Violencia frena desarrollo, dicen

Asociación civil reúne a habitantes de Tláhuac, Milpa Alta y Xochimilco

Habitantes de Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta atendieron un informe de actividades de la asociación civil Caminemos Juntos por un Fin Común (CRISTOPHER ROGEL BLANQUET. EL UNIVERSAL)
Metrópoli 28/08/2016 01:12 Gerardo Suárez Actualizada 09:21
Guardando favorito...

[email protected]

La pobreza y la violencia intrafamiliar son los problemas que más afectan el desarrollo de los habitantes de las delegaciones Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta, afirmó Patricia Olvera, presidenta de la asociación civil Caminemos Juntos por un Fin Común.

Para atender esta situación, Olvera Martínez dijo que se requiere la aplicación de programas sociales de los gobiernos, pero también la participación de la sociedad organizada.

“Nos damos cuenta que la violencia intrafamiliar no sólo a mujeres, sino a niños y adultos mayores, permea en estos territorios porque las condiciones económicas no les permiten acceder a algo más”, expresó luego de rendir el primer informe de actividades de la organización que dirige.

Acompañada de representantes de diversas secretarías e instituciones del gobierno federal, la habitante de Tláhuac recordó que su trabajo social inició en 2014 con cursos para el autoempleo de mujeres víctimas de violencia, quienes aprendieron a aplicar uñas de acrílico.

En la explanada del pueblo de Tulyehualco, en Xochimilco, agregó que ese mismo año, con ayuda de la secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), 565 vecinos de esa demarcación entraron a un programa de empleo temporal, lo mismo que en 2015, en este caso para laborar en la repartición de pantallas para atender el apagón analógico.

Durante el evento, se realizó junto con Luis Jácome, representante del Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA), la entrega simbólica de certificados de primaria y secundaria a algunas de las 115 personas que hicieron este año su examen de conocimientos con apoyo de la asociación.

Jácome dijo que en Xochimilco hay 73 mil personas con rezago educativo, lo que equivale a dos de cada 10 personas, misma proporción que en Tláhuac.

Jorge Wolpert, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), comentó que se buscará aplicar en estas zonas los programas de construcción de cuarto adicional y de subsidio al suelo para producir vivienda social.

Patricia Olvera expresó que ha tocado las puertas del gobierno capitalino para atraer la aplicación de diversos programas sociales pero “no creen en nuestro proyecto”.

Olvera comentó que su informe de actividades fue una forma de rendir cuentas, pues así lo exige la sociedad.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios