Norcorea, tema principal de la cumbre nuclear

Buscan evitar que el EI acceda a armas de este tipo; más de 50 naciones participan; Rusia rechaza asistir

El presidente estadounidense, Barack Obama (izq.) y su par chino, Xi Jinping (enfrente), en la Cumbre de Seguridad Nuclear, ayer, en Washington. La jornada principal del encuentro será hoy (KEVIN LAMARQUE. REUTERS)
Mundo 01/04/2016 01:55 Agencias Washington Actualizada 01:55
Guardando favorito...

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reforzó ayer con varios de sus homólogos asiáticos, entre ellos el mandatario chino, Xi Jinping, la unidad frente a las recientes amenazas de Corea del Norte, con un llamado a que se hagan cumplir las últimas sanciones impuestas por la ONU al régimen norcoreano.

Con una cena de bienvenida en la Casa Blanca, el mandatario estadounidense inauguró anoche la IV Cumbre de Seguridad Nuclear, en la que se espera también que los líderes mundiales conversen sobre medidas para evitar que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) acceda a los materiales nucleares que varios países albergan para su uso civil o militar.

Ayer, Obama mantuvo primero un encuentro a tres bandas con su homóloga de Corea del Sur, Park Geun-hye, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, al que siguió una reunión bilateral con Xi.

Según Obama, durante su reunión con Abe y Park se acordó que los tres países evalúen en las próximas semanas y meses “pasos adicionales” para “restaurar un sentido de estabilidad y paz en la región”.

Más tarde, durante el encuentro bilateral que Obama sostuvo con Xi, el presidente de EU indicó que su país y China pueden “profundizar” su cooperación en materia nuclear, “en particular contra el contrabando”. Mientras, Xi destacó que los dos países han mantenido una “comunicación y coordinación efectiva” en lo relativo a la amenaza nuclear norcoreana.

Rusia decidió no acudir porque sintió que hubo “falta de cooperación a la hora de elaborar la agenda”.

Incidente con comitiva turca. El personal de seguridad del presidente turco Recep Tayyip Erdogan se enfrentó ayer con manifestantes y periodistas en Washington, donde el mandatario daba un discurso, lo que desató la condena de la Casa Blanca y organizaciones de periodistas. Según la revista Foreign Policy, un periodista fue removido por la seguridad turca, otro recibió un puntapié y un tercero fue arrojado al piso.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios