Francisco Martínez Neri asegura que la autoridad electoral no ha actuado para sancionar al PRI en caso de desvío de recursos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

PRD exige al INE investigar al tricolor

03/07/2017
01:59
Suzzete Alcántara
-A +A
Acusa al partido de recibir recursos ilegales de Borge y de César Duarte

[email protected]

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri (PRD), solicitó al Instituto Nacional Electoral (INE), iniciar los procedimientos de sanción al Partido Revolucionario Institucional (PRI), por el presunto desvío de recursos por parte de los ex gobernadores de Chihuahua, César Duarte Jáquez, y de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo.

 

 

 

 

 

 

“Vemos con alarma que la autoridad electoral no ha actuado a fin de implementar los mecanismos de sanción al partido político que se benefició de estos recursos, los cuales, sin lugar a dudas, son ajenos y distintos a los que permite la ley electoral”, expuso en un comunicado.

 

 

 

El también coordinador de los diputados del sol azteca agregó que en el caso del ex gobernador César Duarte, hasta la fecha existen diversos testimonios que lo involucran como principal responsable de entregar recursos al PRI, del cual es miembro desde hace muchos años.

 

 

 

“Al día de hoy se han documentado las aportaciones directas que se depositaban al Comité Directivo Estatal del PRI de Chihuahua de manera mensual y se ha podido acreditar que todo el operativo de desvío de recursos públicos fue planeado, ordenado y avalado por el ex mandatario del estado, César Duarte Jáquez”, refirió.

 

 

 

Martínez Neri dijo que en lo correspondiente a Quintana Roo, Borge Angulo está acusado de haber desviado recursos públicos para financiar la campaña del entonces candidato del PRI a la gubernatura, José Mauricio Góngora Escalante.

 

 

 

Detalló que la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y la Fiscalía General de Quintana Roo, luego de varias indagatorias, documentaron que Góngora Escalante recibió más de 200 millones de pesos provenientes del erario público para su campaña en el 2016.

 

 

 

“Resulta alarmante e inaceptable para la democracia en nuestro país que existan estos casos de corrupción, en los que los gobernadores de las entidades utilicen recursos ilegales para financiar a su partido político; no debemos permitir que sigan ocurriendo estas viejas mañas priístas”, anotó.

 

 

 

 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios