Placer de connoisseur

Tan prestigiosa como desconocida, L. Leroy es la clase de manufactura que encandila a los más exigentes.

L. Leroy Osmior Tourbillon Regulator Automático
L. Leroy Osmior Tourbillon Regulator Automático
Tiempo de relojes 01/12/2021 14:42 Andrés Moreno Ciudad de Mexico Actualizada 10:54
Guardando favorito...

Tan prestigiosa como desconocida, Leroy es la clase de manufactura que encandila a los más exigentes. Pocas firmas pueden rivalizar con su dispositivo antigravedad del L. Leroy Osmior Tourbillon Regulator Automático. Aquí tenemos una historia con final feliz. Miguel Rodríguez, presidente y fundador de Festina Group, hace años que albergaba el deseo de convertir su grupo en todo un líder dentro del sector. El proyecto ha ido construyéndose poco a poco. Primero, la conocida firma que da nombre al conglomerado. Más tarde vinieron casas del prestigio de Perrelet y una sólida infraestructura productiva con el fabricante Soprod como buque insignia. Le faltaba un gran nombre de alta relojería y lo encontró en Leroy.

Son muchos los que se preguntan cuáles son los orígenes de esta firma. Entonces viene la sorpresa al descubrir que estamos ante uno de los sellos de mayor raigambre de la relojería europea. La saga comienza con Basile Charles Le Roy, un joven relojero afincado en París que en 1785 funda su propio taller. Basile y sus descendientes pronto se convertirían en los relojeros más reputados de la ciudad, en clara competencia con el archiconocido Abraham-Louis Breguet. En las próximas décadas, Leroy se consolidaría en el mercado europeo con uno de los mejores fabricantes de cronómetros marinos, fama que mantuvo hasta bien entrado el siglo XX. Fue dicha fama la que llevó a Miguel Rodríguez a adquirir la firma en 2004 para convertirla en el nombre de más prestigio de su grupo relojero.

ll104_1.jpg

L. Leroy ha mantenido el perfil discreto que siempre ha caracterizado a su propietario. Un trabajo en silencio que, sin embargo, se ha materializado en productos de muy alto nivel. El emblema de la colección es Osmior Tourbillon Regulador Automático, del cual la firma ha lanzado varias versiones hasta la fecha. De aspecto muy clásico, destaca por la sobriedad, sin un elemento superfluo que desentone. La disposición reguladora recuerda el origen de la firma como fabricante de cronómetros marinos. Toda nuestra atención se dirige hacia el movimiento.

El grupo es propietario del centro de producción Manufacture Horlogère Vallée de Joux. Este calibre destaca por su tourbillon de grandes dimensiones con escape de silicio y espiral de doble cuerpo. Posee el certificado oficial de cronometría, otorgado por el Observatorio de Besançon en Francia. El valor de una firma histórica afortunadamente rescatada.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones