Suscríbete

Por Covid-19 especialista prevé "brotes" de depresión muy altos

El confinamiento y la incertidumbre generada por el coronavirus han provocado que aumenten los sentimientos de tristeza y ansiedad. En el marco del Día Mundial contra la Depresión, recordamos las emociones que son importantes de atender

Covid-19_depresión
Ilustración: Iván Vargas/EL UNIVERSAL
Ciencia y Salud 12/01/2021 21:41 Néstor Ramírez Vega Actualizada 03:20

Carolina intentó quitarse la vida una noche de noviembre. El confinamiento la tenía cansada y quería darle una sorpresa a su pareja, pero él terminó con ella en su cumpleaños. Un corazón roto la llevó a tomar vino y cinco sedantes que se convirtieron en 10, luego 15, pero al final perdió la cuenta, sólo se enteró después que tenía cajas vacías a su alrededor cuando sus padres la encontraron.

En 2019 se informó que el 15 por ciento de los mexicanos padecen depresión, trastorno mental del que la Organización Mundial de la Salud ha señalado que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o de placer. Además, en su forma más grave, puede llevar al suicidio.

Cada 13 de enero se conmemora el Día Mundial contra la Depresión para hacer conciencia sobre esta enfermedad que afecta tanto a hombres como mujeres.

Estudios han arrojado que son los hombres quienes más suelen consumar los actos de suicidio. Al respecto, la psicóloga Graciela Medina aseguró en entrevista con EL UNIVERSAL que esto se debe a aspectos culturales y la educación familiar.

“A las mujeres se nos ha facilitado un poco más la expresión de los afectos, los buenos y los malos, más fácilmente que a los hombres”, aunque a veces toman la carta de la autolesión o el atentar contra la vida.

También leeLa depresión juvenil está ligada a 66 enfermedades y una muerte prematura

No obstante, los varones concretan más su acto suicida luego que usan métodos más rudos. “Es muy importante, casi la proporción es de 4 a 1 en donde sí es muy diferente”, afirmó la experta del Tecnológico de Monterrey, quien participó en un estudio para conocer, hace aproximadamente 10 meses, la forma en que este trastorno estaba afectando al inicio de la pandemia de Covid-19.

La tristeza, la ansiedad y la soledad son algunas sensaciones que han ido en aumento luego de más de un año que el coronavirus SARS-CoV-2 llegó a nuestras vidas. Pero así como el miedo al contagio ha puesto en peligro la estabilidad mental de las personas, también lo ha sido la incertidumbre ante lo que pueda ocurrir y el sentimiento de pérdida.

Ante el escenario de incertidumbre por el Covid-19 en el mundo, la experta ha sostenido que su idea es seguir prestando ayuda, pues “consideramos que habrá brotes de depresión muy altos, el riesgo en salud mental es alto, vienen no nada más por cuestiones de contagio por el coronavirus y el peligro de muerte, que ya es decir bastante, sino también por otras cuestiones, de la gran incertidumbre en términos de la economía y la sobrevivencia a este nivel”.

De acuerdo con un estudio realizado en julio pasado por el Tecnológico de Monterrey en 745 personas, el sentimiento de tristeza o de cierto grado de vacío tuvo una respuesta de 61.3 por ciento, mientras que aquellas personas que no tenían motivación para hacer las cosas debido al confinamiento ascendía al 48.5 por ciento o en ansiedad.

Con el confinamiento, perdemos la libertad

La psicóloga Graciela Medina, quien formó parte de la investigación, afirmó que se incrementaron los pensamientos antes mencionados luego que con el confinamiento lo que perdemos es libertad, autonomía, nuestra toma de decisiones para cualquier cosa.

También lee¿Qué es la positividad tóxica, pensamiento que se ha vuelto popular?

“No es fácil, aunque tampoco es todo lo que podemos perder pues está el peligro inminente de enfermarnos o de perder la vida o la de un ser querido. Todo eso nos pone en jaque, despierta sentimientos diversos”, añadió.

Entre las distintas actitudes que sirven de indicio para determinar si una persona está en medio de una depresión están reacciones como la irritabilidad, ansiedad, ataques de pánico, fatiga, tristeza. Incluso pueden verse afectadas otras funciones psicológicas como la memoria, la atención y la percepción en casos más graves.

“Hay también reacciones anímicas y emocionales como la frustración, el enojo, un sentimiento de injusticia, inconformidad, desorganización; puede haber pérdida de control de sí mismo, de sentirse mal por no poder controlar una situación o fuertes sentimientos de ambivalencia”, añadió la Coordinadora del Área Clínica de la Licenciatura en Psicología clínica y de la Salud.

Desempleo y alteración del sueño, otros problemas de la pandemia

La doctora Geraldine Guzmán Hernández, quien coordinó la investigación, añadió que otras de las preocupaciones de las personas consultadas eran la situación económica, el desempleo y la sensación de que algo malo ocurriría, pues cerca de la mitad de los encuestados manifestaron ese temor.

El patrón de sueño fue otro elemento observado, pues 75.6 por ciento de los encuestados sostuvieron dificultad para dormir o conciliar el sueño. “Sí fueron cifras que nos llamaron la atención al grado de depresión y ansiedad. Ahora a casi un año y con base en todo el aumento de mortalidad y de contagios, estaría interesante conocer qué cambios hay en estas respuestas de la población”, comentó.

También leeConfinamiento: Adultos mayores peligran ante síntomas de enfermedades mentales

Al vivir una situación de incertidumbre, tales como pérdidas desde una pareja, oportunidades laborales y hasta el estilo de vida, el cuerpo hace un esfuerzo que provoca signos, síntomas y sentimientos de incertidumbre, ansiedad y tristeza que pueden empeorar si se tiene una personalidad vulnerable o se está en una situación socioeconómica lamentable.

Ante depresión, ¿cuándo buscar ayuda especializada?

La diversidad de sensaciones y sentimientos generados a propósito de la pandemia, sobre todo aquellos que tienen una relación con la depresión, la cual según la Asociación Psicoanalítica Mexicana la principal enfermedad mental en México, la pregunta sería en qué momento buscar ayuda especializada.

Al respecto, Graciela Medina comentó que en primera instancia se debe recurrir a la persona más cercana que se tiene y que forma parte de lo que los expertos llaman “red de apoyo”, de lo contrario buscar a expertos en la salud mental.

Unos indicadores importantes a tomar en cuenta son cuando las personas pierden el control, no quieren hacer nada y se aíslan más de lo que la cuarentena lo requiere.

Debido a lo antes mencionado es que las reacciones de ataque o huida de las personas se vuelve una alerta, pues no solamente puede provocar a las personas con quienes vive y tiene cerca, sino puede lesionarse a sí mismo luego que tiene una se puede autoculpar de sus comportamientos.

También leeLa forma en la que hablas revela si eres depresivo o alegre

En medio de la pandemia, luego que ha sido imposible tener sesiones tradicionales en las que el médico y el paciente están en un lugar estrecho, las plataformas de video así como las llamadas telefónicas han formado parte de una vía para atender a las personas y ayudarles en medio de esta lucha contra las emociones.

“Ante la cuestión de no poder salir o de no poder tener contacto más estrecho, los medios de comunicación de esta naturaleza como el teléfono y otras plataformas han sido muy benévolas al menos para el área de psicología”.

La situación por el coronavirus también ha servido para que los psicólogos se introdujeran en estas tecnologías, sobre todo aquellos que no estaban involucrados con estas plataformas. Además, ante la posibilidad que las personas no tuvieran acceso a esos medios, universidades, instituciones y gobierno hicieron un esfuerzo para acercar a los expertos y ofrecer la ayuda a distancia.

Salud mental y Covid-19, ¿qué se espera en 2021?

Pese a que ya existen diversas vacunas contra el Covid-19, la situación que atraviesa el mundo aún es de incertidumbre luego que las medidas implementadas a lo largo del año que ha pasado, como el trabajo y la educación a distancia, así como por los decesos que ha habido.

La psicóloga Graciela Medina ha comentado que se esperan una gran cantidad de casos de depresión, sobre todo luego que los jóvenes están muy contrariados por su futuro laboral, o bien los adultos que tienen que sostenerse a sí mismos o a una familia.

“Estas actitud de generatividad son las que están amenazadas, porque si se cierran fuentes de empleo ponen en jaque todo esto”, afirmó.

Por otro lado destacó que en los niños está la cuestión formativa y de sociabilidad, por lo que se deben proteger y fortalecer los lazos de confianza dado que ellos apenas están formando esa parte social en ellos, lo cual les permitirá creer en sí mismos y los demás, “todo eso se puede ver afectados si no nos ponemos las pilas los adultos responsables de ellos”.

La misma unidad de formación que llevó a cabo la investigación coordinada por la doctora Geraldine llevará a cabo un nuevo trabajo para conocer los pensamientos que se tienen un año después de la pandemia.

De esa forma es que se podrán contrastar los datos de hace más de 8 meses con los nuevos que se generen, luego que lo importante es ver cómo está reaccionando la población, “nosotros pensábamos que eran 2 o 3 meses de confinamiento y nunca pensamos que llegaría a un año de confinamiento”.

Temas Relacionados
salud mental depresión Covid-19

Comentarios