19 | JUL | 2019

Impulsa Hospital Infantil estrategia para abatir retraso cognitivo

25/05/2016
18:08
Ruth Rodríguez
-A +A
Buscan dotar a todas las Secretarías de Salud estatales del país de materiales didácticos para apoyar a la población infantil que tiene retraso cognitivo

[email protected]

Médicos del Hospital Infantil de México "Federico Gómez" (HIMFG) lanzaron una estrategia a nivel nacional denominada "Te receto un Juego" que buscará abatir el retraso en el desarrollo cognitivo de niños a través de actividades lúdicas.

De acuerdo con Antonio Rizzoli Córdoba, jefe de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del HIMFG, de uno a cuatro niños en México pueden llegar a tener retraso cognitivo.

"Son pequeños en los que se observa que no saben contar o muestran incapacidad para reconocer los nombres de las cosas", expuso. 

La causa, agregó, es que estos niños cuyas edades van de los tres a los cuatro años de edad, no han acudido a preescolar o no han tenido oportunidad de un aprendizaje o desarrollo inicial.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), uno de cada tres niños no tiene acceso a preescolar y el 20% de la población infantil tiene retraso cognitivo, razón por la cual el HIMFG recibió el donativo de miles de piezas de una empresa de juguetes con presencia internacional y armó paquetes, mismos que serán distribuidos en todo México.

Antonio Rizzoli dijo que un problema latente es que los padres de familia no cuentan con los recursos para mejorar el aprendizaje de sus hijos con problemas de lenguaje y comunicación.

Por eso, dijo, este estrategia buscará dotar a todas las Secretarías de Salud estatales del país de materiales didácticos.

"El objetivo primordial es empoderar a la población para que sea el ambiente el elemento que juegue a favor del desarrollo cognitivo de los niños”, señaló.

En rueda de prensa, Rizzoli explicó que la estrategia anunciada tuvo como punto inicial la puesta en marcha de un programa piloto, mediante el cual se analizó la pertinencia de hacer extensivo a todo el país un programa de actividades lúdicas, con efectos positivos en el desarrollo pero que pudieran ser comprobables.

Al presentar los resultados del programa piloto (llevado a cabo en Puebla con 300 niños), el jefe de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo afirmó que luego de una intervención de seis meses con las actividades propuestas, se observó que 70%  de los niños presentaron una mejoría en su desarrollo, y que los principales problemas se asocian al lenguaje y a la comunicación.

Precisó que la edad con mayor riesgo de retraso es a los dos años de edad, particularmente en el área de lenguaje.

El neurólogo dijo que la estrategia “Te receto un juego” está dirigida a todos los psicólogos del país, y  arrancará con la distribución de materiales por conducto del Centro Nacional para la Salud, la Infancia y la Adolescencia (CENSIA), y a través del programa de inclusión social PROSPERA, al igual que IMSS PROSPERA.

Explicó que la estrategia cuenta con tres puntos fundamentales: distribuir los materiales didácticos a nivel nacional, otorgar a psicólogos herramientas para llevar a cabo intervenciones dirigidas, y sembrar la idea entre la población en general de la importancia del juego como promotor del neurodesarrollo.

Dijo que un momento previo de la estrategia consiste en evaluar a los niños de 0 a 5 años de edad con la prueba EDI (estudio que se realiza en diversas instituciones de salud y a través de programas federales para analizar la motricidad, el lenguaje y los niveles de conocimiento). 

Precisó que la estrategia anunciada por el Hospital Infantil de México Federico Gómez se dirige a aquellos niños que en la evaluación presentaron retrasos en su desarrollo.

Sin embargo, Rizzoli Córdoba señaló que aun aquellos infantes que observaron un desarrollo normal, pueden alcanzar un desarrollo destacado o sobresaliente con el conjunto de actividades sugeridas en la estrategia.

Entre las actividades planteadas se encuentra la identificación de colores y de formas, la construcción de determinados objetos, ejercicios corporales algunos de ellos mezclados con juegos de palabras, entre los que destaca la alteración en el orden de dichos juegos, así como la elaboración de dibujos y el rescate de canciones infantiles. 

Todas las actividades, señalóm Rizzoli, están estructuradas para repetirse en casa con los padres de familia, quienes deberán señalar en un formato, previamente elaborado por el HIMFG, el grado de participación de sus hijos.

A partir del donativo recibido por parte de Lego, la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del HIMFG clasificó las diversas piezas que había en tres mil 850 cajas, por un periodo de dos meses y medio, hasta alcanzar los 750 kits básicos y los cuatro mil 800 kits complementarios, los cuales empezarán a ser distribuidos a partir de hoy.

 

ahd

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios