Billy elogia nueva cara del Cruz Azul

El presidente celeste destaca la comunión entre Peláez y Caixinha

“Billy” Álvarez elogia nueva cara del Cruz Azul
La directiva de La Máquina está ilusionada por llegar a otra final de Copa, hoy ante el Monterrey. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Universal Deportes 31/10/2018 01:35 Christian Mendoza Actualizada 01:19

[email protected]

El hambre por trascender y el compromiso hacia la afición hicieron que el Cruz Azul vea la Copa MX con la misma importancia que mira a la Liga, aseguró su presidente Guillermo Álvarez.

“Cuando tienes la meta de tomar con seriedad todos los torneos, hay todo tipo de presiones”, explicó el directivo, previo a la final copera ante los Rayados.

Es un Cruz Azul diferente al de las últimas campañas, tanto que perfila a los cementeros, no sólo a ser favoritos de llevarse la Copa, sino el torneo de Liga, donde marchan en tercer lugar. Pero, ¿cómo se dio ese salto de calidad? Primero, Billy Álvarez lo atribuyó al trabajo entre Ricardo Peláez, director deportivo, y Pedro Caixinha, entrenador.

“Es un gran acoplamiento el que tienen, como las duplas en el terreno de juego, son importantes las parejas. Pero, en este caso es de técnico con director deportivo”, presumió. “Me agrada que gane el equipo, pero no sólo se trata de jugar bonito, sino de demostrar garra, espíritu y entrega en la pelota dividida. Y cuando un compañero pierde el balón, otro busca recuperarlo y ser solidario. Saben que aquí ganamos y perdemos todos“.

De repetir el título copero, como en el Clausura 2013, el presidente de La Máquina no dudaría en darle crédito a los fanáticos, que llevan esperando 20 años la de Liga. La novena estrella.

“Será un aliciente, pero para nuestra afición debe ser una recompensa, un premio por el esfuerzo en cada torneo, a veces no se logran, pero tenemos el apoyo de una afición muy leal. Hay fechas que hacen diferencia, como la final perdida dramáticamente de 2013 [contra América], la mayoría del plantel se sintió anímicamente, de ahí se derivaron seis Liguillas sin clasificar”.

De ganar la Copa, mas no la Liga, Álvarez preferiría no premeditar el valor de cada competición. “Vamos a pensar ahorita en este evento [la final de Copa] como lo más significativo, después en lo que puede llegar a ser una Liguilla y disputar los cuartos, semis y una final, pero no hay que adelantarnos. Esperaremos a lo que suceda, no nos vaya a pasar como en la final 94-95, que teníamos ya preparada una comida para festejar la final contra Necaxa, y fuimos de todas formas a la comida, aunque la digestión no fue muy buena”, ironizó.

Cómodos en el Azteca. Con los buenos resultados como locales, en el Coloso de Santa Úrsula, en Cruz Azul evitan discutir del proyecto del nuevo estadio cementero. Gozan su estado de gracia. “Ahorita estamos enfocados en darle gusto a nuestra afición, a disfrutar la invitación que se nos hizo para venir al Azteca hace siete años, iniciamos las pláticas hace dos años”, puntualizó Guillermo Álvarez. “Se motivó el plantel con el cambio de sede”.