You are here

2019-01-11
Moisés Cortés, en medio del fastidio, con hambre y frío, estuvo a punto de liarse a golpes para que nadie le arrebatara su lugar en la fila y así obtener un poco de gasolina