2017-09-25
Los patrones que no acaten las restricciones en los centros laborales que fueron afectados por el sismo podrían alcanzar una multa de hasta 500 salarios mínimos e incluso podrían ser sometidos a una sanción penal, de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social