación de anticuerpos.

Lo que ocurre durante este proceso es una trayectoria muy parecida a la infección natural por el Covid-19. En la actualidad, las vacunas de Pfizer y Moderna han registrado niveles de eficacia de hasta el 95%: “Con estas plataformas la vacunología ha cambiado radicalmente en los últimos diez años”, aseguraron representantes del NIAID.

vacuna_arnm_pfizer_covid-19_coronavirus_vaccine_i3.jpg
Foto: Ahmad Al-Rubaye / AFP

En este contexto, los expertos de la Universidad de Pennsylvania aseguraron que las personas, que aún no se habían enfermado de Covid-19 y fueron vacunadas, desarrollaron células B de memoria para secretar los anticuerpos específicos que permiten una respuesta muy rápida que impide la infección.

Los investigadores expresaron también que la respuesta de las células B de memoria, aunque es satisfactoria, disminuyó ligeramente con la edad.

El grupo de personas recuperadas de Covid-19 desarrolló una respuesta importante de anticuerpos y de células B de memoria después de la primera dosis de la vacuna, pero el aumento no prosiguió luego de la aplicación de la segunda dosis.

“Este refuerzo robusto después de la primera dosis de vacuna se correlacionó fuertemente con los niveles de células B de memoria preexistentes en individuos recuperados, identificando un papel clave para las células B de memoria en el montaje de respuestas de recuerdo a los antígenos del SARS-CoV-2”, ahondaron los especialistas.

Lee también: Covid-19. Los expertos de EU y España que colaboran en la vacuna mexicana Patria

La identificación y comparación de los anticuerpos desarrollados, por uno y otro grupo, fue posible por un análisis de cebado serológico, lo que quiere decir que se llevaron a cabo una serie de pruebas diagnósticas constantes, después de 15 días de haber recibido el tratamiento preventivo completo.

“Las vacunas de ARNm revelaron respuestas distintas basadas en la exposición previa al SARS-CoV-2, por lo que los sujetos recuperados de Covid-19 sólo pueden requerir una sola dosis de vacuna (de ARN mensajero) para lograr respuestas máximas de anticuerpos y células B de memoria”, propusieron los investigadores.

Este hallazgo -aseguraron los autores del trabajo- colaborará para una nueva forma de distribución de la vacuna del SARS-CoV-2, en un entorno de recursos limitados, pues no sería necesario administrar dos dosis a toda la población, si una gran parte de ella ya ha producido anticuerpos naturalmente.

Sin embargo, los científicos reconocieron que “todavía hay escasez de información sobre cómo estas nuevas vacunas de ARNm provocan respuestas inmunes a nivel celular y molecular”.

nrv

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios