Calderón apoya a Zavala

El ex presidente ve inequidad en contienda electoral de Quintana Roo; "durante mi administración impedí que se diera mayor devastación de mangle y al mismo tiempo, que se hiciera un desarrollo posible" en Tajamar, asegura

Fotografía de Adriana Varillas
Nación 10/04/2016 01:55 Adriana Varillas / corresponsal Cancún Actualizada 03:18

Ante universitarios de Cancún, el ex presidente de México, Felipe Calderón, justificó hoy sus acciones como mandatario para enfrentar que llamó “la tormenta perfecta”; sorteó el breve embate de un ciudadano que le gritó “asesino”; recitó el poema de “No te salves” de Mario Benedetti, criticó que los medios locales sólo dan espacio en sus portadas al candidato del PRI a la gubernatura de Quintana Roo y respaldó las aspiraciones presidenciales de su esposa, Margarita Zavala.

“Puedo venir aquí y decirles lo que pienso, creo y pedirles a ustedes que sueñen y que luchen. Sí, a lo mejor yo debo estar callado, quieto, prudente y además, hay alguien que creo, tiene, en este momento, sueños, incluso más poderosos que los mios; que tiene ideales incluso más poderosos que los que yo tuve.

“Que tiene una fe muy fuerte, más que la mia; que tiene un cariño enorme, mas del que yo pude tener por mucha gente; que tiene un liderazgo y creo que tiene que transformar a México y además legalmente puede hacerlo, yo ya no puedo, ya tengo prohibido ese asunto y tengo que apoyar incluso con mi propia discreción a quien tiene que ejercer ese liderazgo de cambiar a México y se llama: Margarita Zavala”, expresó el ex mandatario.

Ante un promedio de dos mil 500 asistentes, en su mayoría estudiantes de la Universidad Anáhuac, organizadora del evento “Gente Nueva Cancún… Haz que Trascienda”, Calderón Hinojosa criticó la inequidad en que se desarrolla la contienda electoral en el estado.

“Veo en México algunas realidades y me duelen mucho. Por ejemplo en Quintana Roo veo que a pesar de que estamos en pleno Siglo XXI, me duele enormemente que no aparezca mas que un candidato en los periódicos (…) no se me hace democrático”, comentó.

A minutos de comenzar, el ex mandatario federal vio surgir de entre los asistentes a José Alberto Pech, que a nombre de la Coordinadora Nacional de Padres, Madres y Tutores en Defensa de la Nación, lo increpó por la muerte de miles de mexicanos durante su sexenio.

Con gritos de “fuera, fuera, fuera”, las y los asistentes se volcaron contra el activista, quien intentaba hacerse escuchar e increpaba al ex mandatario, hasta que fue sometido por el equipo de seguridad, que lo sacó del salón del Centro de Convenciones, ubicado en la zona turística.

Pasado el episodio, el ex diputado federal y ex presidente del Partido Acción Nacional (PAN), hizo un recuento de por qué inició en la política, motivado por la idea de transformar la realidad del país, que no había vivido la alternancia democrática; recordó que en el 2006, no era el favorito del entonces presidente de la República, Vicente Fox, para sucederlo en el poder.

Mencionó “la soberbia” o el “gran error de cálculo” que llevó a su oponente, Andrés Manuel López Obrador, a no presentarse a un debate programado entre candidatos, lo cual influyó en que las encuestas que favorecían al tabasqueño, se revirtieran y evocó la manera en que tuvo que presentarse ante el Congreso de la Unión a rendir protesta como Presidente, en medio de ánimos crispados, amenazas, protestas y operativos de seguridad extrema.

Al asumir el cargo, se topó con “la tormenta perfecta”, sumatoria de eventos económicos, políticos, de seguridad, ambientales y de salud.

El crimen organizado se había apoderado de varios territorios del país con la complicidad de algunos gobernadores y presidentes municipales y decidió enfrentar a los cárteles de la droga pese a los “costos políticos”, el daño a su propia imagen y las miles de pérdidas humanas que, atajó, “no fueron causadas por el gobierno, sino por la disputa brutal de estos grupos, por el territorio”.

“¿Qué es lo que podía hacer un presidente de la República ante ese problema? ¿Hacer lo que siempre se hace? ¿Darle la espalda a la gente? ¿Hacerse tonto y pensar que aquí no pasa nada? ¿No hacer nada?... ¡Por supuesto que no, muchachos!

“Cualquiera que sea la circunstancia que se tenga que enfrentar en la vida, si tu deber te ordena hacer el bien y lo correcto, tienes que hacer el bien y mi deber ¿cuál era? Así lo entendí entonces y así lo entiendo ahora todavía, mi deber era defender a la sociedad y combatir a los criminales”, manifestó, seguido de aplausos.

Habló de la crisis económica y del brote de influenza humana que motivó el despliegue de una estrategia ampliamente criticada, pero que frenó la expansión del virus.

“No te salves”

En algún punto de su exposición, Calderón manifestó que al terminar su sexenio, originalmente pensó “pasármela campechanamente”; pero no ha podido. Compartió que la mañana de hoy recordó que cuando en 2004 renunció a la Secretaría de Energía, un amigo suyo le aconsejó: “No te salves”, con referencia al poema de Mario Benedetti, que luego fue musicalizado por Mexicanto, con referencia al mal momento anímico en el que se encontraba.

“No te quedes inmóvil al borde del camino, no congeles el júbilo, no quieras con desgana; no te salves ahora ni nunca, no te salves (…)”, recitó parcialmente el ex presidente.

Recomendó a las y los universitarios que ante cualquier evento de la vida, se tiene que hacer lo correcto; los instó a cumplir “el deber moral que todos tenemos con México” e insistió en que la clave del éxito está en encontrarle un sentido a la vida, en encontrar una causa por la cual luchar, un propósito que permita ir más allá de sólo contemplar un sueño y que implica esforzarse por hacerlo realidad.

Los  exhortó a involucrarse en la política y a ponerla en práctica, “pero no política barata (…) sino política con principios (…) crean en algo que le puedan dejar a los que vienen atrás; denle razón de ser a su existencia (…) a México le hace falta que los ciudadanos hagan política con principios” y les invitó a “transformar la realidad”.

Tajamar

En entrevista, el político, que anoche se reunió con el candidato del PAN-PRD a la gubernatura, Carlos Joaquín, respondió que durante su sexenio se respetaron 24 hectáreas de manglares en “Malecón Tajamar”, de las cuales, 23 fueron removidas el 16 y 17 de enero pasado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Reiteró que no fue él quien emitió la autorización de impacto ambiental en julio de 2005, pero omitió reconocer que ese permiso dio pie a la emisión –ya en su sexenio- del cambio de uso de suelo en terrenos forestales para el desarrollo del polígono, en febrero del 2006, así como de las modificaciones al proyecto y las prórrogas correspondientes, en 2008.

“Cuando llegué a la presidencia estaban muy avanzadas esas obras; en mayo (2007), cuando ya estaba hecho el Malecón, lo que hice ahí fue inmediatamente despedir a los funcionarios (Rafael Muñoz Berzunza, delegado de la Semarnat) que habían hecho esa acción y prohibí que se quitara cualquier árbol de mangle.

“Durante mi administración impedí que se diera mayor devastación de mangle y al mismo tiempo, que se hiciera un desarrollo posible. La autorización incluía 24 hectáreas de mangle, de las cuales fueron removidas 23, en enero de este años”, declaró.

Visita de Fox

Vicente Fox Quesada celebró este fin de semana en Cancún el cumpleaños 63 de su esposa Marta Sahagún, momento que compartió con sus seguidores en Twitter, donde además reiteró su rechazo al magnate estadounidense Donald Trump.

Para documentar su visita, el ex mandatario mexicano durante el período 2000-2006, compartió además en redes sociales una fotografía de Marta Sahagún en un restaurante de la zona hotelera, sin que se especificara el lugar.

Con información de Notimex

ml

Comentarios