“Será mejor que tomen en serio a Trump”

Violar derechos humanos no es la mejor manera de derrotar a grupos criminales, opina la aspirante a la presidencia de EU

En la foto: Hillary Clinton (SETH WENIG. AP)
Nación 18/04/2016 03:10 León Krauze Actualizada 11:15

[email protected]

Quiero ver a México avanzar más rápidamente en la ruta para eliminar la impunidad y la corrupción que socavan el futuro del pueblo mexicano, asegura Hillary Clinton, la aspirante del Partido Demócrata a la presidencia de Estados Unidos.

Clinton pide a todos tomar en serio las posturas que promueve el aspirante a la candidatura del Partido Republicano Donald Trump, pues “él está tomando posiciones que tendrá que asumir si, Dios no lo quiera, es elegido. Creo que todos deben hacerlo, todos en nuestro país y en todo el mundo tendrían que tomarlo en serio. Ningún otro candidato a la presidencia ha sido tan polémico en la forma en que habla de otras personas en nuestro propio país y en otros países. Las políticas que él negligentemente, temerariamente, presenta a la gente creo que son increíblemente peligrosas. No es un reality show, puesto que él es alguien contendiendo para ser presidente y está dando su mejor esfuerzo para obtener la nominación de su partido”, dice Clinton en entrevista concedida a la cadena televisiva estadounidense Univisión.

¿Cuán importante es el voto hispano en ese contexto, dado que usted sugiere que solamente si los demócratas reconquistan el Congreso la reforma de la inmigración podría ser posible?

—El voto hispano es crucial. Todos los votos lo son, pero especialmente el voto hispano, especialmente en California, un estado diverso que celebra a los inmigrantes que están aquí. Así, tenemos la oportunidad de volver a tomar el Senado. Habrá elecciones al Senado aquí en California; probablemente un demócrata será elegido para suceder a Barbara Boxer, pero en otros estados, en New Hampshire, en Pensilvania, en Indiana, Ohio e Illinois, y en otros estados, tenemos la oportunidad de derrotar a un senador republicano, y lo que eso significa es que podemos tener un Senado demócrata.

Ahora, aún se tiene que trabajar en la Cámara de Representantes, pero si usted tiene un Senado demócrata y un candidato presidencial republicano pierde de nuevo, porque los hispanos rechazan su odiosa retórica y su posición negativa sobre la inmigración. En algún momento los republicanos van a tener que prestar atención si quieren ganar la Casa Blanca de nuevo. Es por eso que creo que el voto hispano aquí en California y en todo Estados Unidos es crucial.

¿Usted está de acuerdo en que el poder en los Estados Unidos tiene que pasar por el voto hispano, en que necesita el voto hispano?

—Se necesita un cambio en Estados Unidos y una continuidad donde las cosas están bien, como prolongar los progresos que estamos llevando a cabo. La obtención de la reforma integral de inmigración requiere una gran e increíblemente enfocada participación de los votantes hispanos, y eso es lo que esperamos ver.

—Quiero hablar con usted acerca de México. Usted sabe que los abusos contra los derechos humanos y la corrupción son una preocupación creciente. Apenas esta semana un video mostró una tortura horrenda contra una mujer por parte del Ejército Mexicano. Hay personas, hay voces que han sugerido que el gobierno estadounidense probablemente debería retener fondos de la Iniciativa Mérida, la cual usted personalmente ayudó a ampliar y explica en su libro, a fin de aumentar la presión sobre la administración de Enrique Peña. ¿Se puede considerar la retención de los fondos de la Iniciativa Mérida?

—Bueno, si yo tengo el honor de ser presidente voy a trabajar estrechamente con el gobierno mexicano y tengo interés en los derechos humanos. Yo tengo interés acerca de la forma más efectiva para controlar la anarquía y el asesinato y las bandas de narcotraficantes, y no creo que violando los derechos humanos de las personas sea la mejor manera de llevar al país a derrotar a los grupos delictivos.

Por lo tanto, me gustaría tener una línea de comunicación muy abierta y un diálogo muy franco. Pero me gustaría que el gobierno mexicano, si se enteran de esta entrevista, se dé cuenta de que ellos mismos tienen que establecer un alto nivel para los funcionarios de gobierno que tienen el poder policial, el poder militar.

¿Altos estándares, normas superiores?

—Bueno, yo creo que debería ser según las normas internacionales. Como sabes, existen convenciones contra la tortura. Donald Trump quiere que Estados Unidos haga caso omiso al derecho internacional. No será así. Y bueno, no quiero que México haga caso omiso del derecho internacional. Quiero que México tenga el futuro que sé que puede tener, donde podremos elevar los ingresos de las personas y sus aspiraciones y mejorar la educación y la salubridad. El pueblo mexicano es tan creativo, tan resistente. Viajé a México cinco veces como secretaria de Estado y valoro mucho esta relación. Por lo tanto, quiero como amiga de México que el gobierno mexicano establezca realmente un estándar alto y detenga cualquier tipo de prácticas abusivas, puesto que eso envía una señal fuerte a la gente de México sobre que se les protegerá contra los cárteles y los traficantes de drogas, asesinos y similares, pero se les protegerá de forma que no se les ponga a ellos, o a su seguridad, en peligro.

¿Así que la corrupción, la impunidad y los abusos de los derechos humanos en México le preocupan?

—Sí lo hacen. Porque tengo mucho optimismo sobre el futuro de México y quiero ver a México avanzar más rápidamente al eliminar las conductas, la impunidad, la corrupción que socavan el futuro del pueblo mexicano.

Entrevisté al secretario del Trabajo Thomas Pérez apenas la semana pasada y le pregunté sobre el libre comercio, y dijo que el TLC ha sido mayormente negativo para los trabajadores estadounidenses. ¿Es su opinión que el TLC ha sido principalmente negativo para los trabajadores estadounidenses?

—Creo que lo que el secretario Pérez dice es que para muchos de los trabajadores dedicados a la fabricación en nuestro país ha sido negativa. Si usted se dedica a los bienes y servicios, o a algunos productos agrícolas, quizás se le han abierto nuevos mercados y nuevas oportunidades. Pero he dicho que habría que renegociarlo para que sea más beneficioso en ambos lados de la frontera y me gustaría intentar hacerlo como presidente.

Trump y Sanders, como usted sabe, están defendiendo el aislamiento, yo lo llamaría populismo. ¿Cuál es su postura en lo que se refiere al libre comercio en general? Usted dice que quiere tal vez renegociar el TLC. ¿Podría ampliar eso?

—Bueno, yo sé que Estados Unidos tiene sólo 5% de la población mundial. Tenemos que comerciar con el otro 95%, pero creo también que ahora tenemos que echar una ojeada a todos nuestros acuerdos comerciales para asegurarnos de que cumplen con lo que estaban destinados. En otras palabras, un acuerdo comercial debería ser bueno para la gente en ambos países o en los varios países que lo conforman. Y en Estados Unidos en particular tenemos el mayor mercado, la mayoría de consumidores que gasta más dinero en la economía a nivel mundial; quiero asegurarme de que no estamos perdiendo trabajos, que no estamos socavando nuestra competitividad, así que creo que es importante. No soy una constructora de muros, no creo que todo el comercio está mal y que debamos dejar de comerciar. Creo que esa es una visión miope e incorrecta. Creo en el comercio, pero quiero tener la certeza de que estamos haciendo el tipo de comercio eficiente que será bueno para los estadounidenses, así como para otros.

Cada vez que, por ejemplo, la Ford o una empresa automotriz grande abre una nueva planta en México el presidente o alguien del gobierno mexicano lo celebra públicamente. El señor Trump ha dicho que esos trabajos, todos esos puestos de trabajo, deberían volver a Estados Unidos. ¿Cuál es su posición?

—Creo que muchos de ellos nunca deberían de haberse ido. Creo que muchos de ellos deberían de haber sido mantenidos en Estados Unidos. Esos eran buenos trabajos que proporcionaban buenos salarios de clase media para las personas y creo que hemos ahuecado la base de nuestra industria. Ahora nuestra industria automovilística está teniendo un repunte, pero mientras estamos de vuelta, si las empresas exportan más de nuestros trabajos, sea para México, China o cualquier otro lugar, entonces nos veremos de nuevo en una situación económica difícil. Por lo tanto, creo que los fabricantes de automóviles deben estar mucho más comprometidos con el mantenimiento de los puestos de trabajo en nuestro país.

Escribí un perfil para el New Yorker sobre un simpatizante de Trump, un hispano del este de Los Ángeles. Me dijo dos cosas: que Trump no es realmente un racista y que si es electo realmente no realizará deportaciones en masa. Él dijo que es sólo para complacer a la base republicana. ¿Cree usted que Donald Trump es un racista de verdad o es todo una fachada para la base conservadora? En realidad, la pregunta es: ¿es un racista? ¿Los votantes deben de creerle?

—Creo que cualquiera que se postula para un puesto público, en particular la presidencia, tiene que ser tomado en serio. ¿De qué otra forma se les puede evaluar? Las frases de campaña combinadas con antecedentes de servicio público, de los que él no tiene ninguno, son lo que realmente da una guía para los votantes. Y siento tener que decir que creo que el hombre que entrevistó no está prestando suficiente atención, porque no es sólo que Trump es atractivo para los votantes de base. Él está tomando posiciones que tendrá que asumir si, Dios no lo quiera, es elegido.

Ahora bien, tengo la intención de impedir que eso ocurra. Pero se le tiene que prestar atención a lo que dice la gente. Ha sido mi experiencia durante muchos años en la política estadounidense que la mayoría de las personas que se postulan cuando dicen algo es que realmente van a tratar de llevarlo a cabo. Uno de sus más firmes defensores es el senador Jeff Sessions, de Alabama. Mire sus antecedentes, él ha sido un virulento oponente de los inmigrantes y la inmigración. Él ha defendido muchas leyes draconianas y sanciones. Entonces, ¿por qué tendría que ser atraído a Donald Trump si no creyera que Donald Trump en realidad seguiría con las deportaciones y hacer la vida difícil para nuestras familias de inmigrantes? Ahora, creo que sería difícil para él, pero eso no significa que no lo intente y que no sea un elemento divisivo, amenazante, si obtiene la autoridad para actuar como Jeff Sessions lo ha venido propugnando desde hace años.

Entonces los mexicanos, el gobierno mexicano, los mexicano-estadounidenses en Estados Unidos deben de tomarlo en serio. Los hispanos deben de tomarlo muy en serio.

—Creo que todos deben hacerlo, todos en nuestro país y en todo el mundo tendrían que tomarlo en serio. Ningún otro candidato a la presidencia ha sido tan polémico en la forma en que habla de otras personas en nuestro propio país y en otros países. Las políticas que él negligentemente, temerariamente, presenta a la gente creo que son increíblemente peligrosas. No es un reality show, es alguien contendiendo para ser presidente y está dando su mejor esfuerzo para obtener la nominación de su partido. Él va a seguir siendo esta figura divisiva y va a intentar obtener la nominación y ganar las elecciones. Así que sí, tómenlo en serio, escuchen lo que dice y organícense para votar aquí en California. El 7 de junio, en las primarias, sería un honor para mí tener el apoyo de los votantes de California, especialmente los hispanos, con quienes tengo un largo historial de trabajo, de apoyarlos, y eso es exactamente lo que haré como su presidente.

¿Tiene miedo de enfrentarlo en las elecciones generales?

—No, en lo absoluto. No me importa lo que diga sobre mí. Puedo defenderme sola, pero estoy rotundamente en contra de lo que dice sobre todos los demás. Ya sabe, gente que trabaja duro, los inmigrantes mexicanos, los estadounidenses de origen musulmán, las mujeres en todas las esferas de la vida. Él dice que los salarios son demasiado altos cuando la mayoría de los estadounidenses no han tenido un aumento en 15 años. Él no quiere aumentar el salario mínimo. Piensa que la igualdad salarial para la mujer no es un problema. Es alguien que vive en un ambiente muy protector. No creo que conozca muchas personas fuera de esa burbuja en que se encuentra. Pero es peligroso y tenemos que derrotarlo, y necesito la ayuda de su audiencia y los votantes aquí en California para hacerlo.

Temas Relacionados
Hillary Clinton

Comentarios