Suscríbete

Navarrete pide a la IP no aumentar la tensión

Nación 18/08/2016 03:30 Horacio Jiménez - enviado Actualizada 11:49
Guardando favorito...

Romper la ley no es la solución a los bloqueos de la CNTE, asegura el secretario del Trabajo

[email protected]

El secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, reconoce que el activismo de la clase empresarial para exigir que terminen los bloqueos del magisterio es un foco de atención para el gobierno federal, por ello pide a los integrantes de la Iniciativa Privada (IP) que se ajusten a la ley y no propicien un aumento de tensiones, cuando todos saben que hay un grupo de gente violenta que busca encontrar mártires que permitan justificar su lucha.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Navarrete Prida advierte a los empresarios de México que la solución para los cierres y manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no se va a dar si se quebranta la ley, como el no pagar impuestos, al contrario, esto lo puede agravar.

Navarrete Prida asegura que es importante que el sector ayude a encontrar soluciones en temas que evidentemente lastiman a la sociedad y rechaza que haya debilidad del gobierno federal por las presiones de distintos sectores. Responde que hay una administración fuerte que permite democráticamente las expresiones, pues es a través del diálogo como se deben solucionar los problemas y no con respuestas autoritarias.

Otorga una calificación aprobatoria al desempeño de los integrantes del gabinete presidencial en los cuatro años de la actual administración, y destaca el temple del presidente Enrique Peña Nieto porque todos los días sale con el mismo entusiasmo, actitud y sensibilidad para resolver los problemas, sin brotes autoritarios ni revanchas.

“Primero el proyecto”

Navarrete Prida, a quien muchos lo ubican como posible candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México, es cauto sobre su futuro, pero llama a fortalecer la estructura de gobierno y la de su partido en la entidad mexiquense, así como prepararse para una contienda limpia, de ideas y de propuestas.

Agrega que no es tiempo de pensar en nombres o personas para la candidatura, pues eso se debe hacer al último. Antes, subraya que se tiene que pensar en el proyecto, en estructuras y en los logros de gobierno.

Rechaza una fractura al interior del PRI mexiquense por los distintos nombres que se manejan para suceder al actual mandatario estatal, Eruviel Ávila Villegas. Adelanta que el priísmo es la clase política más vieja de México, con una gran disciplina, y asegura que eso va a prevalecer, más cuando el primer priísta mexiquense ocupa hoy el cargo de Presidente de México.

¿Cómo se encuentra nuestro país en empleo?

—El país, no obstante de este entorno complejo, tiene un crecimiento económico y lo importante de esto es que tiene más generación de empleo y de altas al Seguro Social y a los sistemas de seguridad social, que el crecimiento económico, prácticamente el doble. Rebasamos hace poco los 2 millones de puestos de trabajo, es la cifra más alta en la historia de México en el mismo periodo desde que se llevan registros; además, 41% son mujeres y más de un tercio son jóvenes. En síntesis, en materia de empleo, México crece cada día y se generan más de 5 mil 700 altas al IMSS incluyendo sábados y domingos. La tendencia no ha sido de un año, ya llevamos tres; la tasa de informalidad ha bajado en el Inegi, por lo tanto, la cuenta que se entrega es buena.

¿Y por qué hay una percepción en la sociedad de que no hay tanto empleo?

—Porque, en realidad, la cantidad de gente que entra al mercado laboral por año, frente a la capacidad de este país de ofrecer nuevos puestos de trabajo, es insuficiente, en eso la percepción social no se equivoca, es real, por eso fue que se hicieron y se tomaron decisiones para las reformas estructurales, porque el país lo que necesita urgentemente es crecer de manera robusta durante muchos años para poder absorber a toda su planta de empleo de jóvenes que por pura demografía van a entrar en edad de trabajar y a aquellos otros que han quedado marginados del mercado laboral y que el crecimiento económico no ha podido absorber.

¿Cómo se encuentra el ambiente laboral en nuestro país, sobre todo por las huelgas?

—Tranquilo, vivimos un periodo inédito en la historia de México. Ya tenemos prácticamente 34 meses sin una sola huelga federal, no hay un periodo más grande en la historia del país desde 1917, que se promulgó el derecho a huelga en el artículo 123, y en el mundo tampoco hay un solo país con derecho a huelga que tenga un periodo tan largo sin el estallamiento de una como tal; quiere decir que los factores de la producción en el país se han puesto de acuerdo. No estoy hablando de las grandes empresas, que esas siempre tienen manera de paliar sus crisis, sino incluso de pequeñas empresas de ocho, 10 o 15 trabajadores que han sabido ponerse de acuerdo y no cerrar, no generar una huelga y un paro de labores, eso significa que nuestra planta laboral está completa y está creciendo en la medida que estos 2 millones de puestos nuevos de trabajo se incorporan al mercado laboral.

¿Al gobierno federal no le preocupa el activismo que han tenido los empresarios, sobre todo con la presión que han ejercido por la CNTE?

—Los sectores sociales, sean sindicatos, empresarios, actores sociales importantes, es muy positivo que se expresen con claridad sobre sus demandas, sobre sus necesidades, sus pretensiones y que se hagan en el marco de la ley, que se exija la aplicación de ésta, ajustándose a ella y no buscando salirse, y que, sobre todo, sectores organizados como el sector empresarial, —que por cierto no es monolítico, ya no hay estructuras monolíticas en México—, pero que el sector empresarial se exprese con la idea de ayudar a encontrar soluciones en temas que evidentemente nos lastiman en distintas partes del país. Yo veo esto como un signo positivo, que no es una debilidad del gobierno, sino que hay un gobierno lo suficientemente fuerte que permite que la expresión democrática de opiniones y de libertades se pueda dar y que a través del diálogo se solucionen los problemas y no a través de respuestas autoritarias.

La semana pasada el presidente de la American Chamber [Cámara Americana de Comercio] decía que no es la solución el no pagar impuestos...

—A eso me refiero, exigir el cumplimiento de la ley, pero romperla no es la solución... es agravar el problema; exigir el cumplimiento de la ley y hacer valer exigencias y buscarle soluciones a daños que sí reciben sectores por la imposición, esa sí autoritaria, esa sí agresiva, esa sí coercitiva de grupos sociales que quieren generar caos y conflicto social con mártires. Bueno, la forma correcta, como dice la American Chamber, es exigir el cumplimiento de la ley con la ley misma.

¿Cuál es el mecanismo para solucionar este conflicto con la CNTE?

—Lo primero es volverle a exponer a la sociedad qué es lo que se discute. Hay que dejarle claro que en este momento las demandas que se podían tener sobre supuestos daños de una reforma educativa están superadas, que no hay un daño en materia laboral, que no están dándose de baja a maestros por el hecho de ser maestros, porque todos estamos sujetos a revisión… Yo preguntaría si hay alguien de esta importante empresa periodística que no esté sujeto a evaluarse, que no esté sujeto a superarse... Todos estamos sujetos a evaluación.

¿No le preocupa al gobierno federal este activismo de la parte empresarial, y que los contraponga con la sociedad?

—Yo creo que sí es un foco de atención que se está trabajando y dialogando. Yo no he tenido en el sector laboral, en este momento, que el sector empresarial esté presentando demandas concretas en el sector, creo que sus expresiones han sido hacia otros rubros, hacia otros renglones de la administración pública, por lo que creo que tampoco es una posición general del sector empresarial, sino que están manifestando un punto de vista concreto y lo que hay que pedirles es que todos nos ajustemos al tenor de la ley y que no propiciemos un aumento de tensiones cuando sabemos que hay un grupo de gente violenta que lo que está pretendiendo es precisamente encontrar uno o dos, cinco o 10 mártires que permitan justificar una lucha y que el tema de menos sea el de la reforma educativa, sino sea lucha social con otra naturaleza y otros propósitos.

¿Han afectado al empleo los bloqueos y protestas?

—Sí ha afectado al empleo. La cifra que dio el Inegi en julio con respecto a creación y altas al Seguro Social fue una cifra menor a las que tuvimos en el mismo mes el año pasado, pero estoy convencido de que la fortaleza del país en este proceso de formalización de empleo y aprovechamiento de áreas de oportunidad en otros sectores compensa y que el balance final ha sido que tenemos la cifra más alta de creación de empleos en la historia de México.

¿Cuál sería su calificación para el desempeño de los integrantes del gabinete?

—Una calificación aprobatoria, sin duda, con un gran temple del Presidente de México, un enorme temple, donde todos los días, no obstante los intereses que se pudieron haber visto afectados, sale con el mismo entusiasmo, con la misma actitud, con la misma sensibilidad de buena fe para resolver los problemas sin brotes autoritarios, sin revanchas, sin pérdida de temple ante las circunstancias, sino con una evaluación profunda de los problemas.

¿Al final del sexenio ve cambios en el gabinete?

—Esa es una facultad exclusiva del Ejecutivo Federal, no me corresponde a mí ponerla en tela de juicio.

Usted es un actor importante en el Estado de México, ¿le interesa la candidatura?

—El Estado de México, como todas las demás entidades en materia electoral, tiene tiempos políticos. Yo soy un creyente del respeto de los tiempos políticos, no lo estoy diciendo de ahora, lo he dicho en otras ocasiones; en este momento, políticamente hablando, lo que tiene que fortalecerse en el Estado de México es su estructura, tanto de gobierno como de partido, y prepararse para una contienda limpia, de ideas, de propuestas y no estar pensando en nombres o personas, eso es en lo último que se debe pensar, se debe pensar en proyectos, en estructuras y en logros de gobierno.

Hay muchos tiradores y una sola candidatura, ¿no ve una fractura?

—En mi partido yo pienso que no, es la clase política más vieja de México, la clase política que ha mostrado un enorme profesionalismo en México, la clase política que se ha distinguido por una gran disciplina en la toma de decisiones, porque tiene altas miras. En el Estado de México todos los ex gobernadores, sin excepción, tienen una función y yo estoy seguro que esos principios que le han dado ese nombre, ese prestigio, esa solidez y esa continuidad a la clase política mexiquense van a prevalecer, más aún cuando el primer priísta mexiquense ocupa hoy el cargo de Presidente de México.

¿Si no se refrenda la gubernatura, estarían en riesgo de perder la Presidencia en 2018?

—Decía Alejandro Magno, cuando iba a empezar la batalla, y sus compañeros le decían… ‘¿cómo te vas a dormir si probablemente mañana nos destrocen a todos?’ Alejandro Magno decía: ‘Hay que enfrentar las batallas y ya luego veremos’.

¿2018 es importante para el PRI?

—Es importante para el país. Es importante para su futuro, es importante para que reformas que tuvieron un alto costo se sostengan y le den viabilidad a México, es importante para los mexicanos.

Temas Relacionados
Alfonso Navarrete Prida
Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos