Así son los robots más raros del mundo

Pianista, policía, poeta, intérprete de lenguaje de señas y valija rodante, son algunas de las tareas que desempeñan estas máquinas con aspiraciones futuristas
02/10/2017
10:07
La Nación - Argentina / GDA
-A +A

Como en las películas de ciencia ficción, los robots pueden ser un poco como el diplomático C3PO o el avieso Ash. Pero también pueden parecerse al simpático y multifuncional R2D2 o ir más allá y transformarse en autómatas realmente extravagantes.

Por ejemplo, TeoTronico es un robot pianista diseñado y construido por Matteo Suzzi. Tiene  53 dedos y debutó en una orquesta el 26 de agosto de 2012 con la Sinfónica de Berlín. 

Puede reproducir cualquier partitura de piano a partir de un archivo MIDI, solo o acompañando a músicos de carne y hueso. Eso sí: su interpretación es, de momento, completamente literal.

Pero Teo no se limita a tocar, sino que también puede hablar, cantar, reproducir textos escritos y hacer expresiones faciales divertidas.

Los movimientos de los robots también están mejorando y sus creadores abrevan en la naturaleza para inspirarse.

Entre los animales más fascinantes se destaca el pulpo, porque no tiene esqueleto y está hecho casi totalmente de músculo blando, que lo transforma en una criatura extremadamente flexible. Esto le permite nadar ágilmente en todas las direcciones y agarrar una amplia gama de objetos en una forma muy particular.

Surge así OctopusGripper, una pinza biónica que tiene una estructura de silicona blanda controlada neumáticamente. Al igual que su modelo natural, esta pinza biónica cuenta con dos filas de ventosas y es capaz de agarrar de una manera suave y segura.

Festo, la firma que la desarrolló, ya está probando OctopusGripper en dos robots ligeros neumáticos y flexibles: el BionicMotionRobot y el BionicCobot.

Adiós bolsas

bolsa_0.jpg

La compañía italiana Piaggio creó un robot llamado Gita, capaz de servir como ayudante personal para cargar el contenido de las bolsas y las pesadas mochilas que llevamos a diario. También puede programarse para realizar entregas.

Tiene forma semiesférica y mide poco más de 60 centímetros de diámetro. Gracias a sus cámaras y sensores de proximidad, el dueño sólo debe caminar unos pasos adelante y Gita lo seguirá.

El robot cuenta con un compartimiento para guardar hasta 15 kilos de objetos y puede trasladarlos a una velocidad de hasta 35 kilómetros por hora.

Estudiantes de posgrado de la Universidad de Amberes, Bélgica, desarrollaron un brazo robótico impreso en 3D capaz de traducir texto o audio a lenguaje de señas en tiempo real.

El proyecto, llamado Aslan, está compuesto por una mano robótica y un antebrazo construidos a partir de 25 piezas impresas en 3D, con 16 servomotores controlados por una placa Arduino.

Para que aprenda se le enseña los gestos a través de un guante especial, pero ahora sus desarrolladores están buscando que también pueda aprender a través de una cámara web.

Aslan fue creada por Guy Fierens, Stijn Huys y Jasper Slaets y todavía es un prototipo, pero desde la universidad aseguraron que una vez finalizado los diseños serán de código abierto

Estos estudiantes no son los únicos en desarrollar un robot-intérprete de lenguaje de señas: otro grupo de estudiantes de la Universidad de Zhengzhou, de China, crearon un robot similar.

Estos jóvenes iniciaron el proyecto en 2014, creando las manos. Ahora el robot ya tiene un torso y un soporte.

Puede expresar cientos de oraciones que se usan con frecuencia en áreas de servicios. La meta final, según los estudiantes, es colocar estos robots en lugares públicos, como hospitales, estaciones de trenes y bancos para que ayuden a las personas sordas.

Robocop

Recientemente, la policía de Dubai presentó al primer oficial de policía robótico fabricado por la empresa española PAL Robotics.

Este robot, conocido como REEM, mide 1,68 metros y se mueve gracias a unas ruedas inferiores. Cuenta con una tablet en el pecho que lo ayuda a interactuar con las personas, ya que desde ahí se podrán reportar crímenes, pagar multas y comenzar trámites.

Es capaz de reconocer rostros y gestos a una distancia máxima de 1,5 metros y habla 15 idiomas.

Aunque por ahora REEM forma parte de una prueba piloto, el departamento policial de Dubai espera que en 2030 el 25% de la plantilla esté compuesto de robots.

Una de las principales tareas que prometen hacer los robots es el cuidado de niños y ancianos. Pero ahora una empresa noruega, No Isolation, creó AV1, un autómata que ayuda a los chicos y jóvenes que sufren enfermedades largas. La particularidad del AV1 es que puede acompañar a un chico en su casa o ir al colegio en su lugar. De esta manera, el niño que está enfermo puede -desde su hogar- ver y escuchar al maestro.

Y poeta también

Ahora los robots también pueden producir arte. Yuxi Lui, estudiante del programa de Maestría en Informática del Diseño de la Universidad de Edimburgo, diseñó para su tesis un autómata que recorre la playa buscando estímulos para crear poesías, que luego escribe en la arena.

Este proyecto, denominado Poet on the Shore (Poeta en la playa), se basa en inteligencia artificial y una serie de sensores que le permiten percibir el mundo que lo rodea. Luego traduce estas percepciones a poemas. No hemos obtenido ejemplos de sus obras, que son efímeras, pero su creadora asegura que el robot puede tener experiencias multisensoriales y presentar una especie de sensibilidad poética en forma totalmente autónoma.

tcm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS